6 propósitos financieros de año nuevo para 2021

7 min de lectura

Esta lista de propósitos de año nuevo te hará empezar 2021 con muy buen pie. Estrenar el nuevo año con unos objetivos de ahorro bien definidos, es el primer paso hacia la independencia financiera. 

Para que estos propósitos se cumplan, tendrás que fijarte objetivos financieros, crear un presupuesto y aprender unos cuantos hábitos de ahorro. Pero no dejes que eso te desanime. Te traemos los seis propósitos de año nuevo más efectivos para ayudarte a alcanzar tus objetivos de ahorro en 2021.

1. Define tus metas financieras

Si algo nos ha enseñado 2020 es que el mundo puede ser tremendamente imprevisible. Pero también hemos aprendido que contar con objetivos claros y flexibles puede aportarnos esa paz interior que todos necesitamos durante estos tiempos inciertos. Si te planteas propósitos financieros de año nuevo, crearás una meta hacia la que avanzar y esto te resultará muy reconfortante. 

Pero la clave para cumplir tus propósitos es ser concreto en tus objetivos financieros. Si eres demasiado difuso, te costará medir tu éxito y, por tanto, será más fácil que te desmotives. Así que, en lugar de fijarte objetivos como: «Quiero amortizar mis deudas y ahorrar para las vacaciones», plantéate un propósito como: «Quiero liquidar todo el descubierto de mis tarjetas de crédito y tener 2.500 € en mi cuenta de ahorro para mi viaje a Nueva York antes de que acabe 2021»

Objetivos financieros a corto plazo 

En cuanto tengas una lista de propósitos financieros de año nuevo, te aconsejamos que los dividas en objetivos a corto y largo plazo. De esta forma, puedes fijarte plazos realistas para alcanzar dichos objetivos. Los objetivos financieros a corto plazo pueden incluir:

  • ahorrar para unas vacaciones;

  • crear un fondo para emergencias;

  • amortizar el descubierto de tu tarjeta de crédito;

  • crear un presupuesto y cumplirlo.

Objetivos financieros a largo plazo 

Mientras que los objetivos financieros a corto plazo suelen poder alcanzarse en cuestión de un año, los objetivos financieros a largo plazo exigen una inversión mucho más duradera. Aunque puedan parecer imposibles, cuanto antes te comprometas con ellos, antes los alcanzarás. Estos objetivos a largo plazo pueden incluir:

  • ahorrar para la jubilación;

  • ahorrar para la entrada de una vivienda;

  • ahorrar para la universidad de tus hijos.

En cuanto hayas dividido tus propósitos financieros de año nuevo en objetivos a corto y largo plazo, te recomendamos que te des un buen margen de maniobra. La imprevisibilidad de 2020 nos ha enseñado que ser flexibles con los objetivos es la única forma realista de no acabar abandonándolos. 

Por ejemplo, si pierdes una fuente de ingresos estables, lo más práctico es posponer tus propósitos de ahorro hasta que consigas salir adelante. Sin embargo, no debes percibir este contratiempo como un fracaso. Solo podemos cambiar las cosas que controlamos; el resto es algo a lo que debemos adaptarnos lo mejor que podamos.

2. Elabora un presupuesto

En cuanto hayas elegido tus objetivos financieros para el nuevo año, tendrás que elaborar un presupuesto que te ayude a alcanzarlos. Aprender a administrarse es una de las habilidades más útiles si quieres lograr la independencia financiera. Te explicamos cómo hacerlo paso a paso:

  1. Haz un seguimiento de tu Debe y tu Haber durante 30 días. Es decir, anota todos tus ingresos y gastos y cotéjalos para ver si estás obteniendo beneficios o pérdidas al final de cada mes.

  2. A continuación, tendrás que clasificar tus gastos en variables y fijos. Los gastos fijos son más difíciles de ajustar e incluyen gastos como el alquiler o las facturas de consumos. Los gastos variables son más flexibles y abarcan cosas como las compras en el súper, cenar fuera y las suscripciones a servicios de ocio.

  3. Cuando ya hayas clasificado tus gastos, deberás identificar los gastos variables que puedes recortar. Para ello, una app de administración puede serte de gran ayuda.

  4. Luego, basándote en el ahorro previsto que conseguirás recortando estos gastos variables, decide qué cantidad exacta de dinero quieres aportar a tus ahorros cada mes. 

  5. Para que tu presupuesto sea realista, procura evaluar los resultados de las medidas de administración que has adoptado y ajustarlas en caso necesario. Es inevitable que la cantidad que seas capaz de ahorrar varíe mes a mes. En lugar de permitir que eso te desanime, acepta que estos altibajos forman parte de la vida.

3. Cultura financiera

Si quieres tomarte en serio tus propósitos financieros de año nuevo, lo mejor es que te culturices en asuntos financieros. ¿Y esto qué quiere decir? Culturizarte en asuntos financieros significa, sencillamente, acostumbrarte a aprender más cosas sobre el dinero. Al hacerlo, mejorarás tus conocimientos sobre el mundo de las finanzas y aumentarás tu inteligencia financiera. 

 Estas son algunas formas de mejorar tu cultura financiera:

  • escucha podcasts sobre finanzas personales;

  • suscríbete a un diario o revista sobre finanzas;

  • cómprate unos cuantos libros sobre mejores prácticas financieras; 

  • contrata los servicios de una asesoría financiera;

  • sigue blogs sobre inversión, ahorro o administración.

4. Aprende a ahorrar

Aprender a ahorrar te ayudará a administrarte con mayor eficacia. Además de culturizarte en asuntos financieros, hay muchos consejos y trucos que puedes empezar a poner en práctica hoy mismo para acercarte un poquito más a tus objetivos de ahorro. Te ofrecemos algunas ideas para ponerte manos a la obra:

  • Recorta tus gastos semanales en el supermercado: para ello, puedes planificar de antemano las comidas de la semana, elaborar una lista de la compra específica y no desviarte de ella cuando estés en el súper. Si cocinas más en casa, también reducirás la cantidad de comidas para llevar que consumes y te ahorrarás un buen pico a largo plazo.

  • Reduce tus facturas de consumos: una de las formas más sencillas es contratar las mejores tarifas de electricidad y gas del mercado. Aparte de eso, también puedes cambiar todas las bombillas por lámparas LED, ya que estas ofrecen un 75-85 % más de eficiencia que las estándar. Busca huecos en las puertas y ventanas y tápalos, ya que se pierde una enorme cantidad de energía calentando habitaciones que tienen fugas de aire caliente.

  • Ahorra en el alquiler: puedes conseguirlo viviendo con compañeros/as de piso si vives solo o cambiándote a una habitación más pequeña si ya vives en un piso compartido. 

5. Adquiere hábitos de ahorro más efectivos

Para ser inteligente con tu dinero y comprometerte con tus objetivos financieros, tienes que mentalizarte. Si quieres alcanzar tus metas, tendrás que cultivar una serie de hábitos de ahorro. Además de aprender a administrarte, aumentar tu cultura financiera y aprender a ahorrar, hay varios hábitos de ahorro que vale la pena que pongas en marcha lo antes posible:

  • empieza a comprar ropa de segunda mano y a vender la que ya no te pongas;

  • elige un día al mes (o una semana, si te viene bien) para que sea tu día de “no gastar” y pasa 24 horas completas sin gastarte un céntimo;

  • acostúmbrate a comer en casa más veces que fuera;

  • cancela la suscripción a servicios que ya no utilices;

  • busca un pluriempleo para llevar a casa un dinerito extra cada mes.

6. Gestiona tus deudas

Para aumentar las probabilidades de cumplir tus propósitos financieros de año nuevo, tendrás que centrarte en liquidar las deudas pendientes. Incluso ese puede ser tu propósito financiero para 2021. Sinceramente, hasta que no hayas amortizado tus deudas, tu capacidad de ahorro se verá muy limitada. Esto se debe a que la mayoría de deudas generan intereses que se acumulan con el paso del tiempo. Esto puede menoscabar el dinero que puedas ingresar en tu cuenta de ahorro cada mes.

Para gestionar tus deudas, haz una lista de todos tus pasivos y organízalos en función de sus tipos de interés anual. Los que tengan los tipos más altos son los primeros que tienes que amortizar. Un buen método para deshacerte de tus deudas es la regla presupuestaria 50/30/20. Este método presupuestario, creado por la senadora Elizabeth Warren cuando era catedrática de Harvard especializada en insolvencia, propone dividir los ingresos antes de impuestos del siguiente modo:

  • el 50 % se destina a tus necesidades, es decir, a tus costes fijos, como el alquiler y las facturas;

  • el 30 % se destina a tus deseos, es decir, a los gastos variables como las compras y las suscripciones a servicios de ocio y

  • el 20 % se destina a tus ahorros, es decir, a amortizar tus deudas pendientes.

Como siempre, la flexibilidad es la clave. Si el 20 % de tus ingresos antes de impuestos no te alcanza para cubrir la amortización de tus deudas, tendrás que ajustar tus gastos fijos y variables para aumentar tus aportaciones generales a la liquidación de deudas. Sin embargo, si el 20 % sobra para cubrir la amortización de tus deudas, puedes dedicar el porcentaje restante a otro objetivo de ahorro..


Propósitos sencillos gracias a N26

En N26, hacemos que administrarte sea sencillo. Con nuestra cuenta bancaria online, recibirás notificaciones instantáneas cada vez que se produzca una transacción en tu cuenta. Así estarás siempre al tanto de tus finanzas y podrás hacer un seguimiento eficaz de tus gastos.

Solo tardarás un par de minutos y no hace falta ningún papeleo: ¡abrir tu cuenta N26 te ayudará a cumplir tus propósitos financieros de 2021!

Por N26

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
Pie Chart.

La regla 50 30 20: cómo ahorrar más y derrochar menos

¿Odias todas esas herramientas de administración tan complejas? Prueba la famosa y sencilla regla de ahorro 50 30 20 para organizar tu dinero y crear un presupuesto.

mujer con una máscara de compra de frutas en un supermercado.

Cómo ahorrar dinero en el súper: consejos para exprimir cada céntimo en la compra

Un presupuesto fijo para las compras puede ahorrarte miles de euros anuales. A continuación te explicamos cómo.

Piggy bank to symbolize budgeting tips (how to save money).

Cómo administrar tu dinero: finanzas personales para principiantes

Aprende a administrar tu dinero de forma eficiente con estos consejos. ¡Tú mandas en tu cuenta!