Cáncer: tu horóscopo financiero

Los cáncer son personas sensibles y atentas, pero ¿cómo gestionan sus finanzas? ¡Te contamos esto y mucho más!

8 min de lectura

Desde Aries hasta Piscis, se dice que el horóscopo de una persona revela muchos rasgos de su personalidad (y también de sus hábitos financieros). Los 12 signos del zodiaco se remontan a tiempos ancestrales, cuando se incorporaron a la mitología griega. Los elementos agua, fuego, tierra y aire también influían en la interpretación de los signos del zodiaco, que pueden ser fijos, mutables o cardinales. 

Hasta qué punto la posición de las estrellas, los planetas y los elementos influyen en nuestro carácter es algo que nunca sabremos a ciencia cierta. Sin embargo, hay personas que se quedan estupefactas al comprobar cómo su signo refleja su personalidad a la perfección. Independientemente de tus creencias, conocer tu carta astral puede ofrecerte revelaciones fascinantes para que entiendas mejor tu forma de ser y de actuar. Por eso mismo, cada mes, la serie del zodiaco de N26 analiza uno de los 12 signos del zodiaco para saber qué los caracteriza (y cómo gestionan su dinero). Este mes, nos centramos en un signo sensible y cariñoso: Cáncer.

El signo del zodiaco de Cáncer

Al igual que el resto de signos del zodiaco, Cáncer se basa en una constelación de estrellas. Esta constelación es especialmente tenue, por lo que es más difícil verla que a sus vecinas. Aunque el nombre de «Cáncer» proviene del latín, la constelación de Cáncer se descubrió hace 5000 años en el antiguo Egipto. En aquel momento, adoptó forma de tortuga, pero más tarde los griegos la reinterpretaron para transformarla en un cangrejo. Según la leyenda, el semidiós Heracles mató a Carcinos, una criatura marina, durante su batalla contra la Hidra. En reconocimiento de este hecho, Hera, la reina de los dioses, le concedió a Carcinos un lugar en el cielo nocturno. 

Cáncer es uno de los cuatro ejes de la elíptica situada entre Géminis y Leo, entre los 90 y 120°. El sol atraviesa su trayectoria entre el 22 de junio y el 22 de julio. Por ello, si cumples años durante este periodo, tu signo del zodiaco es Cáncer. Sin embargo, la hora y el lugar exactos de tu nacimiento revelan muchas más cosas de tu personalidad. Esto se debe a que tu carta astral también tiene en cuenta dónde estaban planetas como Mercurio y Urano cuando naciste. Por ejemplo, si tu ascendente es Cáncer, la imagen que proyectas al mundo exterior tendrá las características de este mismo signo. Por otro lado, si Cáncer es tu signo lunar, significa que abordas tus emociones y tu cuerpo tal y como lo harían los cáncer.  

Según el astrólogo y astrónomo griego Claudio Ptolomeo, que vivió hace 2.000 años, los cáncer poseen una energía femenina y la luna los gobierna. La luna simboliza el mundo emocional oculto, del mismo modo que las fuerzas gravitatorias influyen en las mareas. Cáncer también se vincula al agua como elemento, que se asocia con fluidez, emotividad, vivacidad y cambio. Por ello, no es de extrañar que los cáncer sean las personas más propensas a dar un cambio en sus vidas. 

¿Cómo son los cáncer? 

Si cada signo del zodiaco tuviera su propia canción, los cáncer escucharían What A Feeling en bucle. Al igual que los sensibles piscis, los cáncer se dejan guiar por sus emociones. De ahí que tantas personas digan que los cáncer tienen un carácter temperamental, ya que les cuesta ocultar sus sentimientos. De la euforia al aburrimiento y luego a la frustración: este signo es incapaz de disimular sus emociones, que pueden cambiar de un momento a otro. 

Los signos más racionales, como Virgo o Capricornio, pueden llegar a molestarse con este signo tan sensible, pero otros elogian a los cáncer por la profundidad de sus sentimientos. Además, los signos cardinales como Cáncer saben gestionar sus emociones e incluso utilizarlas en su propio beneficio: hay quien dice que los cáncer saben llorar de forma artificiosa cuando quieren conseguir algo. Pero, al igual que otros muchos signos, los rasgos de la personalidad de los cáncer son más complejos de lo que parecen a simple vista.

Características de un cáncer 

Tal vez porque los cáncer suelen ser emocionales, también poseen una muy buena intuición. A diferencia de los géminis y su naturaleza lógica, las personas nacidas bajo el signo de Cáncer toman sus decisiones basándose en su instinto. No solo se dejan llevar por sus sentimientos, sino también por los de los demás, por lo que son excelentes mediadores en caso de disputa. La familia es importantísima para los cáncer: cuando quieren a alguien, lo hacen con todo su ser. Muchos sueñan con una boda romántica, tener hijos y un hogar acogedor. Los cáncer también profesan la misma devoción a su grupo de amigos, que suele ser reducido pero muy estrecho. 

Los cáncer son famosos por su empatía, su capacidad de comunicarse con eficacia y por ser muy atentos. Suelen ser más introvertidos de lo que parecen a primera vista. Estos cangrejillos son soñadores y suelen guardar muchos secretos. También necesitan pasar mucho tiempo a solas para asimilar sus sentimientos y recobrar su energía. Cuando ya tienen las pilas cargadas, pueden salir al mundo y socializas con la gente con la calidez y amabilidad que los caracterizan. 

Aunque los cáncer están vinculados al agua como elemento y consideran que sus emociones son su mayor superpoder, este signo del zodiaco es mucho más ambicioso y calculador de lo que podrías suponer. Cuando han tomado una decisión o se han propuesto un objetivo, los cáncer trabajan con determinación hasta alcanzar sus metas. Pero, a diferencia de los tauro, que casi nunca dejan que nada se interponga en su camino, los cáncer suelen tropezar durante su ascenso a la cima. Por ejemplo, a los cáncer les cuesta aceptar las críticas y, de vez en cuando, caen en la melancolía y el pesimismo. En eso se parecen a los escorpio, otro signo de agua con unas buenas pinzas cortantes.

Y, hablando de pinzas, aunque los cáncer son muy cariñosos, también tienen un lado oscuro. El arma más letal de este signo del zodiaco es su tendencia al resentimiento y el mal humor. De hecho, si ofendes a un cáncer, no esperes que te perdone de la noche a la mañana. Es importante tenerlo en cuenta, sobre todo en una relación de pareja. Los cáncer pueden ser celosos, quisquillosos y poseen una memoria de elefante capaz de recordar quién dijo qué, cuándo y cómo. 

Los cáncer y las finanzas

En fin... sentimientos profundos, una magnífica intuición y muy atentos: ¿cómo se refleja todo esto en las habilidades económicas de los cáncer? Vamos a averiguarlo. 

¿Cómo gestionan su dinero los cáncer?

Un consejo: nunca le preguntes a un cáncer cuánto gana. Este signo del zodiaco es reservado y prefiere no hablar de sus asuntos financieros. En un contexto profesional, los cáncer suelen ser capaces de separar lo personal de lo laboral y mantener sus emociones a raya. Gracias a su excelente actitud profesional y su magnífica intuición, también suelen tener bastante éxito en sus profesiones y ganar un buen sueldo. Desde directores de grandes empresas hasta emprendedores: los cáncer destacan en un amplio abanico de puestos y sectores que les permiten sacar partido a sus habilidades sociales. 

Este signo del zodiaco busca la estabilidad financiera y suele empezar a ahorrar e invertir desde muy jóven. Es por eso que los cáncer suelen ser austeros y ahorrar un poquito todos los meses por si surgen imprevistos. A los cáncer les preocupa no tener suficientes ahorros para la jubilación, aunque cuenten con un buen fondo de ahorro. Puede que a un cáncer le cueste relajarse y disfrutar de la vida sin preocuparse por su futuro financiero. Sin embargo, puede ayudar a los signos más impulsivos, como los aries, a mantener el control de sus finanzas y ahorrar para un imprevisto.

En cuanto a la gestión financiera en una relación, la preocupación de cáncer por la escasez y su miedo a ser pobre a una edad avanzada pueden convertirlo en una pareja difícil en cuanto a la gestión del dinero. Al igual que los tauro, los cáncer prefieren tener el control de sus propias finanzas para ir sobre seguro. Es más, como este signo es propenso a guardar rencor, cualquier problema relacionado con el presupuesto doméstico que haya provocado su pareja tardará en caer en el olvido. Pero también es cierto que, cuando un cáncer está a cargo de las finanzas, siempre hace todo lo posible para priorizar el bienestar financiero de su familia. 

No obstante, pese a su disciplina, algunos cáncer tienden a gastar más de lo que les gustaría. En momentos de estrés, la ropa, los dulces y otros caprichos suelen calmar a este signo de humor cambiante. 


Pon orden en tus finanzas (sea cual sea tu signo del zodiaco)

¿Te reconoces a ti mismo o a una persona que conoces en estos rasgos típicos de los cáncer? Es una pasada lo exactas que pueden llegar a ser estas descripciones. Independientemente de que gestiones el dinero como un cáncer o no, hay herramientas que pueden ayudarte a tener tus finanzas bajo control.

Las subcuentas Espacios de N26 pueden ayudarte a garantizar que siempre tengas suficiente dinero ahorrado. La cuenta N26 Smart incluye hasta diez Espacios que puedes utilizar para todo tipo de fines, como llevar un presupuesto de compras mensual o proponerte objetivos de ahorro más ambiciosos. Y, con los Redondeos, ahorrarás de forma automática con cada transacción sin tener que recordarlo. Abre una cuenta N26 Smart hoy mismo y descubre una banca que se ajusta perfectamente a ti y a tu estilo de vida.

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

Enamórate de tu banco

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
Un snowboarder en una montaña mira hacia el horizonte.

Cómo hacer el viaje de tus sueños a la nieve sin arruinarte

Irte a esquiar sin tirar la casa por la ventana no es misión imposible.

Una persona con un gato en un sofá rosa.

En solitario, con amigos o con mascotas: vive San Valentín a tu manera

Sea cual sea tu situación sentimental, te explicamos cómo puedes celebrar el amor este San Valentín.

Audiencia en un festival de musica.

Prepara tu presupuesto para la temporada de festivales

Ir a un festival suele costar mucho más que el precio de la entrada.