Volver al blogBanking Basics

Las leyes bancarias en la UE

El mundo de la banca es una industria altamente regulada, eso no es ninguna novedad. Manejar el dinero de millones de personas requiere el cumplimiento de leyes y directrices estrictas que aseguran la protección de los clientes.

Obviamente, estas leyes varían en función del país. Aunque los sistemas son muy similares en países como España, Francia, Italia, Alemania y el Reino Unido, no son idénticos. En este artículo analizamos algunos de los reglamentos que se aplican a todos los países de la Unión Europea, y cómo afectan a los clientes.

Cuentas bancarias: normas básicas

Por lo general, casi todos estamos familiarizados con los aspectos básicos de las operaciones bancarias. Pero, cuando quieres disponer de algún servicio más específico, como abrir una segunda cuenta o presentar la declaración de la renta, es posible que no tengas tan claro qué está permitido y qué no. Estas son algunas de las cosas más importantes que hay que saber.

¿Puedo tener más de una cuenta bancaria?

Puede que necesites tener dos cuentas bancarias, es algo común. Igual quieres abrirte una cuenta de ahorros, una cuenta compartida con alguien o una cuenta para recibir la nómina. Pero, ¿es legal tener más de una?

La respuesta es sí. Y por supuesto, también es legal tener cuentas en bancos diferentes.

¿Qué impuestos se pagan por tener una cuenta bancaria?

Ninguno. No tienes que pagar impuestos por tener una cuenta corriente. Sin embargo, normalmente hay que pagar impuestos por los intereses que se obtienen de una cuenta de ahorros, aunque el porcentaje a pagar depende del valor de los intereses que te genere la cuenta.

En España, Francia e Italia es obligatorio pagar impuestos por los ahorros, así que en estos países conviene estar atento al impuesto sobre el patrimonio si se tiene mucho dinero ahorrado. Este impuesto está vinculado a los ahorros, no a los ingresos salariales. En el Reino Unido se pueden ganar hasta 1000 £ en intereses por los ahorros sin tener que pagar impuestos. La cifra de 1000 £ se va reduciendo a medida que aumentan los ingresos y, además, los que tienen sueldos bajos disfrutan de desgravaciones adicionales. En Alemania existe una normativa similar para los que tienen salarios bajos: solo se pagan impuestos por intereses procedentes de los ahorros de más de 801 €. Este impuesto se llama Abgeltungssteuer.

La legislación fiscal varía de un país a otro. Además, las leyes cambian con frecuencia, por lo que es recomendable que te mantengas al día sobre cuestiones de dinero e impuestos visitando de vez en cuando la web oficial del gobierno del país en el que resides.

¿Tengo que pagar impuestos por las cuentas bancarias que tengo en el extranjero?

La cosa se complica cuando entra en juego más de un país. Por norma general, solo pagas impuestos en el país en el que vives.

Si tienes una cuenta de ahorros en otro país y te genera intereses, lo habitual es que estés sujeto al impuesto sobre los ingresos de tu país de residencia. Por ejemplo, un español que vive en Alemania gana 1000 € en intereses por los ahorros que tiene en una cuenta bancaria en España. Los impuestos por esos 1000 € los tiene que pagar en Alemania.

Otro ejemplo que puede ser de utilidad: si tienes una cuenta alemana pero vives en España, tienes que declararla en tu país de residencia, en este caso España, cuando tengas más de 50.000 €.

Para evitar que la gente pague por error impuestos en dos países diferentes, muchos países tienen tratados fiscales entre sí (también conocidos como convenios de doble imposición), que están pensados para prevenir que esto ocurra.

¿Cómo protege el banco mi dinero?

Los bancos tienen la obligación de mantener tu dinero a salvo. Tu dinero está protegido por el sistema de garantía de depósitos de la Unión Europea.

Según la normativa de la UE, los depósitos de los clientes de un banco están garantizados hasta 100 000 €. Esto quiere decir que, si el banco no cumple su función como guardián de tu dinero, tienes la garantía de que te devolverán hasta 100 000 €.

Cerrar una cuenta bancaria

Sea por el motivo que sea, puede que quieras cerrar tu cuenta bancaria. Quizá hayas encontrado un banco que te ofrezca mejores opciones o ya no necesites tener dos cuentas. Esto es lo que tienes que saber.

Cómo cerrar una cuenta bancaria

Aunque depende del banco, en un principio debería ser un proceso sencillo: informas al banco (normalmente por escrito) y transfieres tu dinero a la cuenta nueva.

Si vas a cambiar de banco, tienes la opción de que el banco nuevo se encargue de toda la burocracia, informando a quien sea necesario (como a la empresa para la que trabajas) y trasladando las domiciliaciones y las transferencias programadas. Al igual que el sistema de garantías del que hablábamos antes, esta es una norma que se aplica en toda la UE.

Cómo cerrar una cuenta bancaria online

Una vez más, el proceso depende del banco, así que no está de más echar un vistazo a lo que pone en el contrato cuando abras la cuenta. Con algunos bancos puede que tengas que ir en persona a firmar, aunque hay otros que te permiten hacerlo todo por internet.

¿Puede un banco cerrar mi cuenta sin previo aviso?

Aunque es poco probable que esto ocurra, un banco puede cerrarte la cuenta sin avisarte de antemano. En Alemania, los bancos pueden cerrar una cuenta si tienen algún motivo de peso, como, por ejemplo, si el cliente ha proporcionado información incorrecta sobre sus finanzas.

Lo más común es que el banco te informe con antelación si tiene intención de cerrarte la cuenta. Los bancos tienen derecho a cerrarte la cuenta de la misma manera que tú tienes derecho a cambiar de banco.

¿Se puede cerrar una cuenta bancaria por inactividad?

Sí, en algunos casos es posible que un banco considere que se ha abandonado la cuenta y la cierren por inactividad. Los bancos suelen tener normas y procedimientos propios para actuar en estas situaciones, pero, en la mayoría de los casos, lo normal es que te avisen con antelación. Para asegurarte de que esto no te pase, asegúrate de que haces alguna operación de vez en cuando.

Los extractos bancarios

Antiguamente, los bancos enviaban los extractos bancarios por carta. En la era digital, esta es una práctica cada vez menos común. Sin embargo, tener extractos bancarios en papel aún puede resultar útil. Si tu banco no te los envía por correo postal, siempre puedes pedirle que lo haga, aunque también puedes acceder a ellos por internet o desde la aplicación de tu banco.

¿Es un extracto bancario un documento legal?

Estrictamente hablando, un extracto bancario no es un documento legal, como sí lo es un contrato, por ejemplo. No obstante, los extractos bancarios pueden usarse con fines oficiales, de modo que te pueden servir para identificarte y demostrar dónde vives o cuánto dinero tienes.

¿Cuánto tiempo debo guardar los extractos bancarios?

Guardar en un cajón todos y cada uno de los extractos bancarios que recibes a lo largo de tu vida, es bastante inviable. Aun así, merece la pena que lleves un registro de tus finanzas de los últimos años (especialmente si eres autónomo). De todas maneras, si puedes acceder a tu historial de operaciones por internet, es menos importante que guardes los extractos en papel (o en PDF) porque siempre los puedes imprimir si los necesitas.

La normativa relativa al periodo de registro de todas las cuentas, incluida la declaración de la renta, depende del país. En España, por ejemplo, los autónomos deben llevar un registro de sus cuentas de los últimos cinco años como mínimo. Merece la pena guardar los extractos bancarios durante al menos el mismo número de años, por si tuvieras que demostrar cualquier cosa relativa a tus cuentas.

Tu dinero en N26

Con N26 puedes acceder a tu historial de operaciones con solo hacer un par de clics. Puedes descargarte los extractos bancarios de la web, guardarlos, importarlos en PDF e imprimirlos siempre que lo necesites.

Esta es solo una de las maneras que tiene N26 de simplificar tu día a día con las finanzas. Además de ser 100 % digitales, disponemos de una licencia bancaria europea, por lo que cumplimos los normativas de depósito de garantía y protección de datos de la UE. Te ofrecemos comodidad y tranquilidad para que puedas concentrarte en lo que realmente importa: sacarle el máximo partido a tu dinero.


Queremos que todo el mundo entienda cómo operar con los bancos. Y por eso publicamos contenido con los conceptos básicos del dinero, las finanzas y otros aspectos relacionados con las operaciones bancarias.

Artículos relacionados

Creemos que estos te pueden interesar...