Pie Chart.

La regla 50 30 20: cómo ahorrar más y derrochar menos

¿Odias todas esas herramientas de administración tan complejas? Prueba la famosa y sencilla regla de ahorro 50 30 20 para organizar tu dinero y crear un presupuesto.

8 min de lectura

Levanta la mano si alguna vez te has descargado una app de administración con la sana intención de controlar sus gastos y, al final, la has abandonado al tercer día. ¿Has levantado la mano?

Administrarte y gestionar tus finanzas es importante, pero no hace falta calentarse tanto la cabeza ni dedicarle un tiempo excesivo. De hecho, las suelen ser las más sencillas.

La regla 50 30 20 es un método sencillo y eficaz que te dice exactamente cuánto debes destinar a tus ahorros y tus gastos vitales cada mes. Si te haces una idea clara de tu presupuesto general para todo el mes, serás capaz de decir adiós al derroche y generar unos ahorros sólidos sin necesidad de tomar nota de todas y cada una de tus transacciones.

¿Quieres crear un presupuesto realista que puedas cumplir en la práctica? Sigue leyendo.

Espacios de N26

Organiza tu dinero en subcuentas y establece objetivos de ahorro, además de protegerlo.
Descubre cómo ahorrar con subcuentas
Diferentes espacios N26 para ahorrar dinero.

¿Qué es la regla 50 30 20?

La regla 50 30 20 es un método de administración que te ayudará a con eficacia, de manera sencilla y duradera. Esta regla básica consiste en dividir tus ingresos mensuales netos en tres categorías de gasto: un 50 % para tus necesidades, un 30 % para tus caprichos y un 20 % para tus ahorros (o para amortizar tus deudas).

Si equilibras tus gastos de forma consistente en estos tres ámbitos de gasto principales, serás más consciente de tus hábitos de gasto y dirás adiós al derroche. Además, como solo tendrás que fijarte en estas tres categorías principales, te evitarás el tiempo y el estrés que acarrea tener que realizar un seguimiento de cada uno de tus gastos. Si te ciñes a la regla 50 30 20, te resultará más sencillo mantener el rumbo hacia tu objetivo financiero, ya sea ahorrar para posibles imprevistos o amortizar tus deudas.

¿A quién se le ocurrió la regla 50 30 20?

La regla 50 30 20 tiene su origen en el libro «All Your Worth: The Ultimate Lifetime Money Plan», de Elizabeth Warren, experta en insolvencia de la Universidad de Harvard y senadora de EE. UU., y su hija, Amelia Warren Tyagi.

Basándose en más de 20 años de investigación, Warren y Tyagi te dan exactamente lo que necesitas: un método para controlar tus finanzas sin necesidad de seguir un presupuesto complejo. Lo único que tienes que hacer es equilibrar tu dinero entre tus necesidades, caprichos y ahorros empleando la regla 50 30 20.

¿Cómo funciona la regla 50 30 20?

La regla 50 30 20 simplifica la administración financiera dividiendo tus ingresos netos en tres categorías de gasto: necesidades, caprichos y ahorro o deuda.

Cuando sepas exactamente cuánto debes gastar en cada categoría, te resultará más fácil ceñirte a tu presupuesto y controlar tus gastos. Así es tu presupuesto cuando utilizas la regla 50 30 20:

Dedica el 50 % de tu dinero a las necesidades

En términos sencillos, las necesidades son los gastos que no puedes evitar: son todos los productos y servicios esenciales de los que no puedes prescindir. El 50 % de tus ingresos netos deben cubrir tus gastos más necesarios.

Las necesidades incluyen:

  • el alquiler;
  • las facturas de la luz y el gas;
  • el transporte;
  • los seguros (médico, de vehículos, de mascotas);
  • las amortizaciones mínimas de tus deudas;
  • las compras básicas.

Por ejemplo, si tus ingresos netos ascienden a 2000 €, deberás destinar 1000 € a tus necesidades. Aunque este presupuesto puede variar dependiendo de la situación de cada persona, si tus gastos en necesidades superan con creces el 50 % de tus ingresos netos, Warren te propone algunos cambios que mejorarán el estado de salud de tus finanzas. Por ejemplo, puedes cambiar de proveedor de electricidad o incluso buscar un piso más barato.

Destina el 30 % de tu dinero a los caprichos

Ahora que el 50 % de tus ingresos netos ya se ha encargado de cubrir tus necesidades básicas, tienes que destinar el 30 % a tus caprichos. Por caprichos se entienden los gastos no esenciales: cosas en las que decides gastar dinero aunque podrías vivir perfectamente sin ellas.

Estas incluyen:

  • comer y cenar fuera;
  • comprar ropa;
  • irte de vacaciones;
  • la cuota del gimnasio;
  • los servicios de pago (Netflix, HBO, Amazon Prime);
  • las (cosas que no sean esenciales).

Basándonos en el ejemplo de antes, si tus ingresos netos ascienden a 2.000 €, puedes gastar 600 € en caprichos. Si descubres que estás gastando demasiado dinero en caprichos, te aconsejamos que recortes en algunos de ellos.

Seguir la regla 50 30 20 no significa dejar de disfrutar de la vida. Simplemente, se trata de ser más responsable con tu dinero detectando los ámbitos de tu presupuesto en los que estás derrochando sin necesidad. Si no tienes claro si algo es una necesidad o un capricho, pregúntate si podrías vivir sin ello. En caso afirmativo, se trata de un capricho, no de una necesidad.

