Estafas en internet: cómo detectar los fraudes y protegerse en la red

N26 te ofrece una guía para protegerte mientras navegas en internet y aprender todo lo necesario para evitar timos y estafas en la red.

7 min de lectura

Hoy en día, sobre todo con lo que está pasando ahora, muchas personas dependemos de las entregas a domicilio y compramos a través de internet, por lo que es importante aprender a detectar posibles estafas en las que se intenta engañar a la gente para que facilite sus datos personales. Pero no te preocupes, en este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber para protegerte y estar alerta mientras navegas en internet, sobre todo en las redes sociales y los servicios de mensajería privada.

Lo primero de todo: ¿qué es exactamente el ciberfraude? Pues bien, este término hace referencia a los delitos que se cometen en internet, a través de sitios web y las apps del móvil que más usamos.

No olvidemos que el ciberfraude es un gran negocio; según un informe del Banco Central Europeo (BCE), ¡las transacciones fraudulentas ascienden a 1 800 millones de euros anuales! Por suerte, hay formas de protegerte. El primer paso es conocer algunas de las técnicas que suelen emplear los delincuentes para estafar a sus víctimas.

Si eres consciente de qué tipos de fraude existen, podrás discernir mejor si te estás enfrentando a uno de ellos y probablemente sabrás detectarlo. Aunque hay muchos tipos de estafa en internet, vamos a enseñarte los más utilizados por los ciberdelincuentes.

Durante 2018, solo en España, se sumó un total de 84 607 delitos informáticos. Esta cifra puede darnos una idea de la cantidad de delincuentes que rondan en internet tratando de sacar tajada. Una de sus técnicas es la estafa al comprar online, la cual se puede encontrar tanto en todo un sitio web fraudulento como en portales autenticados, como eBay o el marketplace de Facebook o Instagram.

En ellas se incita con urgencia a comprar artículos que, a menudo, no existen. Para ello, crean un sitio web fraudulento diseñado para parecer una empresa auténtica; con listas de productos, carrito y caja. Una de las señales de alarma que indican que un sitio web es malicioso es que en la barra de navegación aparezca la advertencia «No seguro». Esta aparece cuando el propietario del sitio web no ha comprado un certificado SSL (Secure Sockets Layer), por lo que la conexión entre el sitio y el usuario final está expuesta a ataques. Los propietarios de empresas auténticas saben lo importante que es proteger los datos de sus clientes invirtiendo en este distintivo de confianza, por lo que es un detalle que debes buscar siempre.

El phishing es uno de los métodos de ciberfraude más comunes. Las víctimas de esta estafa reciben un email, SMS o llamada telefónica que parece proceder de una fuente auténtica, como por ejemplo un banco o una tienda online. El mensaje suele estar diseñado para engañar y hacer que compartan información sensible. Si quieres más información sobre el phishing y cómo evitar morder el cebo, visita nuestra guía completa.

El amor es ciego, cosa que se convierte en una oportunidad de oro para los delincuentes que quieren aprovecharse de los que buscan a su media naranja, tanto en apps de citas como en las redes sociales. El timo de las citas online requiere mucho tiempo y paciencia, funciona así: el timador finge ser alguien que no es, crea un perfil atractivo y utiliza fotos falsas. Cuando se ha ganado la confianza de su víctima, el delincuente se inventa una historia, como por ejemplo una emergencia médica, e incita a la víctima a enviarle dinero.

Con este delito especialmente cruel, se embauca a víctimas vulnerables para que crean tener relaciones ficticias y, en lugar de caer enamorada, la víctima cae en una trampa.

La mayoría de las técnicas están diseñadas para jugar con las emociones de las personas y anular su capacidad de tomar decisiones lógicas. La falsa promesa de un amor es un ejemplo; aprovecharse de la empatía de la gente, otro. Y precisamente así es como funciona el timo de internet del falso recaudador. Los ciberdelincuentes crean una recaudación de fondos online con una historia dramática para que se te parta el alma y te animes a donar por una causa ficticia. Pero, a la hora de la verdad, no existe tal causa y la persona o personas que dirigen la recaudación de fondos quieren el dinero para su propio beneficio.

Este timo se basa en un viejo truco. Los destinatarios reciben un email de una persona que les pide ayuda para transferir millones de euros, libras o dólares. En teoría, se trata de una persona adinerada que no puede acceder a sus fondos debido a problemas legales complejos, como una guerra civil, restricciones del gobierno, etc. Suelen fingir ser altos funcionarios (incluso figuras de la nobleza de un país remoto) y ofrecen grandes sumas de dinero a todo aquel que pueda ayudarles. Por suerte, este tipo de estafa es fácil de predecir y debería ser fácil de detectar.

Lo importante es que prestes atención a las personas malintencionadas que quieren robarte el dinero.

Las estafas tipo «hazte rico rápidamente» abundan en la red y suelen promocionar ofertas de trabajo con sueldos elevados a cambio del mínimo esfuerzo. Los delincuentes anuncian ofertas de empleo ficticias para ver si pica alguna persona que esté desesperada por encontrar trabajo. Con la esperanza de encontrar un nuevo empleo bien pagado, las víctimas envían sus datos personales, con los que los estafadores les roban dinero o suplantan su identidad.

Si bien estos timos saltaban más a la vista en el pasado («¡Pincha aquí y gana 1 000 € al día trabajando desde casa, sin experiencia!»), los delincuentes se vuelven cada vez más sofisticados. Por ejemplo: en LinkedIn, los delincuentes envían mensajes con ofertas de trabajo ficticias en las que integran oportunidades de contratación auténticas, por lo que estas ofertas pueden parecer convincentes para los menos avezados y atraen a la gente con mucha facilidad.

Aunque las generaciones más jóvenes han nacido y crecido con internet, no creas que llevan la seguridad online en las venas. Sorprendentemente, un informe de la Comisión Federal de Comercio (FTC) señala que los millennials tienen más probabilidades de perder dinero con timos en internet que los mayores de 40. Teniendo esto en cuenta, ¿cuáles son los mejores métodos para evitar los timos en internet? Estos son nuestros consejos:

  • Familiarízate con las técnicas más usadas por los delincuentes. Para ellos es casi imposible engañar a alguien que conoce las reglas del juego.

  • Investiga a las personas o empresas que se ponen en contacto contigo. Tanto si se trata de una posible pareja en un sitio de citas, una empresa en LinkedIn o el representante de una organización benéfica que te pide donaciones, tienes que poner en tela de juicio su motivación.

  • Mantén siempre tus datos personales protegidos. Tienes que ser muy prudente cada vez que alguien te pida tu información de pago o tu información personal.

  • Ten cuidado cuando compres en internet. Investiga el sitio web si no lo conoces y cerciórate de que su servicio de pagos sea seguro (por ejemplo, busca el símbolo del candado en la barra de navegación). En cuanto a los portales de subastas, consulta la fecha de registro del usuario y su historial de ventas o compras. Además, utilizar una banca online que ofrezca seguridad adicional puede añadir otra capa de seguridad que te será muy útil.

  • Comprueba los ajustes de privacidad de tus redes sociales. Puedes convertirte en la víctima de los delincuentes si tus datos personales están a la vista de todos en internet, así que comprueba tus ajustes y limita los datos que se comparten públicamente.

  • Duda de las gangas y las ofertas de internet. Esto incluye las ofertas de trabajo, los códigos de descuento, los viajes baratos, los regalos o los descuentos excesivos en artículos caros.

Si detectas un ciberfraude o crees que puedes haber sido víctima de uno, es muy importante que lo denuncies cuanto antes. Notificar a las autoridades competentes, en el mejor de los casos, acarreará consecuencias penales para los autores del delito. Si se suplanta la identidad de una empresa auténtica (por ejemplo, un correo de phishing de PayPal), notifícaselo directamente a dicha empresa, ya que seguramente les interese investigar estos casos. Y, por supuesto, también debes ponerte en contacto con la autoridad antifraude de tu país.

Lista de la Europol de autoridades antifraude:

En N26, nos tomamos tu seguridad muy en serio. Esperamos que este artículo te ayude a ser más consciente y protegerte mejor mientras navegas en internet. Pero si crees que se ha puesto en peligro la seguridad de tu cuenta, te rogamos que te pongas en contacto con nuestro servicio de atención al cliente cuanto antes para que puedan ayudarte.

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen