Ilustración de alguien que busca hogar.

Encontrar una vivienda de alquiler en Italia: guía práctica para expatriados

Conoce las normas imprescindibles y los mejores consejos para alquilar una vivienda en Italia. Te lo explicamos todo.

8 min de lectura

¿Acabas de mudarte a Italia y buscas una vivienda de alquiler? ¿O tal vez estás preparando tu traslado y quieres planificarlo todo de antemano? En cualquier caso, ¡estás en el lugar acertado! Tanto si vienes a Italia para trabajar o para estudiar como si estás aquí unos meses o de manera indefinida, tienes muchas opciones a tu disposición. Pero también hay algunas cosas que debes saber antes de alquilar una vivienda si eres extranjero en Italia. Esta guía abarca todo, desde los gastos y la mejor forma de encontrar casa, hasta los distintos tipos de contratos y los documentos que necesitarás. ¡Comencemos!

Primero, una aclaración sobre la terminología: cuando hablamos de viviendas en Italia, normalmente nos referimos a pisos, no a viviendas unifamiliares. En las ciudades grandes y medianas, así como en la mayoría de pueblos hoy en día, la mayoría de personas viven en bloques de pisos grandes o pequeños. 

Dónde buscar una vivienda de alquiler en Italia

Hay varios sitios en los que puedes buscar viviendas de alquiler en Italia. Por ejemplo, agencias inmobiliarias, sitios web y periódicos especializados; o quizás te topes por casualidad con un cartel de “Se alquila” mientras deambulas por una calle empedrada. Todo depende de lo que estés buscando, pero también de la suerte. El tradicional cartel que se coloca en un edificio para publicitar una vivienda sigue siendo una opción popular. Si das un paseo por el barrio en el que trabajas, estudias o te gustaría vivir, no olvides tener los ojos bien abiertos para no perderte una buena oportunidad.

Si quieres buscar vivienda de una forma más lógica y organizada, hay otras opciones más fiables a tu disposición. En primer lugar, están las agencias inmobiliarias. Pueden cambiar de una ciudad a otra, pero hay cadenas de marcas reconocidas en casi todos los pueblos y ciudades de Italia. Sin embargo, pueden cobrarte una comisión alta, que suele ascender al coste de uno o dos meses de alquiler.

Encontrarás anuncios agrupados de viviendas en alquiler de varias agencias o de particulares en periódicos especializados en alquiler y venta de bienes inmuebles.

La cuenta bancaria que te ayuda a controlar mejor tu dinero

Gasta y ahorra a tu manera con una cuenta bancaria que se adapta a ti. Descubre una forma fácil y segura de gestionar tu dinero directamente desde tu smartphone.
Conseguir cuenta Smart (pestaña nueva)
Smart Hero (ALL EU) Text/Media Intro.

Cómo buscar por internet una vivienda de alquiler en Italia

Obviamente, muchos periódicos tradicionales han sido reemplazados por los digitales. Hoy en día, la mejor forma de buscar una vivienda de alquiler en Italia es internet. En Italia hay montones de sitios web especializados: immobiliare.it, Subito, idealista, Casa.it, MioAffitto, affitto.it, trovacasa, soloaffitti.it, entre otros. La mayoría de agencias copian los mismos anuncios en varios sitios, pero, aun así, vale la pena que busques en el máximo de sitios posibles para no pasar por alto la vivienda ideal.

Normalmente, estos sitios conectan con la agencia o el particular que alquila la vivienda. A partir de ahí, empieza la fase de toma de contacto y negociación. Por tanto, aunque la primera parte de tu búsqueda sea a distancia, te recomendamos estar en Italia para los siguientes pasos. Ver una vivienda en persona siempre es la mejor opción, ya que las fotos pueden retocarse o excluir las desventajas de un piso. También puede marcar la diferencia cuando los caseros quieren conocer a los inquilinos en persona antes de celebrar un contrato de larga duración.

¿Cuánto cuesta el alquiler en Italia?

