¿Qué es el alivio de deudas? Sé consciente de tus opciones

Si te agobian las deudas, no te preocupes: tienes opciones. El alivio de deudas puede basarse en consolidar tus deudas en un pago más gestionable o en intentar que tus deudas se reduzcan o condonen.

7 min de lectura

¿Te agobian las facturas y los gastos que tienes que pagar cada mes? A muchos nos ha pasado en alguna ocasión. La amortización de las tarjetas y los préstamos, además de los gastos normales, como el alquiler, internet y los consumos, hacen que los pagos mensuales nos parezcan imposibles de sufragar. Si tienes problemas de deudas, puedes plantearte el alivio de deudas como opción para aligerar esa carga.

«Alivio de deudas» se utiliza a menudo como término global que incluye varias opciones distintas para reducir la deuda. No todas esas opciones son aplicables a la situación de todo el mundo, y algunas pueden ser mejores o peores para tus circunstancias personales. Pero si encuentras el tipo de alivio de deudas adecuado, puede proporcionarte la ayuda y el margen de maniobra necesarios para recuperarte.

En este artículo analizamos a fondo el alivio de deudas, incluidos los distintos tipos de programas de alivio disponibles y si pueden ser adecuados para tu situación personal. También veremos formas de sobrellevar mejor las deudas.

¿Cómo funciona el alivio de deudas?

El alivio de deudas es una forma de reducir o refinanciar la deuda para que sea más fácil de amortizar. Hay muchos tipos de alivio de deudas y no todos son iguales.

Con determinados tipos de alivio de deudas, el acreedor debe perdonar parte de la deuda, aceptar un tipo de interés más bajo o agrupar varias deudas en una. Muchas empresas y consumidores suelen recurrir al alivio de deudas para evitar resultados desfavorables, como la quiebra.  

Insistimos: algunas de estas opciones no son adecuadas para cualquiera y, además, no todo el mundo puede solicitarlas. Si te preocupa acumular más deudas aun habiendo obtenido un alivio de tus deudas actuales, quizás deberías plantearte cambiar tus hábitos de gasto de una manera más sostenible. 

Dicho esto, el alivio de deudas puede ser una opción válida para ti si:

  • Tienes pendientes muchas facturas de tarjetas de crédito u otros pagos atrasados.
  • Estás cumpliendo con tus pagos mensuales, pero te parece que no se acaban nunca.
  • Te sientes incapaz de gestionar tus deudas por tu cuenta.
  • Te has planteado declarar la quiebra.

Finanzas para dummies

Con N26 vas a descubrir que el mundo de las finanzas es más fácil de lo que parece.
Aprender lo básico

¿Qué son las empresas de alivio de deudas y cómo funcionan?

Algunas empresas de alivio de deudas también pueden denominarse «empresas de liquidación de deudas». Tiene sentido, ya que su principal objetivo es liquidar deudas, normalmente, negociando directamente con los acreedores. Estas empresas suelen alegar que, sin liquidación (p. ej., un acuerdo de reducción de pagos), el prestatario no puede amortizar la deuda.

Huelga decir que las empresas de liquidación de deudas tienen que ganar su dinero, por lo que no debe extrañarte que te cobren un porcentaje de lo que debes (y, probablemente, también comisiones de servicio). En algunos casos, si la empresa no consigue liquidar la deuda, puede que el prestatario no tenga que pagarles nada.

Liquidar las deudas no siempre es llegar y besar el santo: puede que te enfrentes a varias complicaciones e inconvenientes si optas por esta vía. Por una parte, puede que los acreedores no acepten la liquidación. Por la otra, la liquidación de deudas conlleva el riesgo de que te estafe una empresa malintencionada, y puede que te cobren unas comisiones desorbitadas.

Hay empresas y organizaciones de alivio de deudas que se especializan en clientes con deudas más gestionables. Puede que analicen tu deuda, te asesoren sobre la gestión de deudas y negocien un nuevo calendario de pagos con tus acreedores. También pueden ayudarte a crear un plan de amortización de deudas que se ajuste a tus circunstancias. 

5 tipos de alivio de deudas que debes tener en cuenta

El alivio de deudas no suele ser igual para todo el mundo. La opción adecuada para ti dependerá de varios factores, incluida la cantidad de dinero que debes y los tipos de interés de tus préstamos pendientes de pago. 

Veamos cinco opciones típicas de alivio de deudas:

Consolidación de deudas

La consolidación de deudas es una táctica de alivio de deudas que se basa en agrupar muchas deudas en una sola. Suele hacerse contratando un nuevo préstamo y empleando el importe del mismo para amortizar las deudas pendientes. Esto no solo simplificará tus finanzas, sino que en la práctica puede ahorrarte dinero si tu nuevo préstamo tiene intereses más bajos que los préstamos que quieres consolidar.

Muchas veces, las deudas pueden consolidarse con pocos o incluso sin intereses añadidos, si consigues que tu nuevo préstamo tenga condiciones favorables. Pero si no cumples los requisitos para un tipo de interés asequible, puede que esta solución no sea la ideal para ti.

Asesoramiento sobre deudas y asesoramiento crediticio

El asesoramiento crediticio es idóneo para aquellas personas que tienen deudas gestionables y quieren (o pueden) controlar sus hábitos de gasto. Por lo general, te reúnes con un asesor crediticio para hablar de tu presupuesto, tus deudas y tus finanzas. Puede que analicen con detalle tus hábitos de gasto y tu deuda para ayudarte a trazar un plan que te permita gestionar tus finanzas por tu cuenta. También hay agencias de asesoramiento crediticio sin ánimo de lucro que pueden prestarte sus servicios de forma gratuita. 

Planes de gestión de deudas

El plan de gestión de deudas (PGD) típico te permite escoger las deudas que quieres incluir en un programa. Normalmente, realizas un pago mensual que se reparte entre tus acreedores conforme a las condiciones del plan. Una de las posibles ventajas de un PGD es que tal vez no tengas que pedir un préstamo para realizar este pago. Además, puede que te apliquen tipos de interés más favorables. 

Liquidación de deudas

Si logras liquidar tu deuda, puede que ahorres dinero pagando menos que el saldo completo de tu deuda.

El inconveniente es que la liquidación no siempre tiene éxito y puede que te salga cara, ya que normalmente tienes que pagarle un porcentaje de la deuda a la empresa que gestiona la liquidación en tu nombre. Además, debes tener en cuenta las posibles consecuencias que puede acarrear para tu crédito. 

Condonación de la deuda

Muchas veces, para los acreedores este es el último recurso. Tu acreedor puede aceptar la cancelación de tu deuda restante, pero no hay ninguna garantía de que lo haga. 

Quizás puedas negociar algún tipo de condonación por tu cuenta si tienes dinero disponible para hacer un pago global. Si no, una empresa de alivio de deudas puede ayudarte a cambio de una comisión. Aunque la condonación de la deuda parezca una solución ideal, también puede tener desventajas. Por ejemplo, puede afectar negativamente a tu crédito. 

Cómo sobrellevar las deudas

Así es la vida: hay préstamos y otros tipos de deuda que se te pueden ir de las manos. Pero el primer paso para recuperar el control de tus finanzas es hacer una tasación realista de lo que debes. 

Crear un presupuesto detallado puede ayudarte a saber cuánto dinero puedes apartar cada mes para amortizar tus deudas. También te puede ayudar a saber en qué te gastas el dinero cada mes para recortar los gastos no esenciales. 

Si te cuesta amortizar tus deudas, recuerda estos consejos:

  • Contacta con tus acreedores en cuanto sepas que no puedes amortizar la deuda. A lo mejor, colaboran contigo para modificar tu plan de pagos de forma que te resulte más asequible. 
  • Tus deudas garantizadas pueden avalarse con un activo como tu coche o tu casa. Si no puedes realizar un pago, puede que tu acreedor tenga derecho a embargar ese activo. 
  • Contacta con un servicio de alivio de deudas o una organización de asesoramiento crediticio para que te orienten. Son expertos en este tema y pueden sugerirte las mejores opciones.

Cuenta sin comisiones N26

La cuenta bancaria 100 % móvil, gratis, sin papeleos y llena de ventajas.
Abrir mi cuenta (pestaña nueva)
Una mano elevada que sostiene una tarjeta estándar N26 transparente.

Gestiona tus finanzas con N26

En N26, nos esforzamos por facilitar el ahorro y la administración de tu dinero. Puedes crear subcuentas para todos tus objetivos y apartar dinero fácilmente en la app N26 con los Espacios. Y nuestras herramientas de administración te permiten fijar límites de gasto diario y realizar un seguimiento de tus pagos en tiempo real. 

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

Enamórate de tu banco

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
un mapa del mundo que muestra los diferentes símbolos de moneda y cadenas de oro.

Las mejores formas de enviar dinero al extranjero

¿Necesitas enviar dinero al extranjero? Descubre cómo conseguir los mejores tipos de cambios y evitar tarifas ocultas en tus transferencias internacionales.

N26 notification from a SEPA Instant Incoming Transfer.

Todo lo que necesitas saber acerca de las transferencias SEPA

Habrás oído hablar de los pagos SEPA, pero ¿qué significan estas siglas y cómo funcionan en la práctica? A continuación, te desvelamos todos los secretos de las transferencias SEPA.

Imagen de una mujer y una ilustración de trading.

Qué es el trading: la guía recomendada para los que van a empezar a operar en los mercados

Qué es el trading y cuál es el paso a paso que debes seguir para convertirte en trader. Aprende todo lo necesario sobre el arte de invertir en bolsa.