Mujer en el coche trabajando y negociando.

¿Qué es la remuneración?

Descubre qué es la remuneración, cómo calcularla y los diferentes tipos de retribución a los que puedes acceder.

5 min de lectura

La remuneración es la compensación que se abona a un empleado a cambio de su tiempo y trabajo. Si trabajas para una empresa, es posible que la remuneración solo sea una parte del paquete retributivo total. En este artículo analizaremos detalladamente qué significa remuneración, así como las demás formas de compensaciones y beneficios que puedes percibir.

¿Qué significa retribución? Definición para empleados

Pero entonces, ¿qué significa retribución exactamente? En esencia, la retribución, también denominada remuneración, es una compensación fija que las empresas pagan a los empleados a cambio de su trabajo. El importe de la remuneración y la frecuencia con la que te paguen dependerá de si recibes un o por horas. Para que te hagas una idea más clara, a continuación te presentamos algunos de los tipos de remuneración más habituales.

Comisiones

Una comisión es un pago que recibes además de tu salario habitual por alcanzar un determinado objetivo o cuota. Las comisiones son un tipo de remuneración que se da con frecuencia entre los representantes de ventas. Estos empleados suelen tener un salario base al que se pueden añadirse comisiones basadas en el rendimiento. Este incentivo económico es un recurso excelente que usan las empresas para fomentar las ventas. Por ejemplo, podrías recibir una comisión si consigues vender un número determinado de productos, p. ej., coches.

Primas

Las primas también se conocen a veces como incentivos a corto y largo plazo. Un incentivo a corto plazo es una compensación monetaria que suele pagarse mensual, trimestral o anualmente, por lo general cuando se alcanzan los objetivos empresariales. Un incentivo a largo plazo suele abarcar un periodo de tres a cinco años y puede pagarse en efectivo, en participaciones de la empresa o en acciones. Algunas empresas también ofrecen primas tras un año de fuerte crecimiento.

Horas extra y paga de vacaciones

Como empleado, por lo general tienes derecho a cobrar horas extra si trabajas más de las horas pactadas, es decir, el número de horas que sobrepase las que acordaste trabajar inicialmente. Las horas extra suelen pagarse como «una hora y media», es decir, 1,5 veces la tarifa de la hora habitual. Algunos paquetes retributivos también incluyen los días festivos o de vacaciones.

Cuenta bancaria N26

La cuenta bancaria 100 % móvil sin comisiones ocultas, sin papeleos y llena de ventajas.
Abrir mi cuenta (pestaña nueva)
Una mano elevada que sostiene una tarjeta estándar N26 transparente.

Remuneración en especie

La remuneración en especie es la retribución que percibe el trabajador de una empresa en forma de determinados bienes o servicios, en lugar de en dinero. Aunque el dinero suele ser la compensación más habitual —y a veces la única—, la remuneración en especie puede suponer grandes ventajas para los empleados. Algunos ejemplos de ello son los tickets restaurante o los bonos de transporte.

Ejemplos de retribución

Veamos un ejemplo para entender mejor la remuneración: pongamos que ganas 28,50 € la hora y trabajas 30 horas a la semana. Esto significa que cobrarás una remuneración de 855 € por semana: 28,50 € × 30. Si luego trabajaras 10 horas extra durante esa semana, cobrando cada hora como si fuera una y media, ganarías 427,50 € más (28,50 € × 10 × 1,5). Por tanto, tu remuneración total de la semana sería de 1.282,50 €. 

Otro ejemplo: si trabajas como director de ventas en una empresa de automóviles, es posible que te ofrezcan un salario base de 20 € la hora y 35 horas a la semana. Tu remuneración mínima semanal sería entonces de 700 euros, o sea, 20 € × 35. Si durante esa semana vendes un coche por valor de 24.500 € y te llevas un 20 % de comisión por la venta, recibirías 4.900 € en total. Esto significa que el salario semanal total sería de 5.600 €. Como las comisiones no siempre se pagan semanalmente, conviene que te informes de cuándo las pagan, para evitar sorpresas. 

¿Qué es la remuneración bruta?

Para entender la remuneración, es importante distinguir entre retribución bruta y neta. La es la suma total de dinero que cobras antes de descontar los impuestos y las deducciones. Una vez aplicadas las deducciones, te queda la remuneración neta, que es la que se transferirá a tu cuenta. Toda esta información debe detallarse en tu nómina, aprende a .

¿Cómo se calcula la remuneración bruta?

Para calcular tu remuneración bruta, solo tienes que multiplicar las horas contratadas por la tarifa por hora y luego añadir las horas extra que hayas trabajado. Puedes usar esta fórmula:

(número de horas contratadas x tarifa por hora) + (cualquier hora extra x tarifa por hora extra) = remuneración bruta

Por ejemplo:

  • Si has trabajado 35 horas y tu tarifa por hora es de 28,50 €, el cálculo sería 35 × 28,50 € = 997,50 €.
  • Supongamos que has trabajado 15 horas extra adicionales a una tarifa de 1,5 veces tu tarifa horaria normal. Serían 15 × 42,75 € = 641,25 €.
  • Suma la remuneración pactada a la remuneración por las horas extraordinarias para obtener la remuneración bruta: 997,50 € + 641,25 € = 1.638,75 €. 

¿Cuál es la diferencia entre remuneración y salario?

La remuneración se basa en la tarifa por hora, por lo que el importe de esta se calcula en función de las horas que trabajes. Esto significa que la remuneración puede variar de una semana a otra. En cambio, el salario es una cantidad fija de dinero que se te paga y que suele repartirse a lo largo de un periodo de 12 meses. El salario también se acuerda entre el empresario y el trabajador al iniciar el contrato laboral.

¿Cómo se percibe una remuneración?

La forma de pagar la remuneración varía en función de la empresa, el sector e incluso las normas del país en el que vivas. Pero, en general, la frecuencia de

¿Ya te han pagado? Empieza a gestionar tu dinero de forma inteligente

¿Quieres estar al tanto de tus gastos desde el momento en que recibas el dinero en tu cuenta? Entonces abre una cuenta bancaria N26 Smart en solo 8 minutos y empieza a gestionar tu dinero cómodamente desde el móvil a cualquier hora del día. Recibirás una vistosa y tendrás acceso a las Estadísticas, nuestra innovadora función que clasifica automáticamente tus transacciones para ayudarte a entender tus gastos. Además, podrás reservar dinero para tus objetivos con los Espacios, nuestras huchas virtuales exclusivas ubicadas junto a tu cuenta principal. Y las Reglas te permiten transferir automáticamente una parte de tu dinero al Espacio designado, para que ahorres al máximo y sin esfuerzo.

Cuenta sin comisiones N26

Descubre N26 y gestiona tu cuenta en tiempo real directamente desde el móvil.
Cuenta sin comisiones
Una mano elevada que sostiene una tarjeta estándar N26 transparente.

¿Qué es son los salarios predominantes?

Los salarios predominantes son una remuneración en forma de tarifa salarial básica por hora que los empleadores que celebran contratos públicos deben pagar a los empleados. Solo se aplican a personas que trabajan en sectores de servicios específicos. Los salarios predominantes son los más utilizados para ocupaciones como las de los trabajadores de la construcción y los mecánicos. La tarifa se fija geográficamente y según las condiciones del mercado, lo que garantiza que todos —independientemente de su género u origen racial— trabajen en igualdad de condiciones y reciban un salario justo. También evita que los contribuyentes tengan que pagar más de lo debido.

¿Qué es un salario embargado?

Un salario embargado es aquel que se retiene a los empleados mediante una orden judicial, normalmente porque se debe dinero por una deuda. En algunos casos, este dinero puede enviarse directamente a un tercero para su amortización. Por ejemplo, un empresario podría retener tu sueldo para enviárselo directamente a un acreedor hasta que se salde la deuda. Los salarios se pueden embargar para sufragar el impago de impuestos, los préstamos pendientes y la manutención de los hijos.

¿Quién está obligado a cotizar a la Seguridad Social?

Todos los trabajadores están obligados a cotizar a la Seguridad Social. En el caso de los asalariados, la cotización se deduce del salario bruto. Por lo general, encontrarás esta información en tu nómina.

¿Los salarios están sujetos a impuestos?

En algunos países se permite ingresar una determinada cantidad sin aplicarle impuestos. En el caso de la declaración de la renta, por ejemplo, solo están obligados a presentarla aquellas personas que perciban más de 22.000 € al año de un mismo pagador y 14.000 € de dos o más pagadores. El importe de los impuestos también variará en función del paquete retributivo que te hayan ofrecido, así como de la base de cotización y tus circunstancias personales. Tu empleador está obligado a efectuar las retenciones necesarias de tu salario bruto antes de pagarte el sueldo. También tiene que entregarte las nóminas en las que consten las retenciones fiscales.

¿Cuándo se suele transferir el sueldo a la cuenta bancaria?

Depende de la frecuencia con la que te paguen. Al empezar en nuevo trabajo, darás los datos de tu cuenta a la empresa, que por lo general establecerá una forma de pago periódica. Esto significa que te ingresará el salario automáticamente en tu cuenta. El día de cobro suele especificarse en el contrato de trabajo.

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen

Entiende qué es la inflación y cómo impacta en el precio de las cosas que compras.

Aprende todo sobre tu número de cuenta bancaria e interioriza el tipo de operaciones que puedes hacer con ellas.

Tener varias cuentas bancarias es habitual para muchas personas pero, ¿qué dice Hacienda? Te contamos los pros y contras de tener varias cuentas bancarias y cómo declararlas a Hacienda.