El vishing, un nuevo tipo de estafa telefónica

6 min de lectura

Hoy en día, las estafas de phishing están más extendidas que nunca. Concretamente, el phishing de llamadas telefónicas, también conocido como vishing, es un tipo de estafa cada vez más frecuente al que hay que prestar atención. En una estafa telefónica, un delincuente te llama por teléfono o te envía un mensaje de voz con la intención de obtener información personal, que luego utilizará para acceder a tu dinero o para obtener otro tipo de beneficio. Pero que no cunda el pánico: hemos reunido toda la información importante que necesitas saber para detectar las estafas telefónicas y protegerte a ti y a los tuyos. ¡Sigue leyendo!

La definición de vishing

Definición de vishing: es un tipo de estafa de phishing que se produce a través de una llamada telefónica o un mensaje de voz. La palabra «vishing» es una combinación de los términos ingleses «voice» (voz) y «phishing». Pertenece a la categoría de la ciberdelincuencia y, al igual que el smishing, es una técnica que utilizan los estafadores para acceder al dinero o la información personal de las víctimas. Estos pueden intentar acceder a la cuenta bancaria de una persona, robarle los datos de la tarjeta de crédito o incluso engañarla para que transfiera el dinero ella misma.

¿En qué consiste el vishing?

Hay una razón por la que los timos de llamadas telefónicas se han hecho tan populares entre los estafadores. Utilizan lo que se conoce como «ingeniería social», una técnica que se sirve de los instintos humanos naturales, como la confianza, el miedo, la codicia o el deseo de ayudar a los demás. Un ciberdelincuente intentará evocar esos sentimientos, para que sientas pánico u otras emociones capaces de nublarte el juicio, y te pedirá que le entregues dinero u otra información. Puede tratar de asustarte diciéndote que tu dinero está en peligro, ilusionarte con la promesa de un maravilloso plan de inversión o rogarte que ayudes a una persona en apuros. En ese momento, la ingeniería social de las estafas telefónicas despierta en tu cerebro el deseo de actuar rápidamente, en lugar de llevarte a analizar la situación con lógica y calma.

Timos de llamadas telefónicas habituales

Los ciberdelincuentes suelen hacerse pasar por alguien en quien normalmente confiarías, como tu banco, un recaudador de impuestos, un asesor de inversiones o un representante de tu aseguradora. Así es más probable que le confíes tu dinero o tus datos financieros. Pueden personalizar las llamadas según la región en la que vivas, la época del año, tu edad y otros datos personales. Estas son algunas de las formas más comunes que tienen de acercarse:

  • Cuenta bancaria en peligro: en este tipo de ataque de vishing, los estafadores pueden llamarte y decirte que tu cuenta bancaria ha sido amenazada y corre el riesgo de sufrir un ciberataque. La persona que llama puede intentar convencerte de que transfieras el dinero de tu cuenta bancaria a otra «más segura», o pedirte tus datos de acceso para solucionar el problema. Un banco de fiar nunca solicita a sus clientes algo así en una llamada telefónica repentina, así que la opción más segura es colgar. Si aun así te preocupa el estado de tu cuenta, ponte en contacto con tu banco para asegurarte de que todo está en orden.

  • Una oferta maravillosa: algunos estafadores pueden llamar para ofrecerte un préstamo, un premio o una interesante oportunidad de inversión. Estas ofertas pueden resultar muy atractivas, por lo que puedes caer en la tentación de creer que son verdad. No te dejes engañar. Si te llaman de un sorteo en el que nunca has participado y te piden tus datos personales, cuelga el teléfono. Si una oferta parece demasiado buena para ser verdad, probablemente sea falsa.

  • Estafas fiscales: algunos delincuentes de vishing se hacen pasar por recaudadores de impuestos y amenazan o asustan a sus objetivos hablándoles de deudas fiscales pendientes y costosas multas. Estas llamadas pueden ser muy inquietantes, pero no dejes que el miedo se apodere de ti. Aunque tengas deudas pendientes, verifica siempre que las facturas provengan de una institución autorizada antes de tramitar ningún pago.

  • Estafas al seguro médico o a la Seguridad Social: los ciberdelincuentes a veces se hacen pasar por representantes del seguro médico o de la Seguridad Social para intentar robar prestaciones o dinero. Las personas mayores, que suelen ser el objetivo de estas estafas, por lo general están más aisladas y pueden no ser conscientes de la prevalencia del phishing. Para proteger a tus seres queridos de estos fraudes, cuéntales cuáles son los tipos de estafas más comunes y explícales por qué nunca deben compartir con prisas sus datos bancarios u otra información personal con desconocidos.

Cómo evitar ser víctima de una estafa telefónica 

En realidad, aprender a prevenir un ataque de vishing es muy sencillo. Hemos recopilado las medidas básicas que debes poner en práctica para evitar ser víctima de una estafa telefónica. 

  1. Nunca compartas ni confirmes tus datos personales por teléfono, aunque la persona que llame afirme ser de tu banco. En ninguna llamada legítima te pedirían algo así. Si se da la situación, considéralo como señal de advertencia de una posible estafa telefónica y cuelga. Luego asegúrate de informar de esta llamada a tu banco.

  2. No respondas a llamadas de números desconocidos. Deja que salte el buzón de voz y evalúa a partir de ahí. Si crees que podría ser un número de fiar, devuélvele la llamada, pero desde otro teléfono. Si se trata de una estafa, lo más probable es que no llegue la llamada.

  3. Comprueba si en el país donde vives existen listas de prohibición de llamadas. Añadir tu número a una de ellas significa que las empresas legítimas sabrán que no deben hacerte llamadas en frío. Así, las llamadas en frío que recibas tendrán más probabilidad de ser una estafa.

  4. No respondas a correos, SMS o mensajes de redes sociales donde te pidan tu número de teléfono. Suele ser el primer paso que dan los ciberdelincuentes para iniciar una estafa telefónica futura.

Cómo detectar una estafa telefónica

Para detectar un ataque de vishing, hay que estar atento a distintas señales de alarma básicas. Si sientes que te presionan, manipulan o atemorizan, puede ser señal de que estás hablando con un estafador.

El primer paso para prevenir un ataque de vishing es colgar a cualquier persona que te pida datos tales como tu dirección, tus contraseñas y los números de tu cuenta bancaria o tus tarjetas. Si te piden esa información sin venir a cuento, pon fin a la llamada. Ninguna empresa que se precie te pedirá los datos de esa manera. 


La seguridad en N26

Estamos orgullosos de ofrecer a nuestros clientes un servicio de banca digital cómodo y seguro. En N26, nuestra prioridad es garantizar la protección de tu dinero. Disfruta de total tranquilidad gracias a funciones de seguridad como la autenticación biométrica, la vinculación a través del móvil y la tecnología 3D Secure. Recibe notificaciones push en tiempo real con cada transacción, para estar siempre al tanto de lo que ocurre en tu cuenta. 

Si crees que has sido víctima de una estafa de vishing, ponte en contacto con el equipo de atención al cliente de N26. Estarán encantados de ayudarte todos los días de la semana a través del chat de la app o la WebApp N26. Si quieres más información sobre la seguridad en internet, consulta nuestra guía sobre seguridad online, donde encontrarás un montón de consejos útiles para proteger tu dinero de los estafadores.

¿Qué es el vishing?

Vishing es una combinación de los términos ingleses «voice» (voz) y «phishing». Se trata básicamente de una estafa de phishing que se lleva a cabo por teléfono o a través de un mensaje de voz. Los estafadores lo utilizan para convencer a la gente de que comparta información personal como su dirección, sus contraseñas o los datos de su tarjeta de crédito. Luego pueden servirse de esta información para robar dinero o prestaciones sociales, cometer fraudes con tarjetas de crédito o incluso suplantar la identidad.

¿Por qué son peligrosas las estafas telefónicas?

Caer en una estafa telefónica puede dar lugar a un fraude con tarjetas de crédito o débito, a la obtención de préstamos en tu nombre o a la pérdida de tus prestaciones o ahorros. Si un ciberdelincuente acumula deudas en tu nombre, también podría afectar a tu calificación crediticia a largo plazo. En algunos casos, es difícil reclamar el dinero perdido en una estafa de este tipo. El vishing es especialmente peligroso, pues genera pánico entre sus víctimas, un sentimiento que aprovechan los estafadores para manipular y obtener dinero e información.

¿Cómo puedo detectar un ataque de vishing?

La señal más clara para saber que estás sufriendo un ataque de vishing es que la persona que está al otro lado del teléfono te pida datos personales, como la dirección, los datos de tu cuenta bancaria o tus contraseñas. Un organismo legítimo nunca te pediría algo así. Es habitual que los estafadores se hagan pasar por alguien con autoridad o de confianza, como el director de tu banco, un recaudador de impuestos o un asesor de seguros. Si sientes miedo o crees que te están presionando para que compartas tus datos, es señal evidente de que podría tratarse de una estafa telefónica; deberías colgar.

¿Qué puedo hacer para no caer en estafas telefónicas?

Intenta que, cuando te llamen números desconocidos, salte el buzón de voz. Así podrás revisar tus mensajes de voz con tranquilidad, cuando tengas tiempo. Nunca compartas tus datos por teléfono: recuerda que ninguna entidad legítima te solicitará ese tipo de información, ni siquiera la policía o tu banco. Si sospechas que es un timo, pon fin a la comunicación y prueba a llamar al número desde otro teléfono.

¿Qué puedo hacer si he sido víctima de un ataque de vishing?

Si compartes tus datos personales por teléfono y sospechas que puedes haber caído en una estafa telefónica, es importante que actúes con rapidez. Si puedes, bloquea tus tarjetas y cambia las contraseñas de tus cuentas. También deberías ponerte en contacto con tu banco lo antes posible. Sus trabajadores podrán asesorarte sobre otras medidas que puedas tomar para minimizar las posibles consecuencias. Recomendamos a los clientes de N26 a que contacten con nuestro equipo de atención al cliente lo antes posible. Nos tomamos muy en serio cualquier sospecha de fraude y estaremos encantados de poder ayudarte.

Por N26

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen

Averigua cómo protegerte de los fraudes con tarjeta de débito.

Espacios N26 en la pantalla del teléfono, tarjeta N26 Usted, llaves y un vaso sobre una mesa.

¿Quieres saber cuál ha sido el impacto económico de la Covid-19 en Europa? N26 y el Instituto ifo se han unido para ver cómo ha afectado a la economía europea. Sigue leyendo para saber más.

Mano que sostiene el teléfono inteligente con pantalla de confirmación de pago PSD2.

Los procesos de pago online cambian a partir del 15 de enero de 2021. Esto es lo que necesitas saber y cómo te afecta personalmente.