Vivir en pareja: consejos para controlar los gastos mensuales

6 min de lectura

Empezar a vivir en pareja es emocionante: empieza una nueva etapa en vuestra relación sentimental. Sin embargo, unificar las cuentas con tu pareja puede ser complicado, así que poner de tu parte para que esta nueva etapa sea menos estresante te resultará muy útil. Dedicar unos momentos a centrarte en los costes prácticos de la convivencia en pareja hará que luego tengas más tiempo para las cosas divertidas, como elegir la decoración o el lado de la cama que prefieres. Empezar con un diálogo abierto y honesto te sitúa en buena posición para afrontar el gran momento y, tanto tu relación como tus finanzas, estarán mejor preparadas. Así que, si estás a punto para dar el paso, echa un vistazo a nuestros consejos para averiguar cuál es el coste real de vivir en pareja y prepárate para convivir en armonía.

Haz una lista con los gastos mensuales de tu casa

Vivir por tu cuenta te permitía hacer las cosas a tu manera, podías ahorrar o fundirte la nómina, y solo dependía de ti. Pero claro, al vivir en pareja, hay que tener en cuenta cómo se organizan los gastos la otra persona. Los gastos mensuales medios de cada pareja son distintos, sobre todo si la unidad familiar incluye niños o mascotas. Empieza por hacer una lista de los gastos mensuales de tu casa, que luego podrás usar para elaborar un presupuesto familiar. Es buena idea que lleves un seguimiento de tus gastos durante un mes o dos, anotes las compras, revises los extractos bancarios y guardes todos los recibos para saber en qué gastas el dinero. Asegúrate de incluirlos todos, aunque te parezcan gastos menores. No trates de maquillar la realidad: ¡el café de por la mañana también cuenta!

Una vez que tengas claros tus gastos, puedes desglosarlos en categorías sencillas para entender mejor cómo distribuyes tus ingresos mensuales. En función de tus prioridades mensuales, tal vez convenga incluir una categoría de comida para llevar, noches de bares o tu tienda favorita de artículos del hogar.

El coste de la vida ocupa el primer lugar y supondrá la gran mayoría de los gastos. Puedes desglosarlos del modo siguiente:

  • Vivienda: hipoteca o alquiler 

  • Transporte: abonos de transporte público o gastos del coche

  • Suministros e impuestos: impuestos locales, facturas de agua, luz, etc.

  • Alimentación y productos de higiene

  • Facturas de teléfono e internet

  • Pólizas de seguro y costes médicos

  • Cuidado de niños y mascotas

Una vez que tengas las necesidades cubiertas, piensa en tus aficiones y hábitos de compra:

  • Forma física: cuota del gimnasio y coste de las clases

  • Ropa: marcas de diseñadores, moda rápida o productos sostenibles

  • Ocio y espectáculos: restaurantes, conciertos, salidas al teatro, al cine, etc.

  • Hogar e interiores: mobiliario, decoración, plantas

  • Vacaciones: tiempo libre en casa, escapadas a la ciudad o viajes de 5 estrellas

Una vez que hayas puesto por escrito tus gastos (siendo realista), es hora de anotar los objetivos de ahorro. Como pareja, habréis hablado de vuestras ambiciones futuras, como tomaros un año sabático, abrir un negocio juntos o mudaros a una vivienda más espaciosa. Para alcanzar estos objetivos tendréis que establecer prioridades y metas de ahorro mensuales.  

Cuando ambos hayáis creado vuestra lista de gastos, tendréis una visión general de los pagos mensuales. Tal vez te sorprenda lo que puedes llegar a gastar en determinadas categorías (ay, esos cojines tan cómodos), por lo que es buen momento para decidir de forma consciente dónde recortar ahora que vas a vivir en pareja. 

Si tienes deudas acumuladas en tu tarjeta de crédito, es importante que vayas saldándola mes a mes, ya que, de lo contrario, tu solvencia podría verse afectada y podrías tener dificultades a la hora de pedir un préstamo en el futuro. Como mínimo, aparta dinero para pagar la deuda, aunque lo ideal sería que te propusieras pagar una parte todos los meses. 

La pareja que paga unida se mantiene unida: aprende a hacer un presupuesto familiar

Ahora que ya sabes cuáles son los gastos mensuales de tu casa, elabora junto con tu pareja un presupuesto familiar para vuestro nuevo hogar. Al planificar tu presupuesto, ten en cuenta que tus hábitos de compra, tu actitud respecto al dinero y tus circunstancias personales pueden ser diferentes de los de tu pareja. Decidid de antemano si dividiréis los gastos a partes iguales o en función de los ingresos de cada uno. Luego podréis determinar qué gastos vais a compartir y acordar el importe que pondrá cada uno.

Una regla general muy útil a la hora de asignar los fondos disponibles es el reparto 50-30-20, que consiste en asignar el 50 % a cubrir las necesidades básicas, el 30 % al consumo personal y el 20 % a los ahorros. Por tanto, si en tu lista de gastos abundan los caprichos y escasean los ahorros, es hora de que te replantees tus prioridades.

Usar una hoja de Excel y apps para el control de gastos es un buen sistema que te permite vigilar de cerca tu dinero, ya que detallan tus gastos con la máxima transparencia y te ayudan a ahorrar. Ya sea porque quieres recibir notificaciones para avisarte cuando gastas en exceso, estrategias para ayudarte a saldar las deudas o simplemente un punto de referencia para consultar periódicamente tu situación financiera en tiempo real, todas las aplicaciones para planificar los presupuestos familiares ofrecen funciones que te pueden ser de utilidad. Echa un vistazo a nuestra lista de las mejores apps de control de gastos

Recuerda que este es tan solo un punto de partida para tu economía en el que tendrás que profundizar una vez que inicies tu nueva vida, ya que controlar tus gastos requiere un cierto cuidado. Es buena idea que anotes los días de cobro (¡por fin me han ingresado la nómina!) en tu calendario, que revises periódicamente tus gastos mensuales y que optimices el presupuesto familiar en consecuencia. 

Así que, ahora que tu pareja y tú disponéis de un plan infalible para mantener el dinero bajo control, es hora de que os vayáis a vivir bajo el mismo techo. Con la lista de gastos mensuales y una hoja de Excel para gestionar los ingresos y gastos gratis, tendrás una cosa menos en la que pensar. ¡Y a disfrutar de la vida de tortolitos!


Tu dinero en N26

Las personas que siempre han vivido solas tienen que replantearse muchas cosas la hora de iniciar la convivencia en pareja, incluida la forma de compartir gastos. Con la cuenta bancaria N26 Smart puedes controlar tu dinero con la ayuda de Estadísticas, un desglose categorizado de tus gastos para facilitarte el seguimiento de los pagos mensuales. 

Ahora que sabes cuánto quieres ahorrar cada mes, los Espacios de N26 te ofrecen hasta 10 subcuentas para que guardes tus ahorros o pongas a un lado tu parte de las facturas, según el tipo de cuenta que elijas. Establecer objetivos específicos para cada espacio os ayudará a centraros en un fin común. También es posible configurar Reglas automáticas para hacer transferencias desde la cuenta principal de forma puntual o periódica. Y lo que es mejor aún, podéis crear Espacios compartidos para gestionar vuestros gastos comunes del día a día. Un espacio compartido es una subcuenta donde ambos podéis añadir y sacar dinero en cualquier momento y en cuestión de segundos. Si uno de los dos hace la compra en el supermercado, después solo tiene que darle al botón de Pagar desde un espacio en los detalles de la transacción desde su app N26, y transferirse la cantidad exacta desde el fondo común: vuestro espacio compartido.

¿De qué se habla antes de iniciar la convivencia en pareja?

Si has decidido irte a vivir con tu pareja, es importante que habléis de forma abierta y honesta sobre vuestros hábitos de gasto actuales y que toméis una decisión de mutuo acuerdo sobre el alquiler que podéis pagar como máximo entre los dos. Si hay una diferencia notable entre lo que gana tu pareja y lo que ingresas tú, tenéis que ver si sería mejor repartiros el alquiler y las facturas de forma proporcional. Para muchas parejas esta es la opción más justa.

¿Cómo se hace un presupuesto familiar?

En internet hay infinidad de recursos disponibles, de modo que no tienes que crear un presupuesto familiar desde cero. Consulta nuestra guía detallada para planificar tu presupuesto, donde podrás descargar hojas de Excel para el control de ingresos y gastos gratis, ejemplos de presupuestos familiares o apps de control de gastos para llevar tus cuentas fácilmente.

¿Cuánto se debe ahorrar al mes?

La posibilidad de ahorrar es diferente para cada persona, ya que depende de sus circunstancias personales, aunque existen varios criterios que pueden serte útiles. Por ejemplo, la regla 50-30-20, que consiste en asignar el 50 % de tus ingresos a gastos necesarios, como el pago del alquiler y las facturas, el 30 % al consumo asociado a tu estilo de vida, como vacaciones y salidas nocturnas, y el 20 % restante al ahorro. Si tienes un poco de disciplina y apartas el 20 % para ahorrar, pronto dispondrás de una buena cantidad que podrás destinar a proyectos futuros, o que te ayudará a salir al paso si surge algún imprevisto.

¿Qué se incluye en los gastos mensuales?

Normalmente, los gastos mensuales pueden clasificarse en tres categorías:

  1. Costes esenciales: facturas de suministros, alimentación, transporte, seguros, cuidado de niños, impuestos locales, etc.
  2. Costes de ocio: restaurantes, salidas, vacaciones, ropa, cuotas de gimnasio, lujos, etc.
  3. Ahorros y deudas: adeudos directos, matrículas universitarias, inversiones, tarjetas de crédito, préstamos, etc.

Haz una lista de todo lo que gastas y desglósalo en estas categorías. Revisar tu cuenta bancaria te permitirá comprender tus gastos.

¿Cómo se hace un Excel de gastos mensuales?

En primer lugar, debes saber qué parte de tus ingresos gastas cada mes y en qué. Una vez que hayas desglosado los gastos, podrás ver fácilmente qué importe debes apartar para pagarlos sin problemas. Si la cifra te parece alta, algunas recomendaciones sencillas para aligerarlos son bajar la calefacción, encender la caldera solo cuando la utilices y hacer la compra en supermercados más económicos.

Por N26

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen

¿Cuánto se cobra de paro y cómo calcularlo?

Todo lo que necesitas saber sobre la prestación de desempleo.

mujer con una máscara de compra de frutas en un supermercado.

Cómo ahorrar dinero en el súper: consejos para exprimir cada céntimo en la compra

Un presupuesto fijo para las compras puede ahorrarte miles de euros anuales. A continuación te explicamos cómo.

Phone screen with apps.

9 apps para controlar tus gastos y sacar el máximo partido a tu dinero

¿Cuáles son las mejores apps gratuitas para controlar tus gastos y gestionar tus finanzas personales? Sigue leyendo para averiguarlo.