Pasemos a los precios. ¿Cuánto cuesta el alquiler en Italia? En comparación con otros países, sobre todo del norte de Europa, los precios del alquiler no suelen ser muy altos en Italia. Obviamente, en gran parte depende del tipo de piso, pero la ciudad en la que deseas vivir también marca la diferencia. Los precios del alquiler pueden ser muy altos en algunas zonas de Milán, Roma y Nápoles; pero incluso en ciudades más pequeñas, como Florencia, Bolonia o Perugia, que son centros universitarios con estudiantes tanto italianos como extranjeros, los caseros suelen aprovecharse de la alta demanda en el mercado del alquiler y los precios se disparan. En Milán, por ejemplo, a mediados de 2022, el coste medio del alquiler de una vivienda era de más de 20 €/m². Turín, una gran ciudad universitaria del norte, es otro ejemplo de ello. Es más rica que muchas otras ciudades italianas, pero aun así, ofrece precios del alquiler muy atractivos.

Gastos adicionales al alquiler que hay que prever

Cuando elabores tu presupuesto para el alquiler de una vivienda en Italia, tendrás que añadir otros conceptos además del precio de la renta. De hecho, como inquilino, tendrás la responsabilidad de abonar los consumos, como la electricidad, el gas, el agua (a menudo incluida en los gastos de comunidad), el teléfono fijo y el internet, así como la televisión de pago (si está disponible). La tasa de basuras también es responsabilidad del inquilino. No olvides preguntarlo, ya que las tasas de recolección de residuos suelen ser bastante altas. Tendrás la obligación de dividir los gastos de la comunidad. Por ley, el casero es responsable de las derramas extraordinarias (por obras en el edificio, etc.), mientras que tú te harás cargo de las cuotas ordinarias. No obstante, los contratos estipulan divisiones de gastos distintas (normalmente, en favor del inquilino).

También hay casos, sobre todo en el caso de los pisos pequeños para un alquiler de corta duración (hablaremos más de ellos en la siguiente sección), en los que tu casero y tú podéis estimar más conveniente fijar una “tarifa plana con todo incluido”. Básicamente, se trata de un precio que incluye los gastos accesorios y todo lo demás, para que no tengas que preocuparte de pagar un montón de facturas. Por último, recuerda que hay un gasto al que no deberás hacer frente: como inquilino en Italia, tienes derecho a que te cambien o reparen las cosas rotas o desgastadas.

Envía 💸 al extranjero

Haz transferencias internacionales desde tu cuenta de N26 de forma fácil, rápida y segura.
Transferencias internacionales con N26

El contrato de alquiler en Italia

Pongamos que ya has encontrado la vivienda adecuada y sólo te falta firmar. Pues espera, porque hay muchos tipos de alquileres en Italia. Normalmente, el casero es el que propone el tipo de alquiler, pero éste puede negociarse. Echemos un vistazo a los varios tipos, pero ten en cuenta una cosa: no te preocupes si ves el término “arrendamiento” en el contrato. Así es como se denomina conforme al Derecho italiano, pero es lo mismo que un alquiler.

Tipos de contratos de alquiler en Italia: Contratos de alquiler de libre negociación (4+4)

El tipo de contrato más habitual para un alquiler de larga duración es el contrato de alquiler de libre negociación (también denominado «4+4»). Dura cuatro años y puede renovarse automáticamente por cuatro años más cuando expira. Los gastos, así como el resto de cláusulas, las negociáis el casero y tú. Normalmente, el propietario redacta el modelo del contrato, así que léelo con detenimiento. Si tienes algún problema con el idioma o la terminología legal, puedes acudir a un asesor jurídico. El precio del alquiler en un contrato de alquiler de libre negociación puede ser fijo o ajustarse a la inflación (basándose en el ISTAT, o el índice del Instituto Nacional de Estadística).

