Una persona utilizando su teléfono móvil.

Esto puede arruinar tu ordenador en minutos, a menos que sigas los consejos de esta guía: descubre qué es el malware y cómo puedes evitarlo

Qué es el malware, cómo ataca a tu equipo y qué puedes hacer si ataca a uno de tus dispositivos.

11 min de lectura

Se trata de uno de los problemas que siempre han existido en la red. Pero, ¿qué es exactamente? ¿Cómo ataca a tus dispositivos? Y, lo más importante, ¿qué hacer si eres víctima de uno? Te desvelamos estas y otras claves a continuación.

Si hay algo que no cambia año a año son los problemas en ciberseguridad. De hecho, suelen ir a peor con el paso del tiempo. Los ciberdelincuentes no pierden el tiempo y siempre están ideando nuevas formas de infectar tus dispositivos electrónicos.

Por eso, saber qué es el malware y cómo funciona te da una gran ventaja a la hora de prevenir sus ataques y mantener a salvo tus equipos. Lee esta guía completa y sabrás cómo reaccionar si eres víctima de uno de estos virus informáticos.

Definición de malware: en qué consisten estos programas maliciosos

Cuando hablamos de malware nos referimos a un software malicioso que alguien ha diseñado para infectar o dañar un dispositivo, o para acceder a información confidencial de otras personas o instituciones.

Estos programas se usan para poner en jaque la seguridad informática de los sistemas que atacan, y casi siempre su finalidad es extorsionar a las víctimas a cambio de recuperar archivos, contraseñas o información sensible que no se puede compartir públicamente.

El término malware procede de la abreviación del término en inglés malicious software (software malicioso) y encuadra ataques informáticos de diversa índole y funcionamiento.

La seguridad en N26

Tu seguridad es nuestra prioridad. Sigue nuestros consejos para protegerte online.
Consejos de seguridad online
Ilustración que muestra un escudo verde como señal de seguridad y protección.

¿Cómo funciona el malware? 

Hay un denominador común en el funcionamiento de todos los tipos de malware: la infección del dispositivo comienza con la descarga o la instalación de un software procedente de internet

Esta descarga no siempre se realiza de forma consciente por parte del usuario, sino que es consecuencia de un clic involuntario en algún enlace o página web infectada. También, obviamente, el malware suele estar presente en muchos de los archivos gratis que se descargan desde internet, lo que provoca que debamos estar muy atentos sobre qué elemento online clicamos.

Por último, el malware también puede estar presente en dispositivos USB que, al conectarse a tu dispositivo, lo infectan automáticamente. Por eso es siempre recomendable no conectar estos dispositivos a tu ordenador si no sabes con seguridad que están libres de virus informáticos.

¿Para qué usan los hackers el malware?

Como te avanzamos más arriba, los hackers usan estos virus informáticos para obtener acceso a información sensible que contenga el dispositivo al que están accediendo sin autorización.

En muchas ocasiones los ciberdelincuentes tienen acceso a estos programas en la dark web, así que ni siquiera los tienen que desarrollar, lo que hace más sencilla su propagación y, por tanto, la infección a más dispositivos.

¿Qué daños ocasiona el malware?

La lista de daños es variada en función del tipo de malware del que hablemos, aunque estos son algunos de los más comunes:

  • Infecta sistemas informáticos con el objetivo de dañar archivos u obtener acceso a infraestructuras.
  • Algunos eliminan datos importantes del dispositivo al que atacan.
  • Roban información confidencial de la víctima, a la que los hackers extorsionan para obtener dinero a cambio de devolverla.
  • Con algunos se realizan robos de identidad para perpetrar otros crímenes digitales.
  • Afecta al rendimiento del dispositivo, que ve cómo su capacidad y fluidez menguan considerablemente.

