Los más pequeños y el dinero: finanzas para niños

Desarrollar buenos hábitos de ahorro y gasto es un reto, y enseñárselos a nuestros hijos es aún más complicado. Por eso hemos preparado esta guía práctica de consejos y trucos

6 min de lectura

Muchos de nosotros recordamos con cariño nuestra infancia como una época apacible en la que no teníamos que preocuparnos por la hipoteca, las facturas y los objetivos de ahorro. Sin embargo, también sabemos que lo que aprendemos en la infancia da forma a los adultos en los que nos convertimos. Por eso es una buena idea que dediques tiempo a hablar con tus hijos sobre dinero desde una edad temprana. Cuanto mejor instruyas a tus hijos en finanzas, mayor será la probabilidad de que sepan administrarse cuando sean mayores. 

Y lo cierto es que nunca es demasiado temprano para empezar a hablar a los niños de dinero. Para ayudarte a dar los primeros pasos, hemos creado una guía práctica con consejos sobre cómo y cuándo iniciar la conversación.

Consejos sobre educación financiera para niños 

En plena crisis internacional en un mundo financiero cada vez más digitalizado, es importante que tus hijos dispongan de conocimientos monetarios.

1. Conoce tus valores 

Cuando se trata de dinero, todos tenemos prioridades diferentes. Mientras que algunas personas prefieren gastar el dinero en viajes y experiencias, otras prefieren ahorrar para la jubilación o la entrada de una casa. Sean cuales sean tus prioridades, conviene que determines cuáles son tus valores para saber qué quieres transmitir a tus hijos. 

2. Predica con el ejemplo

Los niños aprenden de nosotros, por eso es importante que seas consecuente. Al fin y al cabo, los niños aprenden tanto observando como practicando lo aprendido. No gastar más de la cuenta es una forma de reducir el propio estrés financiero y de establecer una relación más sana con el dinero. Por ejemplo, al no ceder cada vez que tu hijo te pide que le compres un juguete, le estás enseñando a ser disciplinado con el dinero y que la moderación es una habilidad importante en la vida. Tal vez puedas explicarle que ahorras para cuando vaya a la universidad o, si dispones de los medios, pedirle que te ayude a elegir una ONG para hacer una donación. Puede ser una buena forma de iniciar una conversación sobre el valor del dinero y las múltiples formas en que se utiliza a lo largo de la vida.

3. Incluye lecciones sobre gestión económica en el día a día

Desde el día en que nacieron, tus hijos forman parte de tu vida financiera. Te han acompañado a comprar y te han visto pagar, han pedido caramelos en la caja y te han visto sacar efectivo del cajero. Aprovecha estos momentos para educarlos, ya sea al hacer la compra o cenar fuera. Prueba con juegos que impliquen el intercambio de dinero para ayudarlos a practicar. Cuando sean mayores, puedes dejarles pagar un helado o darles una paga a cambio de que hagan ciertas tareas. El dinero está presente en todos los ámbitos de la vida: ¡aprovéchalos como oportunidad de aprendizaje!

4. Adáptate a los tiempos

Las herramientas digitales han conseguido que gestionar las finanzas sea más fácil que nunca. Hoy en día puedes gestionar tus finanzas desde el móvil gracias a apps bancarias, pagos móviles y herramientas de control de gastos online. Además de ser una forma estupenda de fomentar los conocimientos digitales de tus hijos, los bancos móviles son interactivos y visualmente atractivos, lo cual resulta muy entretenido para los niños. ¿Quieres comprobarlo en primera persona? Abre una cuenta bancaria N26 para descubrir lo fácil que es tener un banco 100 % digital. 

5. Busca el punto de encuentro con tus hijos

Aunque todos los niños son diferentes, es importante que las conversaciones sean apropiadas para su edad. Con los niños mayores o los adolescentes seguramente te será más fácil mantener conversaciones fluidas, pero a los más pequeños les puede costar entender que un cajero automático no es simplemente una máquina que te da dinero gratis. Para que las conversaciones sean interesantes, usa conceptos que no sean demasiado complicados y fomenta su curiosidad por el dinero. Recuerda que, aunque es una buena idea enseñarles habilidades de gestión del dinero a una edad temprana, la infancia es sagrada: procura no agobiarlos con tu propio estrés financiero.

Educación financiera para niños de todas las edades

Las cuestiones de finanzas son complejas, incluso para los adultos. Pero mediante el juego, el diálogo y los cambios en el estilo de vida, puedes hacer que tus hijos disfruten de aprender sobre finanzas. Por supuesto, la forma de abordar el tema dependerá de la edad de tus hijos. A continuación, te dejamos un resumen sobre cómo iniciar la conversación con niños de diferentes edades:

  • Niños pequeños: si a un niño aún le da el berrinche cada vez que tiene que bañarse, probablemente sea demasiado pronto para enseñarle a calcular el saldo de una cuenta corriente. Pero los niños pequeños son criaturas curiosas que aprenden rápido, así que prueba a explicarles conceptos sencillos y ver qué se les queda. Juega a «hacer la compra» para que compren artículos y paguen con piedras o rocas, o deja que te inviten a comer en un restaurante imaginario y que ellos decidan el precio. Sobre todo, enséñales lo eficaz que puede ser gestionar el dinero de forma responsable, ya sea en las tiendas, el banco o en casa. 

  • Niños mayores: dales a tus hijos una hucha y una pequeña cantidad de dinero para que la depositen en ella. Explícales que ahorrar significa que tendrán más dinero más adelante, ya sea para comprar algo especial o utilizarlo cuando sean mayores. Juega a juegos de mesa como el Monopoly, para que entiendan de forma general los conceptos de gasto y ahorro. Haced una visita a un cajero y enséñales a sacar efectivo, o deja que paguen el pan en la panadería de vez en cuando. Como es posible que empiecen a recibir dinero de los familiares, ábreles una cuenta bancaria y anímalos a ahorrar para cuando crezcan.

  • Adolescentes y adultos jóvenes: proponles que realicen trabajos extraescolares o de verano, como cuidar niños o ser socorristas. Les ayudará a valorar el trabajo que conlleva ganar dinero. Explícales cómo ingresar esa cantidad que tanto les ha costado ganar en su propia cuenta bancaria, y enséñales a hacerse un presupuesto con las herramientas de las apps bancarias. Es el momento perfecto para que empiecen a ahorrar para la universidad, unas vacaciones con los amigos o comprarse un coche. Recuérdales que no se comparen con otras personas que tengan más, y dales ejemplo donando a las causas que te preocupan cuando dispongas de los medios suficientes.  


Tu dinero en N26

La educación financiera para niños no tiene por qué ser difícil, sobre todo si tienes tus finanzas y herramientas de ahorro al alcance de la mano. Abre hoy una cuenta N26 Smart y crea hasta diez subcuentas de Espacios, diseñadas para ayudarte a organizar tu dinero de forma sencilla y alcanzar tus objetivos de ahorro. De este modo, podrás enseñarles a tus hijos formas interactivas y sencillas de simplificar los gastos y ajustarse a un presupuesto, todo ello con tan solo deslizar el dedo por la pantalla del móvil. También puedes crear Reglas para establecer transferencias periódicas y dejar que tus hijos vean aumentar el saldo. Además, con las subcuentas conjuntas de Espacios compartidos puedes compartir gastos comunes con tus seres queridos, crear presupuestos conjuntos y convertirte en ejemplo de buen comportamiento financiero para tus hijos. 

¿Por qué es importante educar a los niños en materia financiera?

Los niños adquieren las destrezas vitales más importantes observando a quienes los rodean. Al hacerles participar en actividades relacionadas con el dinero apropiadas para su edad y al hablar abiertamente con tus hijos sobre cómo ahorras y gastas, estarás sentando las bases de unos buenos hábitos de gasto para el futuro.

¿Cuáles son las mejores formas de educar a los niños en materia de dinero?

Hay muchas formas divertidas de enseñar a los niños cómo funciona el dinero. Ya sea con juegos de finanzas para niños, como el Monopoly, o jugando a ir de compras o a cenar, los niños aprenden mucho a través del juego y la observación. En el caso de los niños mayores y los adolescentes, puedes plantearte darles la paga o animarlos a ganar algo de dinero con un trabajo de verano. Les dará la oportunidad de gastar y ahorrar algo que se han ganado ellos mismos. Por último, da ejemplo tomando tú mismo buenas decisiones financieras y hablando abiertamente con tus hijos sobre dinero.

¿Cuándo hay que empezar la educación financiera para niños?

Según las estadísticas, los niños son capaces de comprender el concepto del valor de las monedas a los 4 años, y los hábitos monetarios pueden establecerse a los 7 años. Pero lo cierto es que el dinero es una parte integral de la vida de todos, y nunca es demasiado pronto para que empieces a inculcar a tus hijos buenos hábitos financieros. Aprovecha las oportunidades del día a día para enseñarles a ser responsables con el dinero, siempre en función de su edad. Juega con ellos y habla abiertamente sobre dinero, pero evita compartir tu estrés financiero con tus hijos.

¿A partir de qué edad se puede abrir una cuenta bancaria infantil?

La edad depende del país. En general, los niños de 14 años o más jóvenes pueden tener una cuenta bancaria custodiada por sus padres o tutores. En algunos países se permite a los menores a partir de 15 años abrir una cuenta bancaria sin la participación de sus padres, y la mayoría de los bancos permite a los mayores de 18 años abrir una cuenta bancaria independiente a su nombre. Infórmate en los bancos de tu zona para saber qué tipos de cuentas ofrecen a los menores.

¿A partir de qué edad se puede abrir una cuenta bancaria en N26?

Todas las personas mayores de 18 años que residan en uno de nuestros 25 mercados pueden abrir una cuenta bancaria. Las cuentas de N26 son una opción excelente como primera cuenta bancaria, ya que ofrecen prestaciones móviles intuitivas diseñadas para ayudarte a ahorrar y gastar con confianza. Si tu hijo está a punto de cumplir los 18 años, échale un vistazo a nuestras distintas cuentas bancarias para encontrar la opción adecuada.

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
Pie Chart.

La regla 50 30 20: cómo ahorrar más y derrochar menos

¿Odias todas esas herramientas de administración tan complejas? Prueba la famosa y sencilla regla de ahorro 50 30 20 para organizar tu dinero y crear un presupuesto.

Piggy bank to symbolize budgeting tips (how to save money).

Cómo administrar tu dinero: finanzas personales para principiantes

Aprende a administrar tu dinero de forma eficiente con estos consejos. ¡Tú mandas en tu cuenta!

mujer con una máscara de compra de frutas en un supermercado.

Cómo ahorrar dinero en el súper: consejos para exprimir cada céntimo en la compra

Un presupuesto fijo para las compras puede ahorrarte miles de euros anuales. A continuación te explicamos cómo.