¿Qué es la consolidación de deudas? Cómo y cuándo consolidar las deudas

Consolidar varios saldos pendientes en una nueva cuenta con un solo pago mensual puede presentar muchas ventajas. Pero quizás no es lo adecuado para cualquier situación.

7 min de lectura

Puede que te cueste alcanzar tus objetivos financieros si cada mes tienes que enfrentarte a muchos pagos y tipos de interés elevados. Si buscas la forma de reducir tus deudas acumuladas y simplificar tus pagos mensuales, tal vez te interese emplear una táctica denominada «consolidación de deudas». Como su nombre indica, la consolidación de deudas consiste en combinar varias deudas en una sola, posiblemente, con condiciones de pago más favorables.

La consolidación de deudas puede ser un instrumento financiero muy útil para aliviar las deudas, pero no adecuado para todo el mundo. En este artículo, te explicamos las nociones básicas y te ayudamos a decidir si esta solución es la más acertada para tu situación personal.

¿Qué es la consolidación de deudas?

La consolidación de deudas es una táctica de alivio de deudas que se basa en agrupar muchas deudas en una sola. Suele hacerse contratando un nuevo préstamo y empleando el importe del mismo para amortizar las deudas pendientes. 

La consolidación de deudas aporta grandes ventajas. Por una parte, hacer un seguimiento de muchas deudas puede resultar confuso y abrumador, por lo que la consolidación te ofrece una forma de simplificar este proceso. En segundo lugar, consolidar tus deudas puede ahorrarte dinero si tu nuevo préstamo tiene intereses más bajos que los préstamos que quieres consolidar.

Puedes contratar un préstamo de consolidación de deudas para amortizar varios tipos de deuda, por ejemplo:

  • Deudas de tarjetas de crédito
  • Préstamos para vehículos
  • Préstamos personales
  • Deudas médicas

Recuerda: consolidar tus deudas puede ayudarte a ahorrar solo si cumples los requisitos para un tipo de interés más bajo. Tenlo en cuenta cuando estudies varias ofertas de préstamo. Sin embargo, bien aplicada, esta estrategia de alivio de deudas puede proporcionarte tranquilidad y, en última instancia, ayudarte a deshacerte de las deudas en menos tiempo.

Finanzas para dummies

Con N26 vas a descubrir que el mundo de las finanzas es más fácil de lo que parece.
Aprender lo básico

¿Cómo funciona la consolidación de deudas?

El proceso de la consolidación de deudas es relativamente sencillo. Se basa en agrupar varias deudas actuales en un nuevo préstamo o, en algunos casos, una tarjeta de crédito. Aquí tienes un breve resumen de cómo suele funcionar este proceso a grandes rasgos:

  1. Abre una nueva cuenta de préstamo. Lo ideal es que esta cuenta tenga un tipo de interés más bajo y condiciones más favorables que tus préstamos actuales.
  2. Utiliza el importe de tu nueva cuenta para saldar tus deudas actuales. Liquidando los saldos con intereses más altos primero, puedes amortizar esas deudas y «transferirlas» a tu nueva cuenta de préstamo, donde podrás amortizar el saldo con mejores condiciones.
  3. Sigue amortizando el saldo de tu nuevo préstamo hasta que lo hayas liquidado por completo. Recuerda que la consolidación de deudas no hace que tus deudas desaparezcan por arte de magia. Tendrás que seguir pagando lo que debes, pero, al menos, ahora podrás hacerlo con un solo préstamo y mejores condiciones de pago. 

Este es solo un resumen a grandes rasgos y, además, existen varios métodos de consolidación de deudas. Por ejemplo, puede que tengas varias deudas de tarjetas de crédito y quieras consolidar todos estos pagos en la tarjeta que te ofrece el tipo de interés más bajo. Para ello, no es necesario abrir una nueva cuenta, pero de esta forma también ahorrarás en intereses.

Consolidación de deudas vs. liquidación de deudas

La consolidación de deudas difiere de la liquidación de deudas, sobre todo, porque no elimina el dinero que debes. La consolidación es una estrategia de pago de deudas, pero no supone su condonación. 

Si tienes muchas deudas y te parece imposible amortizarlas, quizás debas plantearte las opciones de liquidación de deudas que tienes a tu alcance. 

Aunque la liquidación de deudas no elimina los préstamos pendientes, puede reducir tus obligaciones frente a los prestamistas. Si te interesa esta solución, puedes contratar los servicios de una asesoría crediticia o una organización de alivio de deudas, que pueden ayudarte a renegociar tus deudas con tus acreedores.

¿Cuál es la mejor forma de consolidar tus deudas?

Existen varias opciones de consolidación de deudas que pueden estar a tu alcance dependiendo de una serie de factores, entre otros, dónde vives y qué tipos de deuda tienes. Estas son algunas opciones comunes que puedes plantearte:

Préstamos de consolidación de deudas con tipo fijo

Un préstamo de consolidación de deudas con tipo fijo agrupa las deudas en un solo pago mensual con un tipo de interés fijo. Esto puede ayudarte a hacer que tus pagos mensuales sean más predecibles, ya que el tipo de interés será fijo (es decir, no cambiará) a lo largo del plazo del préstamo.

Ten en cuenta que puede que no encuentres nada que se comercialice específicamente como «consolidación de deudas». Estos préstamos suelen ser préstamos personales y los ofrecen cooperativas de crédito, bancos o prestamistas online. Dependiendo del prestamista y de tu perfil de crédito, puede que te cueste encontrar uno que tenga un tipo de interés competitivo.

Tarjeta de crédito con saldo transferido

Una tarjeta de crédito con saldo transferido te permite traspasar los saldos de varias tarjetas a una sola, normalmente, con un tipo de interés más bajo o incluso un tipo promocional durante un plazo limitado. 

Esta puede ser una opción perfecta para gestionar muchas deudas de tarjetas de crédito, pero puede que no esté disponible para todo el mundo. Las tarjetas con saldo transferido también pueden tener comisiones y otras condiciones a las que deberás prestar mucha atención, así que no olvides leer la letra pequeña.

Préstamo de cuenta de ahorro

Con esta opción, pides prestado dinero a tu plan de pensiones o tu cuenta de ahorro, por lo que, básicamente, te pides prestado a ti mismo/a. La ventaja es que no tienes por qué pagarle intereses a nadie más, pero pedir prestado de tus propios ahorros también puede acarrear consecuencias negativas.

Algunos planes de pensiones pueden penalizarte por retirar fondos antes de que llegues a una edad determinada y, además, tendrás un coste de oportunidad por no dejar que ese dinero crezca a lo largo del tiempo. En general, no te recomendamos recurrir directamente a esta opción si hay otras mejores a tu alcance.

Préstamo con garantía hipotecaria

Si tienes una vivienda en propiedad, puedes pedir dinero prestado con esa propiedad como aval. Esto se denomina préstamo con garantía hipotecaria. Como el préstamo lo avala tu vivienda, quizás cumplas los requisitos para obtener un tipo de interés más bajo que el que te ofrecería, por ejemplo, un préstamo personal no garantizado. Pero ojo: si incumples un pago, puedes poner en peligro tu casa. 

Cuándo plantearse la consolidación de deudas

¿Es una buena idea consolidar las deudas? Pues no para todo el mundo. Recuerda que esta estrategia de amortización de deudas no elimina tus deudas. Seguirás teniendo deudas, si bien con un método de pago simplificado y un tipo de interés más bajo.

La consolidación de deudas no hace que las deudas desaparezcan. Pero puede ayudarte a crear un plan estratégico para enfrentarte al dinero que debes. También te puede ayudar a sentir que has recuperado el control de tus finanzas.

Cuándo puede no valer la pena consolidar las deudas

Si tu historial crediticio no es impecable, quizás te apliquen tipos de interés más altos cuando pidas un préstamo de consolidación de deudas. En algunos casos, estos tipos pueden superar los de tus préstamos actuales. 

A eso lo llamamos un préstamo de consolidación con mal crédito. No suele ser una buena idea, ya que acabarás pagando más cada mes con tu nuevo préstamo. Si solo cumples los requisitos para un préstamo con condiciones desfavorables, quizás te convienen más otras soluciones de amortización de deudas, como la estrategia de la bola de nieve, la avalancha de deudas y la regla 50/30/20.

Con la estrategia de la avalancha de deudas, primero haces pagos mínimos a todas tus cuentas pendientes. Después, utilizas el resto del dinero que has designado para tus deudas para liquidar, en primer lugar, la deuda con el tipo de interés más alto. La estrategia de la avalancha es muy popular, ya que minimiza la cantidad de intereses a lo largo del tiempo. 

Otra alternativa de reducción de deudas es el método de la bola de nieve. Con este método, empiezas liquidando tus pagos mínimos. Después, con el dinero restante, primero atajas las deudas más pequeñas y, a continuación, pasas a las deudas más grandes. Este método puede ayudarte a aumentar tu motivación y es fácil de aplicar. Pero recuerda que puede que te cobren más intereses y que tardes más tiempo en liquidar todas tus deudas pendientes.

Cuenta sin comisiones N26

La cuenta bancaria 100 % móvil, gratis, sin papeleos y llena de ventajas.
Abrir mi cuenta (pestaña nueva)
Una mano elevada que sostiene una tarjeta estándar N26 transparente.

Gestiona tus finanzas con N26

Dependiendo de tu situación y tus necesidades, la consolidación de deudas puede ayudarte a recuperar el control de tus finanzas. 

N26 también ofrece varias herramientas y funciones que pueden ayudarte a corto y largo plazo. Los Espacios de N26 pueden ayudarte a alcanzar tus objetivos financieros, ya que te permiten apartar dinero para amortizar deudas o ahorrar para las cosas que más te importan. Y nuestras herramientas de administración te ayudarán a tomar las riendas de tu dinero y saber con certeza cuánto ganas y gastas cada mes.

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
N26 y N26 estándar You tarjetas de débito.

¿Qué es el CVC o CVV de la tarjeta de crédito?

Todo lo que necesitas saber sobre qué es el CVC de la tarjeta de crédito y para qué sirve.

billetes con decoración navideña.

Analizamos la paga extra: qué es, cómo se calcula y cuándo te la pagarán

Qué es la paga extra, cómo se calcula y en qué época del año se cobra.