¿A qué tipo de dispositivos ataca? + sistemas operativos

Ten muy claro esto: el malware puede afectar a cualquier dispositivo y sistema operativo. Nada está a salvo de su ataque

A continuación te detallamos cómo afecta a cada uno:

  • Ordenadores con Windows como sistema operativo: los antivirus que incluye Windows dentro de su sistema no son suficientes y si tienes un ordenador con este sistema deberás optar por una protección adicional. Uno de los principales malware que ataca a este tipo de dispositivos es el ransomware WannaCry.
  • Ordenadores con iOS como sistema operativo: los dispositivos de Apple no escapan de la norma y también pueden verse afectados por malware. Uno de los más recientes es el CescentCore, que desactiva los antivirus del dispositivo y evitan que lo detecten.
  • Dispositivos móviles Android: los móviles también son otro foco de infecciones, sobre todo a través de los mensajes SMS con enlaces fraudulentos.
  • Dispositivos móviles Mac: el sistema operativo iOS también es vulnerable ante estos ataques. Una de las amenazas cibernéticas más recientes es la del spyware Pegasus.

Tipos de malware más comunes

Si diferenciamos por tipo de malware, los siguientes serían los más usuales dentro del universo de internet.

Ransomware

Este tipo de malware funciona a través del bloqueo o la denegación de acceso a un dispositivo o a un determinado grupo de archivos hasta que se pague un rescate al hacker.

Spyware

Este tipo de malware se centra en robar información para enviársela al hacker. Dentro de esta información suele haber datos sensibles como el acceso a cuentas bancarias, información sobre inicio de sesión, etc.

Gusanos informáticos

Este tipo de malware lo que pretende es expandir la infección a través de muchos equipos diferentes. Estos gusanos pueden actuar como mensajeros para instalar el software malicioso y recopilar información confidencial de muchos dispositivos a la vez.

Adware

Este tipo de malware busca generar ingresos para el hacker a través del bombardeo de anuncios en el dispositivo de la víctima. En general, la información que roba este malware solo tiene como objetivo personalizar los anuncios que verá la víctima en su dispositivo.

Troyanos

Este malware se usa para ocultar otro tipo de malware. Su modus operandi es infiltrarse en el dispositivo de la víctima haciéndole creer que se trata de un software legítimo. Cuando el troyano se activa, comienza a descargar otros tipos de software malicioso.

Su nombre viene de la historia del caballo de Troya, en la que los guerreros atenienses se escondieron en un caballo de madera gigante para que los troyanos creyeran que era un obsequio y lo metieran sin resistencia en la ciudad.

Botnets

Un botnet no es un malware como tal, sino una red de equipos que desarrollan y ejecutan virus informáticos. Aquí los hackers lo que hacen es infectar bots a los que manejan en remoto para infectar a otros equipos.

La finalidad de los botnets es enviar spam, robar datos sensibles y crear anuncios fraudulentos en el navegador de la víctima.

Exploits

Cuando hablamos de un exploit, lo hacemos de un punto endeble de un software que se podría utilizar de forma ilegal por un hacker para realizar una acción diferente a las que debería hacer (y casi siempre negativa para el usuario propietario).

Estos puntos suelen denominarse CVE, siglas del término en inglés Common Vulnerabilities and Exposures (Vulnerabilidades y exposiciones comunes) y suelen estar vigentes porque los usuarios se olvidan de mantener sus sistemas al día con sus correspondientes actualizaciones de seguridad.

Rootkits y bootkits

En primer lugar, los rootkits son herramientas de software diseñadas para lograr el control de un sistema sin levantar ninguna sospecha en la víctima. Los bootkits, por su parte, son un tipo de rootkit que infecta el kernel de un sistema, lo que los hace más peligrosos porque adquieren un mayor control y son más complejos de localizar.

La seguridad en N26

En N26, la seguridad es nuestra prioridad. Descubre una experiencia de banca 100% móvil
Seguridad en el banco
Ilustración que muestra un escudo verde como señal de seguridad y protección.

Cómo saber si mi dispositivo está infectado con un software malicioso

Te dejamos una lista con diferentes señales que indican que tu dispositivo lo ha infectado algún tipo de malware:

  • Se ralentiza mucho la velocidad del dispositivo: la fluidez baja sin motivo aparente y uno de los motivos puede ser que ha entrado en escena algún tipo de virus. Como el software malicioso se adueña de los recursos del dispositivo, no hay capacidad suficiente para procesar el resto. Igualmente, este punto también se puede deber a un colapso del aparato electrónico por exceso de programas abiertos y antigüedad del dispositivo.
  • Hay menos espacio de almacenamiento: algunos tipos de malware descargan archivos adicionales que van llenando la capacidad del dispositivo. Tener menos capacidad en el dispositivo sin tener una explicación coherente puede significar la presencia de un malware.
  • Aparecen continuas ventanas emergentes y programas que no reconoces: es una de las señales más obvias de que has sufrido una infección en tu dispositivo. Es muy probable que el malware esté haciendo de las suyas.
  • La pantalla se bloquea: ocurre constantemente, sobre todo en sistemas Windows. Pasa cuando se encuentran errores graves en el funcionamiento.
  • Se registra un aumento de la actividad online del sistema.
  • Se cambia la pantalla de inicio del navegador sin tu consentimiento: además, el navegador comienza a responder de forma lenta.
  • El navegador se llena de extensiones: aparecen herramientas o complementos que nunca descargaste ni autorizaste.
  • No puedes actualizar tu antivirus: el ordenador no te deja realizar la actualización con normalidad.

Medidas para prevenir un ataque de malware + ¿Puedo sentirme seguro 100 %?

Si bien es cierto que no puedes eliminar del todo la probabilidad de infección, si usas un buen programa antimalware y tomas las siguientes medidas, tendrás muchas probabilidades de mantener tu equipo a salvo:

  • No hagas clic en ventanas emergentes ni banners sospechosos en internet.
  • Evita los enlaces, los archivos y las descargas de las que no tengas la certeza 100 % de que sean legales.
  • Si vas a instalar una app en tu móvil, asegúrate que esté en el App Store de Apple o en Google Play.
  • Lee los comentarios y las opiniones sobre los programas que estés pensando en descargar a tu ordenador.
  • Ten cuidado al usar redes P2P.
  • Realiza copias de seguridad de forma regular por si llegas a sufrir una pérdida de datos por parte de un malware.

Si mi dispositivo se infecta, ¿me puedo librar del malware al 100 %?

Cuando tu ordenador sufre una infección por malware, es posible devolverlo a su estado normal y eliminar la totalidad del virus.

Sin embargo, hay algunos tipos de malware que son más complicados de eliminar, ya que resultan más complicados de localizar, como puede ser el caso de los troyanos. Para estos casos, lo mejor es recurrir a una herramienta que te ayude a eliminar ese malware. 

Entonces, ¿qué pasos debes seguir si sospechas que tu ordenador se ha infectado con malware?

  1. Antes que nada, instala un programa antimalware confiable: estos programas te ayudan a confirmar que la infección existe mediante un análisis del equipo.
  2. Ejecuta dicho programa y elimina el malware: el mismo programa que realiza el análisis te permite borrar la infección.
  3. Cambia las contraseñas: con el equipo 100 % limpio, lo importante es poner nuevas contraseñas por si los ciberdelincuentes te robaron las anteriores cuando tenían acceso al dispositivo.
  4. En caso de que tengas un iPhone, tendrás que reiniciarlo a los valores de fábrica: esto se debe a que Apple tiene restringido el análisis de sus sistema a través de terceros. Una vez cumplas este paso, puedes recuperar la información a través de la copia de seguridad que tenías del teléfono.

Recorrido del malware: principales ataques en la historia

El malware surge en la década de los 80, pero no es hasta el aumento de los ordenadores con el sistema operativo Windows en los 90 cuando las amenazas cibernéticas de malware se hacen notar en el panorama informático. 

Aquí te detallamos algunos de los eventos y sucesos más importantes en la historia de este tipo de ciberataques:

  • En 1982 surge el virus Elk Cloner, que se implementó contra sistemas Apple II mediante disquetes. Se le considera como el primer ataque de malware «moderno».
  • En 1990 el analista de ciberseguridad Yisrael Radai comienza a usar el término malware para hablar de software malicioso.
  • En 1995 comienza a expandirse el uso de virus creados para atacar al sistema operativo de Windows 95. Estos programas se encuentran escondidos normalmente en plantillas de documentos.
  • En 2002 un malware capaz de autorreplicarse, y al que se le conoce comúnmente como gusano, como es el JS/Exploit-Messenger, se propaga por los programas de mensajería instantánea.
  • En 2005 los ataques de adware bombardean las pantallas de la mayoría de personas que navegan por internet con invasivas ventanas emergentes, algunas de las cuales incluyen software malicioso.
  • En 2008 los hackers empiezan a utilizar el crecimiento de las redes sociales para incluir enlaces infectados y realizar ataques de phishing para expandir todo tipo de malware.
  • En 2010 el famoso gusano informático Stuxnet muestra el efecto devastador que este tipo de malware puede provocar en infraestructuras físicas.
  • En 2013 con el ataque de CryptoLocker comienza el surgimiento del ransomware como vía de extorsión a las víctimas y logra que el ataque con troyanos sea muy difícil de detectar.
  • En 2016 el malware Mirai comienza a atacar dispositivos de hogares inteligentes para convertir a estos dispositivos en gadgets zombi llamados botnets, que los hackers controlan a distancia.
  • En 2019 el ransomware vuelve a surgir con fuerza como una de las amenazas cibernéticas de malware más comunes y potentes, con ataques de gran repercusión que afectan empresas y organismos públicos.
  • En 2022 los hackers comienzan a usar exploits de malware para comprometer la información de muchos consumidores en algunas de las fugas de datos corporativos más grandes hasta la fecha.

La cuenta bancaria que te ayuda a controlar mejor tu dinero

Gasta y ahorra a tu manera con una cuenta bancaria que se adapta a ti. Descubre una forma fácil y segura de gestionar tu dinero directamente desde tu smartphone.
Conseguir cuenta Smart (pestaña nueva)
Smart Hero (ALL EU) Text/Media Intro.

Mantén a salvo tu dinero en N26

La mejor manera de enfrentarse a este tipo de malware, es tener todo tu dinero en un sitio bajo control. En N26, te ayudamos a vigilar tu dinero lo máximo posible para que evites males mayores en el futuro.

Con las cuentas N26 obtienes la posibilidad de activar notificaciones cada vez que realizas compras o recibes transferencias de dinero, algo que también tienes al alcance con la cuenta sin comisiones. Además, con las cuentas premium puedes acceder a funcionalidades especiales como Espacios, subcuentas separadas de tu cuenta principal a las que puedes asignar un nombre para proponerte unos objetivos de ahorro diferentes.

Échale un vistazo a las cuentas para elegir la que mejor se adapte a ti y súmate a la revolución de la banca online.

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

Enamórate de tu banco

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
Anastasia Kotovskaia, Dra. en Derecho.

Ciberseguridad y resiliencia operativa: retos para el sector financiero

La Dra. Anastasia Kotovskaia, experta en finanzas, analiza el papel de la seguridad informática corporativa, la amenaza constante de la ciberdelincuencia y los desafíos actuales en el sector.

Mujer sosteniendo un teléfono celular.

Conceptos Básicos del Depósito Bancario: Todo lo que Necesitas Saber

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre los depósitos bancarios y la garantía de depósitos.

Descubre la estafa.

No inviertas dinero antes de leer esta guía: descubre cómo funciona una estafa con criptomonedas

Todo sobre la estafa con criptomonedas: sigue los consejos de esta guía para mantener tu dinero a salvo.