Contrato de alquiler regulado (3+2)

Hay otros tipos de contrato denominados “contratos de alquiler regulados”. Estos tienen en común que estipulan un límite de precio, que se fija conforme a los convenios regionales en función de varios criterios. Sin embargo, aparte de eso, son muy distintos: El primero se llama contrato de alquiler regulado, o 3+2. Transcurridos los tres primeros años, puede renovarse expresamente por tres más o renovarse automáticamente por dos años adicionales. Claro está que puedes notificar tu voluntad de rescindir el contrato cumpliendo los plazos acordados.

Contrato de alquiler de corta duración

Puedes optar por un contrato de alquiler de corta duración para una estancia de hasta 18 meses. No obstante, tendrás que comunicar las circunstancias extraordinarias que te obligan a celebrar un contrato más corto: movilidad profesional, necesidades académicas, prácticas, formación profesional o búsqueda de empleo.

Contratos de alquiler para estudiantes universitarios

Hay alquileres especiales para estudiantes. Duran entre seis meses y tres años, y pueden renovarse por el mismo periodo, pero también pueden rescindirse.

Para todos los tipos de alquileres, por lo general pueden rescindirse antes de la fecha de terminación del contrato, pero con un plazo de preaviso de entre uno y seis meses. La fecha de terminación siempre se estipula en el contrato.

Qué documentos necesitarás para alquilar una vivienda en Italia

A la hora de firmar el contrato, necesitarás dos cosas: tu documentación y una fianza. En cuanto a los documentos que necesitarás para alquilar una vivienda en Italia, no tendrás que hacer frente a tasa alguna. Sólo necesitas un DNI o pasaporte y un código fiscal italiano. En la mayoría de los casos, tu casero también pedirá ver tu última declaración de la renta (formulario 730 para empleados o formulario Único para autónomos), u otro tipo de documento que acredite tu solvencia.

Luego está la fianza, que equivale a cierto número de rentas del alquiler. Este importe se le abona al casero en concepto de aval, que se te reembolsará cuando finalice el periodo del alquiler si todo va bien. Protege al propietario en caso de daños materiales, rentas impagadas o si un inquilino abandona la vivienda sin previo aviso. La fianza suele ascender a tres rentas mensuales, pero cada contrato puede variar a este respecto.

Asegura tus viajes

Un plan con paquete de seguros, ventajas y descuentos exclusivos y mucho más.
Abrir una cuenta N26 You (pestaña nueva)
5 tarjetas de débito N26 You de diferentes colores.

Transacciones internacionales sin comisiones con N26

Trasladarse a otro país también puede significar gestionar tus finanzas fuera de tu país de origen (con unos costes operativos que alcanzan entre el 1 y el 3 %). Con el banco 100 % digital N26, puedes acceder a tu dinero sin gastar una fortuna en comisiones.

Es así de fácil: las cuentas bancarias N26 te permiten utilizar tu tarjeta en cualquier lugar del mundo sin costes operativos. Es más, si tienes una cuenta N26 You o N26 Metal, las retiradas en cajeros en el extranjero también son gratuitas. ¿Quieres más información? ¡Echa un vistazo a nuestras cuentas hoy!

Acabas de leer un artículo redactado con el máximo nivel de exactitud, basado en fuentes oficiales, leyes y sitios web institucionales. No obstante, pese a ello, no está publicado en un sitio web gubernamental oficial. Dado que las normativas pueden cambiar con el paso del tiempo, te instamos a consultar los sitios web gubernamentales antes de realizar ninguna acción.

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

Enamórate de tu banco

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
Ilustración del costo de la vida.

Coste de vida en España: cifras reales para que te salgan las cuentas

Cifras reales del coste de vida en España para que tengas un control real de tus gastos.

Una calle típica de Nápoles.

Visa de nómada digital en Italia: todo lo que debes saber para solicitarla

Todo lo que debes saber sobre la visa de nómada digital en Italia y cómo conseguirla para vivir y trabajar en el país transalpino.

Mesa de trabajo en el jardín.

Workation: ventajas del trabajo freelance en España

Descubre esta nueva modalidad de trabajo como nómada digital que combina el trabajo en remoto y las vacaciones. ¡Una opción ideal para freelance en España!