Una mujer con mochila montando bicicleta.

El coste real de la carboneutralidad

Es algo digno de admirar, pero nada fácil de lograr: la neutralidad total en carbono requiere mucha dedicación. Te enseñamos algunas maneras de conseguirlo y cuánto dinero te costaría (o ahorrarías).

8 min de lectura

El clima de nuestro planeta es cada vez más impredecible, así que te estarás preguntando cómo puedes contribuir y reducir tu impacto medioambiental. 

Durante años, el escurridizo concepto de la carboneutralidad ha sido una de las medidas más comentadas para ralentizar el cambio climático. Sin embargo, el estilo de vida de la sociedad moderna genera altas cantidades de carbono. Por eso, saber cuál es la mejor manera de reducir tu huella de carbono puede ser todo un reto. En este artículo nos adentramos en el mundo de la carboneutralidad, te contamos qué puedes cambiar para llevar un estilo de vida más verde y cómo esta meta puede afectar a tus finanzas.

¿Qué significa carboneutralidad?

La cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera ha aumentado en un 50 % solo en los últimos 200 años. La sociedad actual depende de los combustibles fósiles, como el petróleo, el gas y el carbón. Así, el carbono se ha convertido en un desafortunado subproducto parte de nuestra vida. Cada vez que cogemos un vuelo, cargamos el móvil o, incluso, cuando vemos algo en Netflix, estamos produciendo gases de efecto invernadero que acaban en la atmósfera. Estos gases absorben el calor del sol y lo mantienen, en lugar de dejarlo escapar al espacio. Como consecuencia, la temperatura de la tierra aumenta.

Básicamente, tu huella de carbono es la suma de todas las emisiones de gases de efecto invernadero que produces durante tu vida. Según las estimaciones globales, la huella de carbono media de una persona es 4,6 toneladas de carbono al año, pero la cifra puede variar drásticamente en función de dónde vivas y del estilo de vida que lleves. En definitiva, conseguir la neutralidad en carbono consiste en intentar compensar todas las emisiones de carbono que produces durante tu día a día.

Cuenta sin comisiones N26

La cuenta bancaria 100 % móvil, gratis, sin papeleos y llena de ventajas.
Abrir mi cuenta (pestaña nueva)
Una mano elevada que sostiene una tarjeta estándar N26 transparente.

El coste de la carboneutralidad

Conseguir la neutralidad en carbono es algo digno de admirar, pero es una meta muy ambiciosa. La realidad es que, incluso viviendo de forma completamente autónoma y autosuficiente, sin conexión a la red eléctrica y alimentándote de forma sostenible de tu propio huerto, lo más probable es que sigas produciendo gases de efecto invernadero. Aun así, reducir tu huella de carbono de forma significativa puede ser un esfuerzo que merece la pena. Y en función de cómo lo hagas, podría tener un impacto positivo en tu cuenta bancaria. 

Reduce tu consumo eléctrico

El consumo de energía en el hogar es uno de los factores que más aumenta nuestra huella de carbono. En Estados Unidos, un 38 % de la emisión de gases de efecto invernadero de los hogares se produce calentando y enfriando las casas. Además, otro 15 % se produce calentando agua. Asimismo, el consumo anual medio de una lavadora genera 51 kg de carbono, por lo que tendríamos que plantar 5,1 árboles para contrarrestarlo. Ver Netflix 3,5 horas a la semana genera 584 kg de carbono. Alarmante, ¿verdad? Tendríamos que plantar 58,4 árboles para compensar estas cantidades. 

Como ves, disminuir tu consumo eléctrico puede reducir de forma significativa tu huella de carbono —¡pero también tu factura de la luz! Por ejemplo, para conseguirlo podrías calentar solo las habitaciones en uso, instalar un termostato y cancelar las suscripciones que no necesites. Si tienes algo de dinero ahorrado, también podrías invertir en algunas soluciones más costosas para reducir tus emisiones de carbono y tu factura de la luz a largo plazo. Por ejemplo, podrías mejorar el aislamiento térmico de tu casa, instalar una cubierta reflectante de «techo frío» o un suelo sostenible. 

Replantéate tu forma de moverte

El transporte es responsable de alrededor del 20 % de las emisiones de carbono a nivel global. De este total, un 75 % se produce en viajes por carretera y un 11 % en viajes en avión. Esto significa que los viajes por carretera producen un 15 % de las emisiones de carbono en todo el mundo y los viajes por aire un 2,5 %. Las cifras son sorprendentes si tenemos en cuenta el gran foco que hay sobre el coste del carbono en viajes en avión en comparación con el de los viajes en coche. 

Entonces, ¿cuál es la conclusión? Una de las mejores maneras de reducir tu huella de carbono es encontrar alternativas al coche o la moto. Según señala un estudio de 2017, no usar el coche durante un año podría reducir tus emisiones de carbono anuales en 2,4 toneladas. También podrías ahorrar bastante dinero si no te compras un coche. Algunas estimaciones indican que hacer carpooling, es decir, compartir coche para ir a algún sitio, te puede ahorrar hasta 1.100 $ al año. La Asociación Americana de Transporte Público también estima que si las personas renunciaran al coche y usaran el transporte público, podrían ahorrar hasta 9.515 $ anuales. No obstante, eliminar vuelos innecesarios también es muy buena idea. Un vuelo normal y corriente produce 250 kg de carbono por hora y pasajero, es decir, una cifra que puede crecer rápidamente.   

Crea nuevos hábitos alimentarios

La producción de alimentos genera un 37 % de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo. De estos, un 57 % se produce con la reproducción y cría del ganado. En cambio, la producción de alimentos de origen vegetal genera un 29 % de emisiones. Así que, si estás pensando en cambiar tu dieta para reducir tu huella de carbono, empezar a consumir más alimentos de origen vegetal es una gran idea. Además, como la carne suele ser más cara que las opciones vegetales, esto también podría ahorrarte un buen pellizco.

Aparte de eso, es importante saber que según el tipo de cría de ganado se generan más o menos emisiones. Por ejemplo, la ganadería bobina produce más del doble de emisiones de carbono por kilo que la ovina, y ocho veces más que la porcina y la avícola. Así que, si decides renunciar a un tipo de carne, empieza por la ternera.

De todas formas, es fundamental no solo replantearte qué comes, sino cómo lo haces. El 6 % de las emisiones de carbono de todo el mundo se deben al malgasto de comida. Aunque no lo parezca, es una cifra muy alta. Si planeas la semana con un poco de cuidado, puedes reducir el desperdicio. Como ya te decíamos, esto no solo reducirá tus emisiones de carbono, también te ayudará a ahorrar en tus compras del supermercado. Puedes planificar tu menú por adelantado, revisar qué tienes en la nevera antes de ir a hacer la compra o comerte siempre todas las sobras. ¡El planeta y tu cartera te lo agradecerán!

Invierte en iniciativas que compensen el carbono

Incluso si sigues todos nuestros consejos y te esfuerzas mucho en reducir tu huella de carbono, probablemente no conseguirás la neutralidad al 100 %. Por este motivo, muchas personas que apoyan la carboneutralidad recurren a iniciativas que compensan el carbono. De esta forma, consiguen llevar sus emisiones de carbono anuales a cero. El primer paso para poder compensar tus emisiones es usar una calculadora de huella de carbono online. Así, podrás ver una estimación de tu producción de carbono anual. Una vez tengas esta información, puedes elegir entre una de las cientos de iniciativas y decidir cómo quieres compensar tus emisiones. 

El precio de las iniciativas varía de una a otra, pueden costar desde 6 hasta 1.200 $ por kilo, en función del método de extracción de emisiones. En lugar de tirarse a la piscina de pleno y compensar todas sus emisiones anuales de golpe, mucha gente prefiere empezar compensando actividades concretas, como un vuelo o el consumo de carne. Y, desde ahí, ir contrarrestando las emisiones poco a poco.

¿Las acciones de una persona normal pueden marcar la diferencia?

Comprometerse a alcanzar la carboneutralidad es todo un desafío y, para algunas personas, será incluso un tema controvertido. Tan sólo 90 empresas son responsables del 66 % de las emisiones de carbono de todo el mundo. Esto lleva a muchas personas a decir que cargar la responsabilidad de reducir las emisiones de carbono en la ciudadanía es injusto e inefectivo. 

La empresa petrolera BP es un perfecto ejemplo de esto. En 2005 lanzaron una campaña muy popular donde presentaron al mundo el concepto de la huella de carbono de cada individuo. Quitaron el foco y la responsabilidad de aquellos que realmente tenían el poder, poniendo el peso en la ciudadanía. Así, el gigante petrolero podría seguir generando tranquilamente inmensas cantidades de carbono. Mientras tanto, el resto del mundo empezó a reciclar y a apagar las luces de la casa de forma obsesiva.

Una de las acciones más poderosas para ayudar a reducir las emisiones de carbono globales es pedir a quienes ostentan las posiciones de poder que hagan cambios significativos. Esto podría conllevar votar por políticas más respetuosas con el medioambiente, contribuir a causas ambientales y ser activista en una organización ambiental. El objetivo de reducir las emisiones de carbono en la tierra es de vital importancia y nosotros también tenemos el poder de cambiar las cosas, pero no podemos asumir esta responsabilidad a solas.  


Tu dinero en N26

N26 te ofrece una forma de gestionar tu dinero simplificada y sin estrés. Mantenerte al tanto de tus finanzas es fácil gracias a las notificaciones instantáneas cada vez que entra o sale dinero de tu cuenta. Además, gracias a la funcionalidad Estadísticas, entenderás mejor tus hábitos financieros y, con el Resumen del mes, obtendrás una instantánea mensual de tu situación financiera. Encuentra la cuenta más adecuada para ti hoy mismo.

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

Enamórate de tu banco

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
Un snowboarder en una montaña mira hacia el horizonte.

Cómo hacer el viaje de tus sueños a la nieve sin arruinarte

Irte a esquiar sin tirar la casa por la ventana no es misión imposible.

Una persona con un gato en un sofá rosa.

En solitario, con amigos o con mascotas: vive San Valentín a tu manera

Sea cual sea tu situación sentimental, te explicamos cómo puedes celebrar el amor este San Valentín.

Audiencia en un festival de musica.

Prepara tu presupuesto para la temporada de festivales

Ir a un festival suele costar mucho más que el precio de la entrada.