¿Qué es la cuenta de ahorro? Todo lo que necesitas saber

Desde cómo abrirla a cómo planificar a largo plazo, te enseñamos lo más importante acerca de esta cuenta bancaria para estudiantes.

6 min de lectura

Cuenta de ahorro, ¿sí o no? La eterna pregunta que seguro te lleva un tiempo rondando la cabeza, y la punta de iceberg de una larga lista de dudas, desde cómo abrirla a cómo ahorrar con ella. No te preocupes, tenemos la información que te ayudará a entender qué es y para qué sirve.

Una vez abierta la cuenta, seguro que te asaltan más interrogantes: ¿cuánto debería ingresar y para qué? ¿cuál es el ritmo de ahorro apropiado? Sigue leyendo para encontrar todas las respuestas.

Los que entienden un poco de finanzas te dirán siempre que siempre abras una cuenta de ahorro junto con tu cuenta corriente (la cuenta de toda la vida). Te preguntarás por qué. Estas son algunas de las razones:

  • Los tipos de interés suelen ser más altos para las cuentas de ahorro que para las cuentas corrientes.

  • En el Reino Unido, la cuenta corriente básica de HSBC te paga un 0 % de interés, mientras que la de ahorro, un 5 %.

  • Apartar dinero en una cuenta de ahorros te ayuda a mejorar tus hábitos de gasto y a ahorrar más.

  • Un estudio de NS&I ha demostrado que quienes ahorran con un fin determinado suelen ahorrar 40 libras más que aquellos que no tienen un objetivo a la vista.

  • La función Spaces de N26 facilita la labor de ahorro al permitirte crear subcuentas con un objetivo determinado, como pueden ser unas vacaciones.

  • Si tienes todo tu dinero en tu cuenta corriente, no hay nada que te impida gastarlo.

  • En cambio, si lo guardas en una cuenta diferente, seguro que te lo piensas dos veces antes de hacerlo. Corazón que no ve, corazón que no gasta.

  • No olvides que con la cuenta especial de ahorros de Barclays con tipo fijo a un año, no podrás disponer del dinero en un año.

Nunca es demasiado pronto para abrir una cuenta de ahorros. De hecho, hasta siendo un niño puedes empezar ahorrar con cuentas como la First Saver de NatWest, válida para niños a partir de siete años. Así que si aún no tienes una, nunca es demasiado tarde. Te explicamos por qué:

  • Si inviertes 1000 € a un tipo de interés del 1% durante un año, ganas 10 €.

  • Si inviertes 1000 € a un tipo de interés del 1% durante cinco años, ganas 50 €.

  • Multiplicado a lo largo de los años, la cifra puede ser significativa.

  • En el Reino Unido, el sistema ISA evita que tengas que pagar impuestos por este tipo de cuenta.

  • Una cuenta ISA te permite ahorrar hasta 20.000 libras libres de impuestos.

Según numerosos estudios, se suele tardar hasta 66 días para que una acción se convierta en hábito, así que cuanto antes empieces a guardar tus centimitos, antes empezarás a ahorrar. Una vez que empieces, es más difícil que abandones el hábito.

A priori, el dinero que tengas en tu cuenta corriente debería llegarte para cubrir tus gastos de un mes. Y en tu cuenta de ahorros deberías tener el resto de tu dinero. La cantidad que necesites para vivir variará ligeramente de un país a otro en Europa.

  • Alquiler: 600 €

  • Comida: 300 €

  • Transporte: 150 €

  • Seguro: 50 €

  • Teléfono móvil: 20 €

TOTAL = 1120 €

Esto significa que deberás tener al menos 1120 € en tu cuenta corriente para cubrir los gastos mensuales, además de una cantidad determinada para gastos varios. A partir de ahí ya podrás empezar en apartar dinero para ahorro, pero nunca antes ¡no se trata tampoco de andar en números rojos con tal de ahorrar!

Un estudio de 2016 revela que un 28 % de los adultos del Reino Unido no dispone de ningún tipo de ahorro, mientras que un 40 % apenas tiene ahorradas 500 libras. Moraleja: no basta con abrirse una cuenta de ahorros, hay que usarla. Ahora bien, ¿cuánto dinero debería ir apartando?

Lo ideal es que cuentes con un colchón que te permita cubrir gastos durante seis meses.

Estos son los números:

  • Alquiler (aprox. 600 €) x 6 = 3600 €

  • Comida (aprox. 300 €) x 6 = 1800 €

  • Transporte (aprox.150 €) x 6 = 900 €

TOTAL = 6.300 €

Si esta cifra te resulta algo inalcanzable, no desesperes. Todo cuenta. El mismo estudio anterior también reveló que si cada casa tuviera ahorrado al menos 1000 libras, esto evitaría el endeudamiento de medio millón de personas.

Apartar dinero para ahorro no es tarea fácil, y menos cuando se tiene alguna deuda. Así que cuando tengas que decidir si utilizar tu dinero para ahorrar o para pagar una deuda, ten en cuenta lo siguiente:

Si el préstamo que debes pagar tiene un tipo de interés del 1 %, pero tus ahorros tienen un interés del 5 %, te conviene destinar tu dinero a ahorro.

Si la deuda que tienes contraída está afectando a tu calificación crediticia, lo mejor es que la amortices lo antes posible, para que mantengas tu calificación y te puedan ofrecer mejores productos de crédito en el futuro (y más barato) de acuerdo con Experian, empresa de calificación crediticia.

Si tienes una deuda, pero estás al día con el resto de tus gastos mensuales y con tu hipoteca, no hay ningún problema en que destines algo de dinero a ahorro.

E incluso si andas apurado para amortizar tus deudas, trata de apartar aunque sea una pequeña cantidad cada mes. ¡A la larga, 10 € al mes dan para mucho!

A medida que te vas acercando a la segunda mitad de tu periodo laboral, lo más seguro es que empieces a pensar en tu jubilación. Te damos las cantidades aproximadas que deberías tener ahorrado cuando cumplas los temidos 40, incluidos los ahorros para la jubilación:

Deberías aspirar a tener ahorrado seis años de gastos, que incluirían alquiler, comida, viajes, suministros, artículos de aseo, cortes de pelo, ropa y varios (regalos, vacaciones, donaciones).

Deberías contar con 20 años de gastos antes de jubilarte.

Si ya cuentas con un plan de pensiones, puede que te estés preguntando que qué sentido tiene abrirte una cuenta de ahorros. La respuesta está clara: mucho. Aun cuando dispongas de un plan de pensiones, siempre debes tener un colchón para imprevistos o casos de emergencia. Pero ¿de cuánto debería ser ese colchón y cómo se hace para tener uno?

Prueba con esto:

  1. Empieza por ahorrar 500 €

  2. Ahorra hasta cubrir un mes de gastos habituales

  3. Luego, intenta ahorrar tres meses de gastos

Al final, lograrás tener de 3-6 meses de ahorro para imprevistos. Más vale estar preparado para lo que pueda surgir, así te ahorras también el estrés y el disgusto.


En N26 creemos en gestionar las finanzas de manera sencilla. En nuestros artículos te explicamos sin tecnicismos lo que necesitas saber sobre banca, finanzas y ahorro. Es mucho más fácil de lo que piensas.

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen