La pregunta del millón: ¿cómo pagar la matrícula de la universidad?

6 min de lectura

Comenzar la universidad es una etapa emocionante. Pero antes hay que responder a la pregunta: «¿Cómo voy a pagarla?».

Muchos estudiantes no tienen el apoyo financiero de sus familias ni tampoco pueden compaginar un trabajo a jornada completa con sus clases. Aquí es donde entran en juego los préstamos, las subvenciones y las becas para estudiantes, que pueden cubrir desde las tasas de matrícula hasta el coste de vida y recursos de aprendizaje.

Tanto si acabas de terminar el bachillerato como si has decidido empezar la universidad después de unos años sin estudiar, no te pierdas esta guía de N26 sobre cómo pagar la matrícula de la universidad.

Cómo pagar la matrícula de la universidad: las tres opciones principales

Préstamos estudiantiles, becas, subvenciones... Seguramente has oído hablar de estos términos, pero ¿sabes en qué se diferencian? Si no cuentas con el apoyo de tus padres o un tutor para financiar tus estudios, te recomendamos que te familiarices con estas tres opciones para averiguar por cuáles de ellas podrías optar y cómo realizar la solicitud.

Para ver un análisis aún más detallado, asegúrate de consultar también nuestra guía de apoyo financiero para estudiantes.

Becas: reconocimiento y recompensa de los logros académicos

Obtener una beca es bueno tanto en el sentido financiero como para tu CV. A la hora de pagar tus estudios universitarios, una beca es una opción estupenda si tienes un buen historial académico, deportivo o musical. Pero también hay becas que se otorgan en función de la necesidad financiera y las circunstancias personales o sociales.

Datos importantes:

  • Las becas pueden ofrecer una financiación total o parcial y, a diferencia de los préstamos estudiantiles, no hay que devolver el dinero.

  • Los pagos varían según el programa, puede recibirse todo el importe de una vez o en intervalos regulares (p. ej., semestral o anualmente).

  • Seguro que la web de tu universidad incluye una sección con las becas disponibles. Además, algunas empresas ofrecen becas, por ejemplo, para fomentar la diversidad en su plantilla o invertir en talento para el futuro.

  • El proceso de solicitud es muy diverso. Dependiendo del tipo de beca, pueden pedirte que interpretes una pieza musical, que escribas una disertación o que presentes un portafolio con tus diseños. En algunos casos solo hace falta asistir a una entrevista o completar un formulario.

  • Aquí puedes consultar una lista de las mejores becas universitarias en España.

Curiosidad: el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) proporciona asistencia financiera a más de 100.000 estudiantes alemanes e internacionales cada año, lo que la convierte en la mayor organización de financiación de su categoría.

Subvenciones: asistencia para las necesidades financieras de un estudiante

Los gobiernos y otras instituciones otorgan subvenciones para ayudar a los estudiantes a pagar sus gastos universitarios en función de su necesidad financiera. Por lo general, esta necesidad se determina dependiendo del ingreso familiar del año anterior. Sin embargo, si tu situación personal ha cambiado recientemente, es posible que reúnas los requisitos para recibir asistencia.

Datos importantes:

  • No hace falta devolver las subvenciones. Al igual que ocurre con las becas, el dinero se puede recibir en un pago único o periódico.

  • Las subvenciones también se denominan «patrocinios», «subsidios», o simplemente «ayudas».

  • Además del ingreso familiar, una subvención puede tener en cuenta la nacionalidad, circunstancias personales, situación residencial y carrera elegida.

  • En esta web del Ministerio de Educación y Formación profesional puedes consultar distintas convocatorias para todos los niveles de estudios.

Curiosidad: en Francia, las becas para estudiar se denominan «bourses scolaires» y otorgan cantidades de 1.032 € a 5.679 € cada año.

Préstamos estudiantiles: pide dinero ahora, devuélvelo más tarde

De las tres opciones que te presentamos en esta guía, los préstamos estudiantiles deberían ser tu último recurso, ya que, a diferencia de las becas y subvenciones, en este caso sí tendrás que devolver el dinero que recibas (en ocasiones, con intereses).

Ten en cuenta que, a diferencia de otros países europeos, España no tiene un sistema de préstamos estudiantiles centralizado, por lo que este método de financiación aún no está tan extendido. No obstante, los estudiantes que lo necesiten, pueden obtener préstamos privados de bancos u otras instituciones financieras, por lo general, con unas condiciones bastante favorables.

Información importante:

  • Un préstamo estudiantil es dinero que pides prestado para pagar tus estudios, con la condición de que lo devolverás cuando te hayas graduado y tengas trabajo.

  • La cantidad que puedes pedir depende de tu lugar de residencia, de los ingresos de tu familia y de tus circunstancias personales. Esto se conoce como «prueba de idoneidad».

  • Los préstamos para estudiantes universitarios suelen ser de dos tipos:

    • Préstamo de mantenimiento, que cubre costes de alojamiento, manutención, facturas, etc.

    • Préstamo de matrícula, que cubre únicamente las tasas de la matrícula universitaria.

  • Aunque algunas entidades ofrecen préstamos estudiantiles sin intereses, en ocasiones puede aplicarse un tipo de interés que podría aumentar la cantidad a reembolsar.   

  • Las condiciones de reembolso de los préstamos dependen de la entidad bancaria y del acuerdo tomado. En ocasiones, se establecen cuotas proporcionales a tu salario, pero no hay un estándar establecido.

  • A diferencia de lo que ocurre con las becas y subvenciones, las solicitudes de préstamos estudiantiles no suelen tener plazos limitados. Es decir, puedes pedir un préstamo en cualquier etapa de tus estudios.

  • Tú decides qué pagar con el dinero que recibas: matrícula, alquiler, comida, libros, suscripciones, actividades de ocio... Eso sí, que dispongas de ese dinero, no quiere decir que tengas que gastarlo todo. Si te queda algo a final de curso, piénsate bien si quieres gastártelo en unas vacaciones o si es mejor conservarlo para el año siguiente (o para comenzar a devolverlo).

Curiosidad: en el Reino Unido, se prestan cada año más de 17 mil millones de libras esterlinas a alrededor de 1,3 millones de estudiantes. Según datos recientes, el gobierno del país tiene pendiente cobrar aprox. 141 mil millones de libras, ¡y se espera que la cifra alcance los 560 mil millones de libras para mediados de siglo!

Tu dinero en N26

Tanto si es tu primer año de universidad como si estás en mitad de la carrera, es bueno tener un banco que comprenda exactamente lo que necesitas, cuando lo necesitas. ¿Por qué no pruebas N26? Es 100 % móvil, 100 % seguro y 100 % sencillo. Sin papeleos, pero con funcionalidades innovadoras como las subcuentas de Espacios compartidos, nuestros servicios están diseñados para minimizar las molestias y maximizar el control de tus finanzas. Además, N26 no cobra comisiones ocultas y te permite sacar dinero gratis en cajeros automáticos en euros. No importa en qué etapa de tu carrera académica o profesional estés: siempre es buen momento para abrir una cuenta N26. Consulta nuestras cuentas aquí.

Por N26

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen

N26 x Ironhack: consigue una de las becas N26 para cursos de Ironhack

¡Esta es tu oportunidad! Sigue leyendo para descubrir cómo puedes conseguir una beca en la mejor escuela internacional de tecnología.

Un grupo de tres estudiantes de MBA señalan un portátil en una biblioteca mientras se ríen.

¿Qué es un MBA y para qué sirve?

MBA, ¿qué es? Déjate convencer por las innumerables ventajas de estudiar un Máster en Administración de Empresas y dale un impulso a tu carrera profesional.

tres jóvenes estudiantes saludan al atardecer de espaldas a la cámara.

Las 7 mejores ciudades universitarias de España

Las sesiones interminables de estudio en la biblioteca, los ratos en la cafetería, el estrés de los exámenes o las innumerables fiestas nos suelen dejar recuerdos imborrables de la vida universitaria.