Cómo fijarse objetivos de ahorro realistas

¿Te frustras cuando ves que no cumples tus objetivos de ahorro? Te ofrecemos unas pautas para que te resulte más sencillo alcanzarlos.

8 min de lectura

Averiguar cómo ahorrar dinero cada mes puede aumentar enormemente las aportaciones a tus fondos de ahorro. Como todo en esta vida, lo más difícil es empezar. Pero cuando hayas encontrado los consejos y trucos que te funcionan, ahorrar se convertirá en una costumbre, en lugar de una obligación.

Sigue leyendo y descubre los secretos del ahorro mensual para mejorar tus finanzas a partir de hoy.

¿Cuánto dinero tengo que ahorrar cada mes?

Aunque decidir qué parte de tus ingresos debes ahorrar cada mes dependerá de tu estilo de vida, comprometerse con el ahorro es una cuestión de mentalidad. Pero, para mantener esa mentalidad, tienes que adoptar hábitos de ahorro que no supongan sacrificar las cosas que disfrutas.

Cuando hayas calculado tus ingresos, gastos y presupuestos de ahorro mensuales, es importante que te concedas un pequeño margen de maniobra para disfrutar de la vida, pero sin pasarse. Si te privas de demasiadas cosas, caerás en un fenómeno psicológico conocido como mentalidad del «todo o nada» y pondrás en peligro tus objetivos de ahorro.

Evita la mentalidad «todo o nada»

El pensamiento del «todo o nada» suele presentar dos caras diametralmente opuestas. En referencia al ahorro, esto supone que, o bien alcanzas o incluso excedes tus objetivos de ahorro, o no ahorras nada. Se trata de una experiencia que también comparten muchas personas que intentan seguir una dieta estricta. Si alcanzan su objetivo dietético ese día se dan por satisfechas, pero, en cuanto se desvían mínimamente, se dan un atracón de comida, ya que ahora el objetivo les parece imposible.

Por ello, cuando tus objetivos de ahorro son demasiado ambiciosos, te estás abocando al fracaso. Las veces que no logres alcanzar tu objetivo mensual, lo cual es inevitable, lo más probable es que tu plan de ahorro se vaya al traste. Tienes que cambiar de mentalidad: ¡ahorrar un solo euro al mes ya es mejor que nada!

Ya lo decía Aristóteles: «La virtud está en el término medio». Aplicado a este tema, significa que el truco consiste en encontrar un término medio en el que tus objetivos de ahorro sean exigentes, pero no imposibles; para no desanimarte si no los alcanzas un mes. Considera tus ahorros como una inversión a largo plazo para tu futuro. Aunque habrá contratiempos a lo largo del camino, toda aportación es mejor que no aportar nada.

La regla 50-30-20

Si buscas un presupuesto accesible y fácil de recordar, la regla 50-30-20 puede serte de gran ayuda. La regla 50-30-20 la creó la senadora estadounidense Elizabeth Warren cuando era catedrática de Derecho especializada en insolvencia. Consiste en dividir los gastos mensuales conforme a las siguientes reglas:

  • destinar el 50 % de tus ingresos brutos a tus necesidades; p. ej., alquiler, consumos, amortización de créditos;

  • destinar el 30 % a tus caprichos; p. ej., comer en restaurantes, gimnasio, vacaciones;

  • destinar el 20 % a tus ahorros.

¿Qué parte de mis ingresos debo ahorrar cada mes?

Según la regla 50-30-20, deberías ahorrar un 20 % de tus ingresos cada mes. Si tienes ingresos fijos y estables, una de las formas más inteligentes de hacerlo es automatizar tus gastos todos los meses. Esto supone enviar automáticamente un 20 % de tus ingresos mensuales a una cuenta especial de ahorro.

De este modo, evitarás que ese dinero esté disponible en tu cuenta bancaria hasta que lo transfieras manualmente a tu cuenta de ahorro y, por ende, reducirás la probabilidad de acabar gastándotelo.

¿Cuáles son los ahorros medios mensuales?

Según Eurostat, la media de ingresos mensuales netos de un ciudadano de la UE es de 1.473 €. Si aplicamos la regla 50-30-20 a esta cifra, obtenemos el siguiente desglose:

  • 736 € se destinan a las necesidades (es decir, el 50 % de los ingresos);

  • 441 € se destinan a los caprichos (es decir, el 30 % de los ingresos netos);

  • 294 € se destinan a los ahorros (es decir, un 20 % de los ingresos netos).

Según estas cifras, si la mayoría de ciudadanos de la UE siguiesen la regla 50-30-20, la media de ahorro mensual en Europa rondaría los 300 €, o sea, unos 3.500 € anuales. Para mucha gente, este dinero constituye un fondo para emergencias considerable, o una aportación nada desdeñable a la amortización de sus deudas pendientes.

N26 Smart: Ahorra y gasta a tu manera

Descubre N26 Smart, el nuevo plan premium con todas las herramientas que necesitas para tener hasta el último céntimo de tu cuenta bajo control.
Más información
Smart Hero (ALL EU) Text/Media Intro.

Consejos para ahorrar dinero cada mes

Ahora que ya te has hecho una idea de cuánto dinero debes apartar cada mes, te ofrecemos unos cuantos consejos para que lo consigas. Pero recuerda: aunque hacer todo lo que vamos a explicarte sea una forma estupenda de empezar a ahorrar en serio, intentar hacer demasiado de golpe puede ser contraproducente.

Lo mejor es que, para empezar, escojas los consejos que te parezcan más alcanzables según tu situación. Luego, cuando se conviertan en una costumbre, empieza a integrar en tu rutina otras prácticas de ahorro.

Empieza a amortizar tus deudas

Quizás te fastidie escucharlo, pero, hasta que no empieces a amortizar tus deudas pendientes, te va a costar ponerte a ahorrar en condiciones. Pero, si aplicas un método como el presupuesto 50-30-20 y destinas el 20 % de tus ingresos mensuales al pago de tus deudas, te sorprenderá lo rápido que puedes salir de los números rojos.

Tu saldo bancario no es lo único que saldrá ganando, sino también tu mente, ya que sentirás más independencia financiera.

Ahorra dinero en las facturas de consumos

Recortar en consumos cada mes puede liberar una cantidad de dinero considerable. Los principales culpables son las facturas de luz y gas. Por tanto, deberías acostumbrarte a comparar proveedores de vez en cuando para ver si puedes beneficiarte de precios más bajos en otra compañía.

También debes tener en cuenta lo siguiente:

  • usar bombillas de LED, ya que consumen un 90 % menos de energía que los modelos estándar;

  • cambiar los electrodomésticos que no tengan eficiencia energética;

  • hacer un seguimiento regular de tu consumo de energía para detectar ámbitos en los que puedes reducirlo;

  • no dejar aparatos eléctricos en modo de espera.

Ahorrar en la cesta de la compra

Hay muchas formas de recortar en las compras. Para empezar, lo mejor es elaborar un plan semanal de comidas, para que sepas exactamente qué ingredientes necesitas comprar antes de acudir al establecimiento. Si te ciñes a una lista de la compra estricta, podrás ajustarte a un presupuesto más estricto.

Otro consejo muy valioso es hacer cálculos mentales mientras compras. Dicho de otro modo: cada vez que metas algo en el carrito, lleva la cuenta de cuánto valen los artículos que estás comprando. Para que te resulte más fácil, puedes utilizar la calculadora del teléfono.

Aunque puede que uno de los mejores consejos que podemos darte es no ir al supermercado con hambre. Nada mejor para dar al traste con tu presupuesto de compras como una barriga vacía que te incita a llenar el carrito de caros tentempiés envasados.

Reduce la factura del teléfono

Reducir la factura del teléfono cada mes puede contribuir mucho a tus ahorros. Hay varias formas de hacerlo:

  • antes de comprarte el último modelo, pregúntate si vale la pena cambiar a un teléfono nuevo cuando el que ya tienes funciona perfectamente;

  • si vas a comprarte un teléfono nuevo, págalo de una en lugar de incluir el precio del teléfono en la factura mensual, ya que las compañías telefónicas suelen inflar los precios de esta forma;

  • compara precios entre varios proveedores hasta que encuentres la mejor oferta;

  • antes de comprometerte con un contrato que incluya un sinfín de prestaciones, pregúntate con sinceridad si vas a aprovecharlas lo suficiente como para pagar lo que valen.

Cancela las suscripciones que no utilices

Muchas empresas ganan el grueso de su dinero con suscripciones. ¿Por qué? Porque, en cuanto la gente las contrata, plantearse cancelarlas les da pereza cuando, en la práctica, suele ser un proceso sencillo con el que te ahorrarás un buen pellizco. El truco consiste en hacerte las siguientes preguntas para sopesar si vale la pena mantener una suscripción:

  • ¿Cada cuánto tiempo utilizas esta suscripción?

  • ¿Hay alguna alternativa más barata?

  • No tenerla, ¿afectará a tu vida de forma significativa?

Si tus respuestas te hacen concluir que no utilizas la suscripción muy a menudo o que hay alternativas más baratas y tampoco te pierdes nada por no tenerla, es hora de cancelarla.

Compra de segunda mano

Si tienes que adquirir un artículo nuevo, plantéate comprarlo de segunda mano. Sin perder demasiado en calidad, muchas veces encontrarás ofertas fantásticas con las que ahorrarás un poco de dinero, pero deberás tener un poco de paciencia.

Tanto si buscas ropa en una tienda de segunda mano o un artículo concreto en un mercado online como eBay, hay que tener buen ojo para detectar las verdaderas gangas. Eso sí, cuando la encuentres, te aseguramos que la sensación de sacarle el máximo partido a tu dinero no tiene precio.


Tu dinero en N26

Si te tomas en serio tus ahorros, nuestra cuenta bancaria tiene todo lo que necesitas. No solo podrás fijar límites de gasto diarios que te ayudarán a no salirte de tu presupuesto, sino que, además, recibirás mensajes push cada vez que se realice una transacción en tu cuenta.

Si a esto le sumas los Espacios, que te permiten crear varias subcuentas con objetivos de ahorro específicos, y nuestra función Estadísticas, que clasifica tus hábitos de gasto, ¡alcanzarás tus objetivos de ahorro en un abrir y cerrar de ojos!

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen