Influencer Photo (Viajar)
Volver al blogProductos y Servicios

Guía para abrir tu primera cuenta

Seamos realistas, estamos todos hasta arriba de cosas que hacer y abrir una cuenta en el banco... siempre se deja para el final. No porque no sea importante, sino porque sabemos que puede llevar bastante tiempo y complicaciones.

Abrir una cuenta puede parecer más difícil de lo que en realidad es. Solo hace falta tener la información adecuada. Ya seas estudiante, estés trabajando o bien si acabas de mudarte a España, en esta guía te contamos sin rodeos ni tecnicismos cómo abrir una cuenta en España.

¿Qué tipos de cuentas bancarias existen?

Es una buena forma de empezar. Dos de las cuentas más comunes son las cuentas para residentes y las cuentas para no residentes. Como su propio nombre indica, las primeras son para residentes, mientras que las segundas son para aquellas personas que viven fuera de España, pero que aun así quieran tener una cuenta en el país.

Una cuenta para no residentes es la opción ideal para aquellos que, por ejemplo, quieren comprar una casa en España sin vivir en el país. Pero si vives aquí y quieres abrir una cuenta para los gastos del día a día, lo suyo es que abras una cuenta de residente, independientemente de tu nacionalidad.

De entre todas las opciones, estos son los tipos de cuentas bancarias más comunes:

  • Cuenta corriente: este es el tipo de cuenta estándar que se usa para las transacciones habituales.
  • Cuenta de ahorros: es el tipo de cuenta en la que guardas tus ahorros y recibes unos pequeños intereses a cambio.
  • Cuenta de depósito: es como la cuenta de ahorros, pero las opciones para acceder a tu dinero son más limitadas, ya que depositas en ella tu dinero para no moverlo.
  • Cuenta nómina: esta cuenta está diseñada específicamente para recibir tu sueldo o, lo que es lo mismo, domiciliar tu nómina.

Como has podido observar, cada tipo cuenta sirve para algo distinto y por eso hay mucha gente que tiene más de una. Lo que tienes que preguntarte es qué necesitas tú. Depende de tu situación y de las opciones que ofrezca el banco que hayas elegido, pero desde luego para empezar, la más básica e importante es la cuenta corriente.

¿Cómo elegir una cuenta?

Como ya sabes, hay instituciones bancarias tradicionales y bancos digitales. El tipo de cuenta al final lo eliges tú, pero antes de tomar una decisión quizá te convenga tener en cuenta los siguientes puntos:

  • ¿Es fácil abrir una cuenta con ese banco?
  • ¿Te permite gestionar tus finanzas con facilidad, sea el tipo de cuenta que sea?
  • ¿Qué comisiones cobra?

La verdad es que merece la pena investigar un poco.

¿Cómo abrir una cuenta?

Ahora que ya hemos repasado los tipos de cuentas bancarias, te dejamos un pequeño resumen con los primeros pasos para abrir una cuenta:

  • Abre la cuenta cuando puedas justificar tu dirección. Puede parecer algo obvio, pero todo te resultará mucho más fácil si ya dispones de una dirección. Si por ejemplo acabas de instalarte en España, ya seas nuevo en el país o acabes de volver, para poder abrir una cuenta deberás presentar un justificante de domicilio, como puede ser el contrato de alquiler de tu casa.

  • Ten los documentos preparados (encontrarás más información más abajo en el punto “¿Qué se necesita para abrir una cuenta?”).

  • Elige tu banco. Si puedes, por ejemplo, busca un banco que te permita hacer operaciones a través de Internet, para que no tengas que perder tiempo en la sucursal.

  • Una vez hayas tramitado la apertura de la cuenta, te tocará esperar unos días hasta recibir por correo postal los datos de tu cuenta y la tarjeta.

¿Cómo abrir una cuenta online?

Si ya estás demasiado ocupado con todo lo que tienes que hacer, quizá te interese tener una cuenta en un banco digital que te permite abrir una cuenta en solo unos minutos desde tu móvil.

Con N26 podrás abrir una cuenta bancaria con IBAN español desde tu móvil en unos minutos, sin papeleos ni paseos al banco. Solo necesitas un móvil compatible y un documento de identidad en vigor.

¿Cuánto cuesta abrir una cuenta?

El coste de abrir una cuenta puede variar considerablemente. Una vez más, depende del banco y del tipo de cuenta.

Entre los costes suele estar incluida una comisión de mantenimiento y, en algunos casos, puede que incluso haya una comisión de apertura. Por regla general, los bancos suelen hacer descuentos a jóvenes y mayores.

Tipos de comisiones de las cuentas bancarias Las cuentas bancarias estándar suelen estar sujetas a los siguientes tipos de comisiones:

  • Comisión de mantenimiento: el cobro de estas comisiones suele ser mensual, trimestral o anual.
  • Comisión de tarjeta de crédito/débito: puede que te cobren alguna comisión por el simple hecho de tener una tarjeta.
  • Comisión por sacar dinero: pregunta en tu entidad bancaria por el coste de utilizar cajeros automáticos. Es posible que te cobren por utilizar un cajero automático que no pertenezca a la red de cajeros automáticos de tu banco.
  • Comisiones por transferencias internacionales: dependiendo del banco, te pueden cobrar algo por enviar dinero a otros países.

Pero que no cunda el pánico, no todos los bancos cobran todas estas comisiones. Realmente merece la pena informarse bien para encontrar el banco que mejor se adapte a tus necesidades. En N26 no hay comisiones de mantenimiento, podrás sacar dinero del cajero automático cinco veces al mes de forma gratuita y, como trabajamos con TransferWise, te ahorras un montón de comisiones en las transferencias internacionales.

¿Qué se necesita para abrir una cuenta?

Una vez más, los requisitos para abrir una cuenta dependen del banco. Como hemos mencionado anteriormente, siempre y cuando seas residente en España, N26 no te pedirá un justificante de domicilio, así te ahorras algo de papeleo.

Para abrir una cuenta tradicional posiblemente tengas que presentar algunos justificantes:

  • Un documento de identidad, como el DNI o pasaporte.
  • Un justificante de domicilio, como una factura de luz o el contrato de alquiler.
  • Si no eres español, el Número de Identificación de Extranjero (NIE).
  • Justificante de estatus laboral: el carné de estudiante si eres estudiante, tu contrato si eres trabajador o un documento oficial que certifique que estás en paro.

Estos son, por supuesto, los requisitos para abrir una cuenta de residente. Para abrir una cuenta de no residente probablemente debas demostrar que no eres residente presentando algún documento del país en el que residas.

¿A qué edad se puede abrir una cuenta?

La edad mínima para abrir una cuenta con la mayoría de los bancos son los 18 años, a no ser que un representante legal la abra en tu nombre si eres menor. Para demostrar que eres mayor de edad bastará con que presentes tu DNI, pasaporte o NIE.

Sin embargo, para abrir una cuenta en N26 es necesario tener más de 18 años y no es posible que un representante legal lo haga en tu nombre.

¿Cuánto cuesta cerrar una cuenta?

Si en algún momento decides cerrar tu cuenta, te conviene averiguar de antemano cómo hacerlo y si te van a cobrar alguna comisión. A veces es mucho más complicado de lo que parece y con los bancos tradicionales puede suponer hacer un montón de papeleo. Dependiendo de la cuenta que tengas, puede que te cobren alguna comisión. Esto varía en función del banco, pero si lo que buscas es flexibilidad, un banco móvil como N26 te permite cerrar la cuenta sin comisiones cuando tú decidas.


No dejes que las complicaciones de los asuntos financieros te frenen. Si encuentras una opción que se adapte a tus necesidades, abrir una cuenta puede ser pan comido.

Olvídate del estrés de abrir una cuenta. Echa un vistazo a nuestra guía para encontrar respuestas a tus dudas y no te pierdas los próximos artículos para estar al tanto de todas las novedades.

Artículos relacionados

Creemos que estos te pueden interesar...