Cómo transformar tus finanzas con plantillas de presupuesto

Descubre cómo una plantilla de presupuesto puede ayudarte a tener todo bajo control y mejorar tu salud financiera.

9 min de lectura

Las plantillas de presupuesto son un método infalible para llevar un control de tus finanzas. No solo te ayudan a que no gastes de más, sino que también te ayudan a alcanzar tus objetivos de ahorro. Si utilizas una plantilla de presupuesto, aprenderás a administrar tu dinero y podrás planificar tu futuro con eficacia. En estos tiempos inciertos, sentir que tienes tus finanzas bajo control puede aportarte una tranquilidad muy necesaria. Las plantillas de presupuesto te permiten administrar tu dinero sin perder de vista ningún detalle.


No es lo mismo una plantilla de presupuesto que una hoja de trabajo. Una plantilla de presupuesto funciona con un software de hojas de cálculo, como Microsoft Excel o Google Sheets. Por otro lado, las hojas de trabajo prediseñadas suelen estar disponibles en internet en formato PDF descargable. Por tanto, una hoja de trabajo presupuestaria puede ofrecerte una introducción básica a tus finanzas. Cuando tengas claro cuál es tu presupuesto a grandes rasgos, puedes dar el salto a las plantillas de presupuesto, que pueden ser más complejas. Aquí tienes unas cuantas opciones útiles para principiantes:

La OPFC, financiada por el Gobierno de EE. UU., ofrece una hoja de trabajo completa para elaborar presupuesto, que podrás descargar en su sitio web en formato PDF. Primero tienes que introducir tus ingresos mensuales, por ejemplo, procedentes de tu empleo, subvenciones públicas, trabajos extra y posibles prestaciones por discapacidad. A continuación, introduce todos tus gastos teniendo en cuenta categorías como la factura del móvil, el alquiler, pagos de créditos y gastos veterinarios. La hoja de trabajo restará de forma automática los gastos de los ingresos y sabrás cuánto dinero te queda (¡de haberlo!) a final de mes.

La CFC es una agencia federal de EE. UU. que ofrece una hoja de trabajo presupuestaria un poco más completa que la de la OPFC. Esta hoja de trabajo también está disponible en formato PDF en su sitio web y te pedirá que introduzcas todos tus ingresos y, a continuación, tus gastos. La ventaja de esta hoja de trabajo es que agrupa los gastos en varias categorías, entre ellas:

  • Vivienda

  • Alimentación

  • Transporte

  • Salud

  • Gastos personales y familiares

  • Finanzas

De esta forma, podrás hacerte una idea de cuánto gastas en cada aspecto de tu vida. Sin embargo, esta hoja de trabajo no calcula el total de cada categoría, sino solo tus gastos en conjunto.

NerdWallet ha creado una hoja de trabajo presupuestaria que podrás rellenar por completo en su sitio web. Cuando hayas introducido tus ingresos (después de impuestos), esta hoja de trabajo dividirá tus gastos siguiendo la regla 50/30/20.

Creada por la senadora estadounidense Elizabeth Warren, la regla 50/30/20 es un método presupuestario concebido para ayudar a la gente a deshacerse de las deudas. La idea es que destines el 50 % de tus ingresos después de impuestos a tus necesidades básicas (alquiler, electricidad, seguro del coche), el 30 % a tus caprichos (ropa, cenar por ahí, alcohol) y el 20 % a amortizar tus deudas y ahorrar. La hoja de trabajo presupuestaria de NerdWallet divide tus finanzas en estas tres categorías para que compruebes si tu presupuesto se ajusta a la regla 50/30/20.


Si prefieres algo un poco más completo que una hoja de trabajo, las plantillas de presupuesto son una buena alternativa. Estas hojas de cálculo te ayudarán a elaborar un presupuesto, hacer un seguimiento de tus gastos y generar informes detallados.

Al tener toda tu información financiera reunida en un solo lugar y si la actualizas con regularidad, tendrás tus finanzas bajo control. Aquí tienes algunas plantillas de presupuesto que pueden serte de interés:

La plantilla de presupuesto gratuita de Moneyunder30.com es compatible tanto con Microsoft Excel como con Google Docs. Cuando la descargues, solo tendrás que introducir todos tus ingresos después de impuestos y todos tus gastos. A continuación, la plantilla calculará cuánto dinero te queda a final de mes. La gran ventaja de utilizar una plantilla de presupuesto en vez de una hoja de trabajo es que puedes guardarla y actualizarla con regularidad para tener en todo momento una perspectiva actual de tu presupuesto mensual. Es más: MoneyUnder30 también te anima a modificar la plantilla para que se ajuste a tus hábitos de gasto; es decir, cambiar y añadir categorías para que reflejen mejor tus gastos reales. Muchas apps de administración financiera también te ofrecen la oportunidad de personalizar y perfeccionar tu presupuesto con menos esfuerzo que una plantilla o una hoja de trabajo. No obstante, si lo único que quieres es un resumen rápido de tu presupuesto mensual, MoneyUnder30.com también te ofrece una hoja de trabajo presupuestaria que te proporcionará información básica sobre tus finanzas.

Si lo que quieres es variedad, Vertex 42 te ofrece un amplio abanico de plantillas de presupuesto gratuitas fáciles de usar, independientemente de tus conocimientos informáticos. Aunque casi todas sus plantillas son compatibles con Microsoft Excel, muchas de ellas también pueden abrirse con OpenOffice Calc y Google Docs. Gracias a la gran variedad de plantillas que ofrece, seguro que encuentras una plantilla de presupuesto que se ajuste a ti. Estas son algunas de las plantillas gratuitas de Vertex 42:

  • Presupuesto detallado para proyecto

  • Calculadora acumulativa de ahorro

  • Calendario presupuestario mensual

  • Planificador presupuestario

  • Presupuesto personal


Si utilizas un software de hojas de cálculo como Google Sheets o Microsoft Excel, puede resultarte más sencillo trabajar con una plantilla predeterminada que crear tu propia plantilla desde cero. Aquí tienes algunas plantillas predeterminadas que puedes encontrar en algunos programas:

Google Sheets te ofrece una serie de plantillas predeterminadas para ayudarte a elaborar un presupuesto. Dos de estas opciones son sus plantillas predeterminadas de presupuesto mensual y presupuesto anual.

  • La plantilla de presupuesto mensual ofrece un formato básico para los que quieren aprender a elaborar presupuestos o buscan una solución presupuestaria sencilla.

  • La plantilla de presupuesto anual elabora un presupuesto más exhaustivo que incorpora factores como los ingresos y ahorros presupuestados, además de registrar los ingresos y ahorros reales. Esta plantilla predeterminada cuenta tanto con un presupuesto mensual como con uno anual, por lo que podrás reconducir tus objetivos a largo plazo ajustando tu presupuesto mensual.

Microsoft Excel ofrece varias plantillas gratuitas para elaborar presupuestos, como el presupuesto mensual sencillo y el presupuesto de gastos domésticos. Si adquieres una versión superior del programa, podrás acceder a las plantillas premium, entre ellas:

  • Presupuesto mensual universitario

  • Presupuesto personal

  • Planificador de presupuestos familiares Gracias a su amplia variedad, en Excel encontrarás el modelo presupuestario que mejor se ajuste a tus necesidades. Muchos de estos modelos incluyen infografías y gráficas que ilustran tus gastos de manera visual para que tu presupuesto sea más comprensible.


Por 69 € al año, puedes comprar Microsoft Office Suite para Mac y Windows. Esta suscripción incluye los siguientes programas:

  • Microsoft Word

  • Microsoft Excel

  • Microsoft PowerPoint

  • Microsoft Office Pero si solo te interesa Excel, puedes conseguir una versión básica gratuita de Microsoft Office que solo podrás utilizar online. Otra opción es utilizar Google Sheets o Apple Numbers. Ambas son gratuitas y ofrecen un nivel de funcionalidad equiparable a Excel.

Cuando hayas abierto Excel o un programa alternativo de hojas de cálculo, lo más sencillo es seleccionar una plantilla modelo predeterminada. Pero si no encuentras una plantilla predeterminada que satisfaga tus necesidades, puedes elaborar tu propia plantilla de presupuesto personalizada. Paso a paso:

Para empezar, tendrás que crear una columna para introducir todas tus fuentes de ingresos. Al final de la columna, crea una celda que sume el total de todos tus ingresos. Para generar esta suma en Excel, introduce la siguiente fórmula en la celda del total:

=SUMA((la primera celda de la columna que tenga una cifra):(la última celda de la columna que tenga una cifra)).

Esta fórmula tendrá el siguiente aspecto: =SUMA(B2:B7)

Al separar la primera celda de la última de la columna por dos puntos, Excel interpreta que quieres que se sumen todas las celdas que hay entre estas dos celdas (incluidas).

Repitiendo los pasos que acabas de seguir, ahora tienes que crear una columna para todos tus gastos. Es decir, que tendrás que hacer un seguimiento de todas y cada una de las transacciones que realizas durante un mes e introducirlas en esta columna. Cuando hayas introducido los gastos de todo el mes, puedes crear una celda que calcule la suma total de lo que gastas empleando la misma fórmula que en los ingresos. Si tu columna de gastos está al lado de tu columna de ingresos, la fórmula presentará este aspecto: =SUMA(C2:C53)

Ahora que ya tienes dos columnas con dos sumas totales, tendrás que restar tus gastos mensuales a tus ingresos mensuales para ver cuánto dinero te queda (¡de haberlo!). Para ello, crea una tercera columna y llámala “saldo”. A continuación, utiliza la siguiente fórmula:

  • Introduce “=” en la celda y, después, añade el número de la celda que contiene tus ingresos totales. Por ejemplo: =B5.

  • A continuación, añade un signo menos “-” y añade el número de la celda que contiene tus gastos totales. Por ejemplo: -C30.

  • La fórmula resultante tendrá el siguiente aspecto: =B5-C30

  • Ahora, esta celda calculará el dinero total que te queda a fin de mes.

Ahora que ya tienes la cantidad de dinero que te sobra al final de cada mes, puedes decidir cuánto quieres apartar para alcanzar tus objetivos de ahorro. Tu plantilla también te permitirá evaluar algunos de tus gastos y decidir si es necesario apretarse el cinturón para aumentar la cantidad que destinas a tus ahorros. Si sigues creando una plantilla presupuestaria cada mes, dispondrás de una vista general de tus hábitos de gasto. Comparando tus presupuesto mes a mes, sabrás en qué ámbitos estás gastando demasiado y podrás empezar a crear hábitos financieros nuevos y saludables.


Aunque vivimos tiempos desconcertantes, al elaborar presupuestos puedes dar un gran paso hacia un futuro más seguro. N26 es el banco digital que te ayuda a alcanzar tus objetivos financieros gracias a sus prácticos resúmenes financieros, las subcuentas de Espacios para todos tus objetivos de ahorro y los mensajes push instantáneos que te informan cada vez que sale dinero de tu cuenta. Nunca ha sido tan sencillo mantener tus finanzas a raya.


Fuentes:

  • Oficina de Protección Financiera del Consumidor

  • Comisión Federal de Comercio

  • Nerdwallet.com

  • Moneyunder30.com

  • Microsoft Excel

  • Google Sheets

  • Apple Numbers

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen