Billete de 20 euros con forma de camisa.

Ha llegado la hora de entender tu nómina

¿Alguna vez has leído tu nómina? Si casi todo lo que pone en ella te suena a chino, ha llegado la hora de que sepas adónde va tu dinero cuando tu salario pasa de bruto a neto.

6 min de lectura

A todos nos encantaría vivir totalmente despreocupados del dinero, ver nuestra cuenta bancaria tan llena que no necesitáramos destinar ni un solo minuto a pensar en nuestras finanzas. Pero la realidad para la mayoría de la población es muy distinta, a todos nos preocupa el dinero y nos angustia la falta de él. Por eso, en N26 queremos contribuir a que te familiarices con todo lo que tenga que ver con tus ingresos y, en general, con tu salud financiera. Queremos aportar nuestro granito de arena empezando por lo más básico: que entiendas tu nómina.

Todos los meses recibes una cantidad de dinero en la que, a simple vista, es muy fácil diferenciar el bruto del neto. ¿Pero qué ha pasado por el camino? ¿Adónde ha ido a parar la diferencia entre una y otra cantidad? Puede que pienses que es mejor no saberlo,no visualizar lo mucho que pagas en concepto de impuestos o contribuciones a la seguridad social para así evitarte un enfado irremediable. Pero créenos, conocer lo que tributas y el porqué es algo verdaderamente importante; tanto, que una sentencia del Tribunal Supremo del día 17 de enero de 2019 obliga a todas las empresas a mostrar el contenido de la nómina de la forma más clara posible, es decir, evitando en la medida de lo posible que te suene a chino.

En tu dinero mandas tú, y para poder hacerlo tienes que empezar por conocer el tema a fondo. Así que ponte manos a la obra, tanto si recibes tu nómina en papel como si es en formato digital, procura tenerla a mano mientras revisamos paso a paso todos los puntos claves.

N26 Metal

La cuenta premium de alta gama con una estilosa tarjeta Mastercard metálica.
Descubrir N26 Metal (pestaña nueva)

Encabezado de la nómina

Se encuentra en la parte superior de la página y resume los datos básicos del empleador y del trabajador. En el lado izquierdo se encuentra información de la empresa como su nombre y dirección, CIF y su código de cotización a la Seguridad Social. En la parte derecha la correspondiente al trabajador: D.N.I., número de la Seguridad Social, puesto que desempeña, antigüedad, etc.

Período de liquidación

Si seguimos bajando encontraremos justo después del encabezado las fechas a las que se refiere la nómina, es decir, la franja temporal por la que el trabajador está siendo remunerado. Deben indicarse claramente los días a los que corresponde este pago, por ejemplo del 1 al 31 de enero de 2020, así como en número total de días laborables o naturales que se han trabajado. Normalmente esto se expresa según lo que marque el convenio colectivo.

Sección de devengos

Aquí encontraremos todo lo relacionado con la cantidad económica que percibimos a cambio de nuestro trabajo, es lo que conocemos como salario bruto. Los devengos son todos los ingresos que el empleado recibe y se dividen en salariales y en no salariales. La percepciones salariales son las que recibimos estrictamente a cambio de la prestación de un servicio, es decir, el dinero contante y sonante. Las no salariales se derivan del ejercicio de la actividad laboral pero no están directamente vinculadas con nuestro trabajo en sí. Son por ejemplo las dietas, ayudas al transporte, ayudas por traslado, gastos en herramientas para trabajar, indemnizaciones por despido, etc.

En este punto conviene echar un vistazo a nuestro convenio colectivo, ya que en él se recogen aspectos tan importantes como el salario base, las tablas salariales que indican si se está percibiendo una cantidad acorde con el puesto y otros aspectos que influyen en nuestro salario como la antigüedad. También es importante destacar que, en caso de recibir una paga extra, esta debe estar reflejada en la sección de devengos. En España existen dos pagas extras obligatorias, una en Navidad y otra cuando dicta el convenio colectivo.

Al final de esta sección encontraremos la cantidad total que se nos paga mensualmente antes de impuestos: el salario bruto.

macbook pro cerca de una taza café y papeles.

Sección de deducciones: retenciones y cotizaciones a la Seguridad Social

Aquí es donde empieza el lío, en este apartado se encuentran todas las retenciones y cotizaciones que se aplican a la nómina. Para explicarlo de forma sencilla la sección de devengos suma, y la de deducciones resta.

Por un lado todos los residentes en España tienen que pagar la famosa retención del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas), que es un impuesto progresivo, lo que significa que cuanto más dinero ganes, mayor es el porcentaje que se retiene de tu nómina. Esta cantidad se ve afectada por situaciones personales como el estado civil del trabajador, si tiene o no algún grado de discapacidad, hijos o familiares a su cargo y su tipo de contrato. Por regla general cada trabajador tendrá una retención de IRPF diferente, calculada y aplicada por la empresa en función de la previsión de ingresos del trabajador para cada año. Si esta cantidad es muy baja, cuando hagamos la declaración de la renta nos saldrá a pagar, y si es muy alta a devolver.

Por otro lado tenemos las cotizaciones que la empresa realiza a la Seguridad Social por cuenta del trabajador. Parte de esta cotización recae en el trabajador y parte en el empleador, y ambas deben reflejarse en la nómina. Hay distintos conceptos por los que cotizamos, el porcentaje de cada uno siempre debe venir indicado en la nómina y depende de la legislación que se aplique en el momento. Los conceptos de las cotizaciones a la Seguridad Social y los porcentajes que recaen en el trabajador son los siguientes:

  • Desempleo: 1,55 % si el contrato es de tipo general, 1,60 % si el contrato es de duración determinada a tiempo completo o parcial.
  • Contingencias comunes: 4,70 % de la base de cotización.
  • Formación profesional: 0,10 % de la base de cotización.
  • Horas extraordinarias por fuerza mayor: 2 % de la base de cotización.
  • Resto de horas extraordinarias: 4,70 % de la base de cotización.
  • El empleador cotiza 0,20 % al FOGASA, pero el empleado no lo hace por este concepto.

En la parte final de esta sección también pueden aparecer otros conceptos como anticipos, retribuciones en especie y otras deducciones.

Líquido a percibir

Esta es la parte en la que puedes ver tu salario neto, es decir, el dinero que se va a ingresar en tu cuenta mes a mes en concepto de nómina. Esto es el resultado de hacer la siguiente operación: Total Devengado - Total deducciones.

Bases de cotización

En esta sección puedes encontrar desglosados todos los datos de cotización a cargo de la empresa. Sirven para calcular la cantidad que puedes recibir por futuras prestaciones como jubilación, desempleo o en caso de baja.

Ahora que tienes una visión general con las indicaciones básicas para entender tu nómina, podrás dar respuesta todas las dudas que tenías en el aire. Desde N26 te animamos a interesarte por todo los asuntos que tengan un impacto en tu economía y en la salud de tu cuenta corriente. Así que coge tu nómina, ve paso a paso y calcula si el resultado que aparece en ella es correcto.

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen

Todo lo que necesitas saber sobre qué es el CVC de la tarjeta de crédito y para qué sirve.

Aprende todo sobre tu número de cuenta bancaria e interioriza el tipo de operaciones que puedes hacer con ellas.

Tener varias cuentas bancarias es habitual para muchas personas pero, ¿qué dice Hacienda? Te contamos los pros y contras de tener varias cuentas bancarias y cómo declararlas a Hacienda.