Destina el 20 % de tu dinero a tus ahorros

Ahora que has gastado el 50 % de tus ingresos mensuales en tus necesidades y el 30 % en tus caprichos, puedes destinar el 20 % restante a tus objetivos de ahorro o a amortizar las deudas que tienes pendientes. Aunque las amortizaciones mínimas se consideran necesidades, las amortizaciones adicionales para reducir la deuda y los intereses se consideran ahorro.

Apartar siempre un 20 % de tu nómina mensual te ayudará a crear un plan de ahorro inteligente, como un , un plan financiero integral a largo plazo o incluso la entrada de una vivienda. Si cobras 2000 € netos todos los meses, puedes destinar 400 € a tus objetivos de ahorro. ¡En solo un año conseguirás ahorrar casi 5000 €!

Cuenta bancaria N26

La cuenta bancaria 100 % móvil sin comisiones ocultas, sin papeleos y llena de ventajas.
Abrir mi cuenta (pestaña nueva)
Una mano elevada que sostiene una tarjeta estándar N26 transparente.

Ahora que ya conocemos la teoría, veamos cómo poner en práctica la regla 50 30 20. Para ello, tendrás que aplicar los porcentajes 50 30 20 a tus ingresos y clasificar tus gastos. Te explicamos cómo:

1. Calcula tus ingresos netos

El primer paso para aplicar la regla de administración 50 30 20 es calcular tus ingresos netos. Si eres autónomo/a, tus ingresos netos son el dinero que ganas cada mes después de descontarle los gastos de tu actividad profesional y los impuestos.

Si eres asalariado y tienes una nómina estable, es mucho más fácil: solo tienes que ver cuánto dinero se ingresa en tu cada mes. Si en tu nómina se deducen automáticamente las contribuciones a la seguridad social, vuelve a sumarlas.

2. Clasifica los gastos del último mes

Para hacerte una idea real de tus gastos mensuales, necesitas saber cómo y dónde has gastado tus ingresos durante el último mes. Coge un extracto bancario de los últimos 30 días o utiliza la función Estadísticas de tu app N26, que clasifica automáticamente tus transacciones en categorías, como salario, alimentación y compras, ocio y entretenimiento, etc. 

Ahora, divide todos tus gastos en las tres categorías: necesidades, caprichos y ahorros. Recuerda que una necesidad es un gasto esencial sin el cual no puedes vivir, como el alquiler. Un capricho es un lujo del que puedes prescindir, como cenar en un restaurante. Y los ahorros son todas las amortizaciones de deuda, las contribuciones a la jubilación o el dinero que ahorras para un imprevisto.

3. Evalúa y ajusta tus gastos para adaptarlos a la regla 50 30 20

Ahora que ya sabes cuánto dinero destinas a tus necesidades, caprichos y ahorros cada mes, puedes empezar a ajustar tu presupuesto a la regla 50 30 20. Para ello, lo mejor es evaluar cuánto gastas cada mes en tus caprichos.

Según la regla 50 30 20, un capricho no tiene por qué ser ninguna extravagancia, sino, simplemente, un pequeño lujo que te das para disfrutar de la vida. Como recortar en tus necesidades puede ser una empresa ardua y compleja, lo mejor es decidir qué caprichos puedes recortar para que estos representen el 30 % de tus ingresos netos. Cuanto más reduzcas los gastos en caprichos, mayor será tu probabilidad de alcanzar tu objetivo de ahorro del 20 %.

Calculadora de la regla 50 30 20

Si quieres determinar estas cantidades fácilmente, te recomendamos que busques una calculadora de la regla 50 30 20. Tanto Nerdwallet como Moneyfit ofrecen calculadoras online que te muestran cuánto debes destinar a tus necesidades, caprichos y ahorros cada mes, basándose en tus ingresos netos.

Hoja de cálculo para la regla 50 30 20

Aunque una calculadora online te proporcionará una vista resumida de tu presupuesto ideal, una hoja de cálculo para la regla 50 30 20 también es una buena opción si quieres elaborar un presupuesto más exhaustivo. Los programas de hojas de cálculo, como Microsoft Excel, Google Sheets y Apple Numbers, ofrecen plantillas predeterminadas que te ayudarán a elaborar un presupuesto fácilmente. Encontrarás muchas hojas de cálculo gratuitas basadas en la regla 50 30 20 compatibles con el programa que utilices, que te ayudarán a alcanzar tus objetivos de ahorro.


Tu dinero en N26

Con N26, De hecho, gracias a las subcuentas de Espacios y a la funcionalidad para organizar ingresos, puedes configurar tu cuenta N26 para que, cada mes, el dinero que recibas se reparta automáticamente entre tus espacios; ya sea con la regla 50 30 20 o como tú elijas. Podrás acceder a tu dinero estés donde estés con tu 100 % móvil y recibirás notificaciones instantáneas para que nunca pierdas de vista tus finanzas. Es más, tus pueden ayudarte a vigilar de cerca tus objetivos de ahorro y, la función Estadísticas, clasificará tus gastos automáticamente para que no te salgas del presupuesto.

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen

Averigua qué trámites seguir y qué impuestos pagar para minar criptomonedas de forma segura y legal.

¿Acabas de llegar a Alemania? Te explicamos en qué consiste la puntuación crediticia y te ayudamos a conseguirla.

¿Quieres saber cómo, cuándo y cuánto hay que pagar por el IRPF? Hoy te lo explicamos.