Cambio de vida: cuánto cuesta irse a vivir en el extranjero

8 min de lectura

¿Buscas un cambio de vida? Si te estás planteando irte a vivir en el extranjero, seguramente tengas muchos nervios y dudas. Dentro de esas dudas, las referentes a la economía personal suelen ser las que más peso tienen en la decisión. Pero no tengas miedo: con esta guía sabrás cuánto cuesta mudarse al extranjero, ya sea para trabajar, estudiar, vivir, ¡o todo a la vez! 

Antes de hacer la maleta (y pasar la vida entre andenes)

El viaje para irse a vivir a otro país comienza mucho, mucho antes de hacer las maletas. Hay que dejar muchas cosas bien atadas antes de emprender el viaje, ya que un cambio de vida implica dejar bien cerrada la vida anterior. Aquí te desglosamos qué puntos debes tener en cuenta antes de comenzar tu nueva aventura.

Dejar tu hogar

  • Casa actual: puedes venderla o alquilarla. Si la alquilas, te seguirá dando un rendimiento mensual; pero si decides vender, los procesos de compraventa podrían llevarte bastante tiempo. Si estás viviendo de alquiler, lo tienes más fácil, ya que solo tienes que avisar de que te vas con suficiente antelación.

  • Cosas que llevarte: única y exclusivamente lo que necesites para tu nueva vida. En serio, en este punto hay que trabajar el desapego a lo material, no necesitas tantas cosas como crees.

  • Cese de servicios: cancela servicios públicos, electricidad, agua, conexión a internet, teléfonos y otros contratos a tu nombre.

  • Mudanza: debes buscar empresas que hagan mudanzas al país al que te vayas a vivir y averiguar los costes asociados de las mudanzas internacionales.

Papeleo y finanzas

  • Requisitos de entrada al país: infórmate bien de si necesitas una visa y asegúrate de tener todos los documentos necesarios en regla.

  • Ahorro inicial: empieza a ahorrar para tener un presupuesto inicial, ya que mudarte de país siempre implica un gasto muy alto al principio (alquiler, ropa, utensilios, etc.).

  • Cuenta bancaria: para poder manejarte económicamente en tu nuevo país, necesitarás una cuenta bancaria local. Investiga antes de mudarte cuál es la que tiene mejores condiciones.

Aterrizando en tu nuevo hogar

  • Atención médica: si el país al que te mudas no tiene atención médica pública, necesitarás contratar un seguro privado.

  • Alojamiento: antes de decidir si comprar una casa o meterte en un alquiler, te conviene investigar la situación inmobiliaria.

  • Empleos y coste de vida: al trabajar en el extranjero, las condiciones son distintas a las de tu país de origen, así que consulta el mercado laboral, el salario medio y el coste de vida en general.

  • Conecta con otras personas como tú: habla con alguna comunidad de expatriados para obtener consejos y conectar con otras personas que están o han estado en tu misma situación.

Primer paso: elegir destino

Puede que ya tengas un lugar en mente o, por el contrario, tan solo tengas la idea de irte. Si es así, tienes que comenzar a valorar distintos destinos antes de comenzar a preparar la mudanza. Dentro de esa decisión de cambio de vida que deberás tomar, influye mucho el coste de vida, el idioma, si te vas sin familia o con ella; sin pareja o con ella, etc. 

Coste de vida

¿Cuánto cuesta vivir en el país? La respuesta a esta pregunta te dará las pautas a tener en cuenta para el resto de los elementos. Y es que saber cuánto cuesta vivir en un lugar te permite saber qué sueldo necesitarás y qué gastos podrás asumir (o recortar) a la hora de vivir en un determinado país. En esta tabla te desglosamos cuánto cuesta vivir (de media) mensualmente en cada país, tanto para una persona como para una familia de cuatro integrantes.

Italia 1.670 €3.260 €
Reino Unido 2.200 £3.800 £
Alemania 1.890 €3.590 €
Francia 2.230 €4.040 €

Cultura e idioma

Cuando te mudas al extranjero, al principio pasarás por un periodo de adaptación, ya que todo es nuevo: la jerga, los horarios, el clima, la gente, la comida y, probablemente, también el idioma. Para adaptarte, es bueno abrirse con la gente local y adoptar algunas de sus costumbres, por lo que es muy importante que en estos primeros momentos te apuntes a cualquier actividad que conlleve relacionarse con lugareños, así conocerás gente y te adaptarás rápidamente a su estilo de vida. 

Segundo paso: la logística

Si piensas que mudarte es tan fácil como irte de Erasmus, lo llevas claro. Un verdadero cambio de vida hará que te enfrentes a la gran incógnita de la logística. ¿Qué harás con tus cosas cuando te vayas? ¿Quieres mantenerlas en tu país de origen o enviarlas a tu nuevo destino? Por si acaso, te damos algunas ideas:

  • Decirles a tus amigos que te guarden tus cosas. 

  • Vender aquellos productos que no quieras en alguna web de segunda mano.

  • Donar algunas pertenencias si no necesitas el dinero.

Por otro lado, se encuentran los esenciales que sí o sí deberás llevar contigo a tu nuevo hogar. Hay muchos elementos que necesitarás independientemente del lugar que elijas para vivir. Te dejamos una lista de los objetos que consideramos indispensables:

  • Dispositivos electrónicos y cargadores;

  • medicamentos y analgésicos;

  • cuadernos y libros;

  • identificación, carnet de conducir, historial médico, etc.

Tercer paso: papeles y más papeles

Si hay algo especialmente tedioso a la hora de cambiar tu país de residencia, es la burocracia. Según qué requisitos te pida tu país de destino para conseguir el visado (si es que te lo piden, claro), tu soñado cambio de vida podría acarrear mucho papeleo. Hay algunos países especialmente exigentes y lentos a la hora de tramitar permisos de residencia (Estados Unidos, por ejemplo, tarda más de 200 días en aprobarlos y expedirlos), así que tenlo en cuenta y comienza con antelación. 

Cuarto Paso: encontrar trabajo

La mayoría de la gente cambia de país por trabajo, ya que decide ir a trabajar al extranjero. Sin embargo, puede que no sea tu caso y tengas que buscar empleo nada más aterrizar. Para buscar trabajo en el extranjero, puedes hacer varias cosas:

  • Empezar a buscar trabajo en el extranjero desde España, antes de irte.

  • Solicitar en tu empresa el traslado a otro país.

  • Contactar con grupos de expatriados para buscar oportunidades laborales.

Cuando las oportunidades comiencen a llamar a tu puerta, debes tener claro cuáles son los rangos salariales de la posición a la que aplicas y del nuevo país en el que vives. Es muy importante que tengas todo claro para que luego no haya malentendidos, además de negociar otros beneficios como la cantidad de días de vacaciones, la baja por enfermedad, etc. 

No dudes en analizar las ventajas y desventajas de trabajar en el extranjero, ni descartes la posibilidad de estudiar y trabajar en el extranjero a la vez, por ejemplo, aprendiendo el idioma si es que es diferente a tu idioma nativo. Ten en cuenta que trabajar en el extranjero sin idiomas complica mucho las cosas si ni siquiera te pueden entender.

Quinto paso: alojamiento

La piedra angular de cualquier cambio de vida: dónde quedarse. Deberá ser una de tus principales preocupaciones cuando decidas cambiar de país. Tanto si te interesa alquilar o comprar, lo recomendable es alquilar un piso de forma temporal para conocer a fondo la ciudad y decidir qué zona es la mejor para vivir.

Elegir un lugar para vivir por mucho tiempo (o para siempre) es una decisión muy importante, así que es muy recomendable hacer un poco de reconocimiento de campo antes. Así sabrás qué zonas son más asequibles y seguras antes de elegir tu nueva y humilde morada. 

En caso de que el lugar al que te mudes no tenga el español como idioma principal, ayúdate del traductor online de Google y busca «alquiler temporal» en el idioma del país. 

Sexto paso: resolviendo lo financiero y lo fiscal

Cuando decides mudarte a otro país debes informar a la autoridad fiscal de donde vives de dicho movimiento. Quizás te valga la pena ponerte como residente en tu país de destino o quizás no, eso deberás decidirlo tras investigar cómo funciona la fiscalidad en el nuevo lugar en el que vivas. 

También ten en cuenta que muchos países exigen estar como residente para poder abrir una cuenta bancaria. Si no es tu caso, la mejor solución es que optes por abrir una cuenta en un banco digital como N26, que te ahorrará muchos problemas en este sentido.


Tu dinero en N26

Mudarse al extranjero es todo un desafío que puede ilusionar y aterrar al mismo nivel y, al igual que con cualquier decisión de cambio de vida, también requiere una planificación financiera personal muy meticulosa. N26 está aquí para ayudarte, eliminando el estrés de tu configuración financiera en el extranjero y permitiéndote administrar tu presupuesto de la mejor manera. La cuenta en N26 divide tus gastos en categorías para que puedas comprender exactamente cómo se divide tu presupuesto actual y realizar los ajustes necesarios para equilibrar tus cuentas. Y con las subcuentas de N26 Espacios, puedes crear un espacio dedicado para «cambiar de país» y ahorrar en él. Establece una meta de ahorro y crea transferencias automáticas para mover el dinero desde tu cuenta principal a tus ahorros. Puedes hacer seguimiento de tus ahorros de forma fácil y, si tienes más proyectos en mente, puedes crear más espacios para, por ejemplo, comprar un coche o comenzar un negocio. Puedes tener el espacio solo para ti o compartirlo con alguien importante para ti y así ahorrar juntos. 

¿Cuánto cuesta irse a vivir a otro país?

Aunque cada caso es un mundo, por lo general tienes que cubrir lo siguiente:

  • Vuelo y equipaje;
  • mudanza de lo que te lleves, o almacenamiento de lo que dejes;
  • alquiler de la vivienda y fianza;
  • coste de vida para un par de meses, hasta que recibas el primer sueldo;
  • colchón de dinero extra, por si las moscas.

Para hacerte una idea, puedes tomar como referencia estos números de los principales países en Europa (para una sola persona y para una familia de cuatro miembros, respectivamente):

  • Italia: 1.670 € ó 3.260 €
  • Reino Unido: 2.200 € ó 3.800 €
  • Alemania: 1.890 € ó 3.590 €
  • Francia: 2.230 € ó 4.040 €

¿Cuál es el país al que resulta más fácil mudarse?

En general, a aquellos países que no te exijan visado ni mucho papeleo para mudarte. Si eres europeo, la Unión Europea pone pocas o nulas trabas a la mudanza entre los distintos países. Tan solo tendrías que preocuparte del idioma que, seguramente, no será el mismo que el de tu país actual y, si fuera el caso, podrías trabajar y estudiar en el extranjero a la misma vez.

¿Qué puedo hacer con las cosas que no me quiero llevar?

Si ya tienes claro dónde te mudarás y qué cosas te llevarás contigo, toca buscarle destino a las que no son esenciales, para lo que tienes varias opciones:

  • Pide a tus amigos o familiares que te guarden aquellas cosas de las que no quieras deshacerte.
  • Vende todo aquello que no necesitas o no quieres y sácate un dinero extra.
  • Regala a tu familia o amigos las cosas que sabes que pueden utilizar.
  • Dona a personas necesitadas todo aquello que les pueda ayudar y que no quieres.

¿Cuánto cuesta una mudanza internacional?

El precio depende del destino y del volumen de la mudanza; una mudanza al extranjero a un país transoceánico es más cara que una entre dos países limítrofes. Lo mejor es solicitar un presupuesto a una o varias empresas de mudanzas internacionales, el precio puede oscilar desde los 1.000 a los 30.000 €.

¿Cómo mudarse a otro país?

Ya sea por estudios, trabajo o por placer, debes elegir un país y una ciudad a la que ir (el objetivo lo pones tú). Elige un plazo para salir de tu zona de confort y organiza toda la documentación y visados, busca un lugar donde vivir en la ciudad de destino y pon fecha a tu mudanza al extranjero. ¡Comienza tu cambio de vida!

Por N26

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen

¿Cuánto se cobra de paro y cómo calcularlo?

Todo lo que necesitas saber sobre la prestación de desempleo.

Cómo ahorrar dinero en el súper: consejos para exprimir cada céntimo en la compra

Un presupuesto fijo para las compras puede ahorrarte miles de euros anuales. A continuación te explicamos cómo.

9 apps para controlar tus gastos y sacar el máximo partido a tu dinero

¿Cuáles son las mejores apps gratuitas para controlar tus gastos y gestionar tus finanzas personales? Sigue leyendo para averiguarlo.