Cómo gestionar los gastos del hogar

¿Se te va la mano con los gastos mensuales del hogar? Recupera el control de tus gastos gracias a nuestros consejos.

Tanto si vives solo, con una o varias personas como si llevas un hogar con niños, posiblemente los gastos de la casa constituyan la mayoría de los costes diarios. Y entre la compra, las facturas y el pago del alquiler o la hipoteca, encontrar formas de reducir gastos puede resultar complicado. Aun así, con un poco de disciplina y siguiendo algunos consejos de ahorro inteligentes, casi todo el mundo puede reducir gastos y destinar parte de ese dinero que tanto cuesta ganar a otros fines. Sigue leyendo para descubrir nuestros consejos para controlar los gastos del hogar.

Cómo organizarse con los gastos mensuales 

El promedio de gastos mensuales depende de muchos factores, como el lugar donde vivas, el número de miembros de la familia, la situación laboral, los gustos individuales y el estilo de vida. Sean cuales sean tus gastos a lo largo del mes, sigue estos pasos para ver en qué empleas tu dinero y qué posibilidades de ahorro tienes.

1. Controla tus gastos domésticos 

Hay gastos de la casa que de entrada pueden parecer insignificantes, pero que con el tiempo van sumando. Para hacerte una idea de adónde va tu dinero, empieza por apuntar tus gastos uno o dos meses. Toma nota de los pagos importantes, como el alquiler, el seguro y las facturas, así como del resto de gastos, como las compras y la comida para llevar. Esto te dará una visión general de cuánto gastas de media al mes. Si te parece demasiado esfuerzo, puedes abrir una cuenta bancaria que clasifique automáticamente los gastos; te ayudará a simplificar el proceso. 

2. Determina en qué puedes ahorrar

Una vez que sepas en qué gastas el dinero, te resultará más fácil analizar todos los factores. Reducir los gastos mensuales de una casa no es siempre realista, y a veces ni siquiera necesario. Sin embargo, si los observas atentamente, seguro que encuentras oportunidades de ahorro. Quizá haya proveedores de calefacción o internet que ofrezcan mejores tarifas que la que estás pagando actualmente. ¿Compras un café para llevar todos los días? En ese caso, puedes empezar a prepararlo en casa. Recuerda que 5 euros por aquí, 10 euros por allá, pueden parecer insignificantes, pero a lo largo de un año acaban sumando mucho. 

3. Establece unos objetivos de ahorro

Una vez que hayas determinado tus gastos domésticos, establece un plan de ahorro. Quizá estés pensando en mudarte o quieras invertir más dinero en tu plan de pensiones, o tal vez solo quieras poder irte de vacaciones. Como alternativa, puedes dividir tus ahorros en distintos objetivos con la ayuda de las funcionalidades de ahorro de N26. Si creas un objetivo de ahorro, te será mucho más fácil alcanzarlo. 

4. Da prioridad a saldar tus deudas

A la hora de determinar los gastos mensuales y las oportunidades de ahorro, siempre es importante dar prioridad al pago de las deudas cuando sea posible. Las deudas pueden representar una carga que genera un estrés y una ansiedad innecesarios. Recortar gastos cuando sea posible y destinar ese dinero a saldar tus deudas pendientes te permitirá reducir el coste de los intereses a largo plazo. 

5. Ahorra para las épocas de vacas flacas 

Pase lo que pase, siempre es buena idea tener un colchón financiero. Aunque sea algo en lo que la mayoría de nosotros no quiere pensar, a veces surgen imprevistos, como una avería o un despido. Estos sucesos nos caen como un jarro de agua fría, por lo que conviene tener un fondo de emergencia. ¿Cuánto deberías ahorrar? Muchos expertos coinciden en que la cantidad ideal sería la equivalente a los gastos de manutención habituales de tres meses.

Los mejores consejos para ahorrar

Tanto si quieres recortar gastos drásticamente como si simplemente quieres poner en orden tus finanzas, existen numerosas maneras de llevar un control de los gastos domésticos. Estas son las que más nos gustan: 

  • Usa apps y herramientas de control de gastos: las apps de control de gastos te permiten agilizar tus objetivos de ahorro al instante. Puede consistir en abrir una cuenta con un banco que envíe notificaciones push en tiempo real con cada transacción, establecer transferencias automáticas para objetivos específicos o registrar los gastos mensuales de tu casa de forma manual o en un app bancaria. ¿Necesitas ayuda para elegir la app adecuada? Descubre las apps de control de gastos que recomendamos aquí.

  • Pon en práctica la división 50/30/20: para los gastos domésticos, considera la proporción 50/30/20, en la que el 50 % de los fondos se destinan a lo esencial, el 30 % a la diversión y el ocio, y el 20 % restante al ahorro. Si hacer estos cálculos cada mes te parece demasiado engorroso, elige una cuenta bancaria con la que puedas crear subcuentas y transferencias automáticas. De esta manera, tu banco hará el trabajo duro mientras tú te dedicas a ahorrar. 

  • Replantéate tus gastos: si ya sabes dónde quieres recortar gastos, perfecto. De lo contrario, consulta el siguiente cuadro para obtener ideas sobre dónde y cómo recortar en los gastos de tu casa. 

Vivienda y suministros Busca proveedores de electricidad y calefacción que ofrezcan tarifas más bajas, y trata de usar menos agua y electricidad siempre que sea posible. Si necesitas reducir drásticamente tus gastos, plantéate compartir piso o subarrendar una parte de tu casa.
Comida Procura hacer la compra en el mercado para encontrar alimentos frescos y más baratos. Acostúmbrate a revisar la lista de la compra para identificar aquellos artículos innecesarios y limita las comidas fuera de casa.
Transporte Ve a pie o en bicicleta siempre que puedas, aunque tengas coche. Compra bonos mensuales o estacionales con descuento para los desplazamientos más largos, o comparte coche con tus compañeros de trabajo.
Deporte Si no utilizas la suscripción al gimnasio, cancélala y sal a correr o sigue clases gratuitas por internet.
Seguros Busca las mejores pólizas o infórmate de si hay cuentas bancarias que ofrezcan los paquetes que necesitas.
Compras Antes de comprar, piensa si realmente lo necesitas y visualiza tus objetivos de ahorro cuando tengas la tentación de derrochar.

Recuerda que un presupuesto no tiene por qué ser definitivo, siempre puedes adaptarlo según tu situación. La clave de cualquier estrategia de ahorro en el hogar es conseguir que se ajuste a ti y a tu bolsillo. 


Tu dinero en N26

Tanto si vives solo como si compartes casa, controlar tu presupuesto doméstico será más fácil con N26. Abre una cuenta N26 Smart en 8 minutos y clasifica automáticamente tus gastos con Estadísticas. Esta funcionalidad hace un seguimiento de tus gastos, incluidos los del hogar, para que siempre sepas adónde va tu dinero.

Para ahorrar sin complicaciones, nuestras cuentas premium ofrecen subcuentas con los Espacios de N26. Crea hasta 10 espacios y separa tu presupuesto mensual y tus otros objetivos de ahorro con toda facilidad. Establece un objetivo por espacio para no perder la perspectiva, y programa transferencias automáticas desde tu cuenta principal con la funcionalidad Reglas de Espacios. ¿Tienes que distribuir los gastos con tus compañeros de piso? Utiliza los Espacios Compartidos para gestionar el dinero y apartar dinero junto con el resto de la familia.

¿Cuáles son los gastos domésticos más comunes?

Los principales gastos del hogar son los de vivienda, comida, transporte, suministros, cuidado de niños y mascotas, pólizas de seguro, atención sanitaria, facturas de internet y teléfono, impuestos y amortización de préstamos o deudas. A esto hay que sumarle los gastos no esenciales, como la cuota del gimnasio, las compras, la decoración del hogar y el entretenimiento.

¿Cómo se pueden reducir los gastos de una casa?

Casi siempre hay algo en lo que se puede ahorrar. La clave está en examinar detenidamente en qué se gasta el dinero y plantearse dónde se puede reducir. Dependiendo de tu situación, puede significar ahorrar lo posible en comida y artículos del hogar, o hacer recortes más importantes, como cancelar la suscripción al gimnasio o mudarte a un piso o casa más pequeño.

¿Qué recursos pueden ayudar con los gastos y el ahorro en el hogar?

Hay muchas aplicaciones y herramientas digitales que facilitan el control de los gastos. Algunas cuentas bancarias incluyen funcionalidades de ahorro automático junto con la clasificación de los gastos, para que puedas ver lo que gastas cada mes y así automatizar tu plan de gastos. Por último, intenta utilizar la regla 50/30/20 para asignar un porcentaje de los fondos a las necesidades básicas, la diversión y el ahorro.

¿Por qué es importante que los gastos de una casa incluyan un fondo de ahorro para emergencias?

Cuando surge algún imprevisto, conviene disponer de un colchón. Contar con un fondo para imprevistos puede ayudarte a estar preparado en caso de que ocurra algo inesperado, como un gasto médico, una reparación urgente de la casa o un periodo de desempleo. Tener un dinero adicional reservado te dará tranquilidad, pues sabrás que estás cubierto pase lo que pase.

¿Qué herramientas de control de gastos ofrece N26 para los gastos domésticos?

N26 ofrece gran variedad de funcionalidades de ahorro y control de gastos que te ayudan a gestionar tus finanzas. Prueba las Estadísticas para obtener información sobre tus hábitos de gasto y recibe notificaciones push en tiempo real para estar siempre al tanto de lo que sucede en tu cuenta. Nuestras cuentas premium ofrecen subcuentas con Espacios, que te permiten organizar tus objetivos de ahorro. Haz un presupuesto con la familia, los amigos y los compañeros de piso mediante Espacios Compartidos, y aprovecha nuestras funcionalidades de Reglas o Redondeos para ahorrar en las transferencias periódicas.

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen