Cómo usar la app de tu banco de forma segura

Desde crear una contraseña segura hasta bloquear la pantalla de tu móvil, toda precaución es poca cuando se trata de tu dinero. Te traemos 5 prácticas indispensables para un mobile banking seguro.

2 min de lectura

El término «banca móvil» incluye las transacciones bancarias realizadas a través del navegador del móvil o en las aplicaciones para móviles. Dos de cada tres usuarios en España ya ha activado servicios bancarios en su teléfono inteligente.

La aplicaciones de banca móvil se dividen en dos categorías: La primera incluye aplicaciones móviles específicas de bancos, como en la mayoría de bancos tradicionales. En su mayoría, las aplicaciones móviles que ofrecen los bancos están muy por debajo de las expectativas de los usuarios.

La segunda categoría está compuesta por las aplicaciones modernas de banca online, que puedes usar para gestionar tu cuenta bancaria en tiempo real. La desventaja es que tienes que compartir los datos de acceso a la cuenta bancaria con el proveedor de la aplicación. Debes asegurarte de que lees las reseñas que los usuarios escriben de la aplicación antes de usarla, sobre todo con las aplicaciones bancarias que ofrecen un acceso total a tu cuenta bancaria.

La aplicación para móvil N26 combina la seguridad de una cuenta bancaria alemana con la última tecnología en operatividad de banca móvil. En cuanto a seguridad se refiere, no existen grandes diferencias entre los requisitos de seguridad de banca móvil y de banca online. No obstante, debes tener en cuenta las recomendaciones adicionales para acceder a los servicios de banca móvil de forma segura.

Te recomendamos que aumentes la seguridad de tu teléfono inteligente añadiendo un código, patrón o huella dactilar de bloqueo. Con ello incrementarás la seguridad de la aplicación bancaria, sobre todo si pierdes el teléfono inteligente.

Te recomendamos que actualices el software del teléfono inteligente con regularidad. Con frecuencia, los fabricantes ofrecen actualizaciones de software para proteger el móvil de defectos de seguridad.

Asegúrate de que solo bajas las aplicaciones bancarias, y cualquier otro tipo de aplicación en su defecto, de las plataformas oficiales del fabricante, como la App Store de Apple y la Play Store de Google. No te fíes de cualquier nueva aplicación que no sea familiar. Pueden contener programas maliciosos que faciliten el acceso a información confidencial.

Te recomendamos que desactives la conexiones wifi de acceso público y la función de Bluetooth del móvil antes de que accedas a la cuenta bancaria desde el móvil. Incluso si utilizas una red wifi privada, debes comprobar que cuenta con el sistema de seguridad WPA2.

Nunca guardes contraseñas, nombres de usuario, códigos PIN o TAN relacionados con el banco en el teléfono inteligente. Si pierdes el teléfono o se infecta con un programa malicioso, aumentarán las posibilidades de ser víctima de ciberdelincuentes.

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen