Poner dinero en una alcancía.

¿Qué es una cuenta remunerada y cuáles son sus ventajas?

Todo sobre las cuentas remuneradas: qué son, cómo funcionan, y sus ventajas e inconvenientes frente a otros productos de ahorro.

7 min de lectura

Sabemos que ahorrar es importante, en eso estamos de acuerdo. Para muchas personas, es imprescindible contar con un colchón de ahorros en caso de imprevisto, mientras que para otras, cada euro cuenta y tratan de ahorrar dinero siempre que pueden. Son dos caras de la misma moneda.

En el mercado financiero, existen ciertos productos diseñados para los más ahorradores, entre los que destaca la cuenta remunerada, una alternativa a las cuentas de ahorro que permite obtener una rentabilidad y liquidez superior, pero, ¿ya sabes de qué va?

En este artículo, vamos a contarte qué es una cuenta remunerada y cuáles son sus ventajas para que puedas decidir si este producto de inversión es para tí. Ponte cómodo y sigue leyendo porque esto te interesa.

¿Qué es una cuenta remunerada?

Una cuenta remunerada es un tipo de producto de inversión donde la entidad financiera te da rentabilidad para depositar dinero, es decir, te paga unos intereses por tener una cantidad de dinero en el banco. Su principal característica es que puedes disponer de tus ahorros en cualquier momento sin penalizaciones ni comisiones siempre que cumplas con las condiciones que has acordado con tu entidad bancaria.

Se trata de un método de ahorro programado híbrido entre la cuenta corriente y la cuenta de ahorro donde puedes obtener una mayor rentabilidad y liquidez sin necesidad de domiciliar la nómina aunque con una operatividad limitada como veremos más adelante.

Cuenta de Ahorro N26

Gana un 2,26% TAE de interés y retira dinero de tu cuenta cuando quieras. Sin condiciones.
Abre tu cuenta de ahorro
Cuenta ahorro.

Tipos de cuentas remuneradas

Dentro de las cuentas remuneradas encontramos distintas modalidades que varían según el tipo de inversión así como las condiciones de contratación. Toma nota:

Cuenta nómina remunerada

Se trata de un tipo de cuenta remunerada donde el titular recibe intereses bancarios a cambio de domiciliar la nómina, la pensión o cualquier otro tipo de prestación de forma recurrente y según el saldo que tenga en la cuenta.

Normalmente, se exige cumplir ciertas condiciones que variarán dependiendo de la entidad bancaria como son domiciliar la nómina, realizar un mínimo de operaciones con tarjeta al mes, domiciliar recibos, etc. 

Además, cuantos más productos tenga contratados el titular de la cuenta, más rentabilidad le ofrecerá el banco.

Cuenta de ahorro remunerada

La finalidad de la cuenta de ahorro remunerada, como su nombre indica, es el ahorro; por ello, no permite hacer transferencias, pagos, ni tener una tarjeta de crédito asociada.

Cuenta corriente remunerada

También conocida como cuenta corriente, se trata de un tipo de cuenta remunerada donde no se exige la domiciliación de la nómina y el banco te paga por tener el dinero en la cuenta. 

No tiene una operatividad limitada a diferencia de las cuentas remuneradas y las condiciones de contratación pueden variar dependiendo de la entidad bancaria.

¿Cómo se fija la remuneración?

La remuneración de las cuentas remuneradas se fija mediante una franquicia, es decir, un tope de remuneración, el cual si se supera, la cantidad restante de la cuenta no se remunera; y un saldo mínimo, el importe mínimo de dinero que el titular debe mantener en la cuenta para obtener beneficios financieros.

De esta forma, la liquidación de los tipos de interés puede ser a tipo fijo o variable, como en las hipotecas, o también por tramos de saldo o de forma progresiva según la cantidad de ingresos.

Ventajas e inconvenientes de una cuenta remunerada

Como todo producto bancario, la cuenta remunerada ofrece una serie de ventajas e inconvenientes que debes conocer antes de plantearte invertir tus ahorros para obtener rendimiento financiero.

Estas son las principales ventajas de las cuentas remuneradas:

  • Rentabilidad: el banco te da intereses de forma mensual por tener cierta cantidad de dinero en la cuenta.
  • Liquidez total: a diferencia de los depósitos bancarios, tienes total disponibilidad de tus ahorros y puedes sacar dinero siempre que lo desees sin ningún tipo de penalización.
  • Bajo riesgo: el dinero depositado en la cuenta remunerada está garantizado y protegido por el Fondo de Garantía de Depósitos de la entidad financiera hasta un máximo de 100.000 €, por lo que es una inversión segura.
  • Intereses elevados durante los primeros meses: con el objetivo de captar inversores, las cuentas remuneradas ofrecen unos intereses muy atractivos durante los primeros 3 o 4 meses.

Y estos son los inconvenientes más destacados:

  • Operatividad limitada: dependiendo del producto contratado, no admite domiciliaciones, transferencias ni vinculación de tarjetas de crédito, entre otros.
  • Saldo máximo: las entidades bancarias establecen un saldo máximo a remunerar. Si tu cuenta supera dicho saldo, la cantidad de dinero restante no se remunera.
  • Vinculación con otros productos: para obtener una rentabilidad mayor, muchas veces es necesario contratar productos adicionales.
  • Intereses bajos: las cuentas remuneradas ofrecen una tasa de interés más baja en comparación con otros productos financieros. 
  • Comisiones altas: según el banco, puede cobrarte comisiones un poco altas para ciertos servicios y operaciones.

Espacios de N26

Organiza tu dinero en subcuentas y establece objetivos de ahorro, además de protegerlo.
Descubre cómo ahorrar con subcuentas
Diferentes espacios N26 para ahorrar dinero.

¿Cómo tributan las cuentas remuneradas?

Las retenciones de IRPF que se aplican en las cuentas remuneradas y en los depósitos a plazo fijo se establecen mediante el cálculo del porcentaje de intereses que te paga el banco. Recuerda que no se aplican sobre el total de ahorros que tengas en el banco.

Así es cómo tributan las cuentas remuneradas según la cantidad de beneficio otorgado por la entidad bancaria:

  • Menos de 6.000 €: 19 %.
  • Entre 6.000 y 50.000 €: 21 %.
  • Más de 50.000 €: 23 %.

Qué debes tener en cuenta antes de abrir una cuenta remunerada

Ahora que ya sabes qué es una cuenta remunerada y cuáles son sus principales ventajas e inconvenientes, es momento de contarte qué es lo que debes tener en cuenta antes de contratar este producto de inversión. Es importante, así que procura tomar nota:

  • Ingresos mínimos: para poder abrir una cuenta remunerada, es necesario tener una aportación mínima mensual de forma recurrente, ya sea domiciliando la nómina, la pensión o cualquier tipo de prestación. 
  • Comisiones: las cuentas remuneradas acostumbran a estar libres de comisiones, no obstante, si se incumplen algunos requisitos del contrato, es posible que tu banco te cobre comisiones. Por ello, es importante leer bien la letra pequeña del contrato y asegurarse de cumplir todas las condiciones antes de firmar nada.
  • Tiempo de permanencia: algunas entidades bancarias fijan un tiempo mínimo de permanencia que si te saltas, es muy probable que te penalicen. Infórmate bien del tiempo de permanencia antes de contratar una cuenta remunerada para evitar sorpresas.
  • Impuestos: las cuentas remuneradas tributan según la rentabilidad que te da el banco por el depósito. En España, las entidades financieras se encargan de realizar la retención de impuestos, de forma que como titular sólo percibirás las ganancias netas.

¿Cuál es la diferencia entre una cuenta remunerada y una cuenta de ahorro?

A pesar de que comparten el hecho de poder disponer de forma inmediata de los fondos en depósito, lo cierto es que las cuentas de ahorro ofrecen unos intereses más bajos en comparación con las cuentas remuneradas.

Por otra parte, las cuentas de ahorro no requieren un mínimo de saldo ni vinculación con otros productos bancarios para obtener mayor rendimiento como sí ocurre con las cuentas remuneradas, donde además es necesario un tiempo mínimo de permanencia y la operatividad de la cuenta es limitada.

¿Cuál es la diferencia entre una cuenta remunerada y una cuenta corriente?

La principal diferencia entre una cuenta remunerada y una cuenta corriente es la rentabilidad, es decir: en las cuentas remuneradas, la entidad financiera ofrece al titular intereses previamente establecidos sobre el saldo de la cuenta o una parte de este. Por su parte, en las cuentas corrientes, no se ofrece ningún tipo de interés por el saldo en depósito.

Asimismo, las cuentas corrientes permiten realizar todo tipo de operaciones, mientras que las cuentas remuneradas, el tipo de operaciones que podemos realizar son muy limitadas.

Ahorra fácilmente

Controla tus gastos y ahorros habituales para sacarle el máximo partido a tu dinero.
Probar la calculadora de presupuesto

Haz crecer tu dinero con la Cuenta de Ahorro N26

Ahorrar para la entrada del piso, para irte de vacaciones en verano o simplemente para comprarte el último modelo de smartphone. Sea cual sea tu objetivo de ahorro, si tienes una cuenta N26 con IBAN español y resides en España, con la Cuenta de Ahorro N26 puedes ganar un 2,26 % TAE de interés por tu dinero, y conseguir ese objetivo mucho más rápido. Y lo mejor es que es una cuenta gratuita, disponible con todas las cuentas N26, tanto personales como business, sin condiciones ni comisiones y sin mínimo de depósito ni máximo remunerado. Esto significa que puedes ingresar y mover el dinero de tu cuenta en cualquier momento y con total flexibilidad, y sin ningún tipo de penalización. Además, los intereses se calculan diariamente sobre el saldo que tengas depositado en tu cuenta de ahorro, y se ingresan el primer día de cada mes, para que puedas disfrutarlos o seguir ahorrándolos, ¡sólo depende de ti!

También puedes ayudarte de herramientas inteligentes de ahorro como Espacios: crea subcuentas separadas de la cuenta principal y gestiona tu progreso desde la app para ahorrar de forma automática. ¡Ahorrar nunca ha sido tan fácil!

Abre tu cuenta de ahorro ahora y pásate a la revolución digital con N26.

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

Enamórate de tu banco

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
El hombre que observa en un calendario.

Cómo fijarse objetivos de ahorro realistas

¿Te frustras cuando ves que no cumples tus objetivos de ahorro? Te ofrecemos unas pautas para que te resulte más sencillo alcanzarlos.

imagen de la función de las estadísticas de la cuenta bancaria N26 que muestra el gasto en las tiendas de comestibles.

Qué incluir en un presupuesto familiar

Crear un presupuesto familiar puede parecer complicado, pero con unos sencillos retoques, puede ser muy positivo. Sigue leyendo para aprender a crear un presupuesto familiar fácilmente.

una mujer joven y un hombre joven de cruzar la calle con cajas de mudanza.

Vivir en pareja: consejos para controlar los gastos mensuales

La convivencia en pareja requiere un presupuesto familiar. Lee nuestra guía para llevar los gastos mensuales de una casa y convivir en paz y armonía.