Un grupo de personas abrazadas al atardecer.

Familia, negocios y gestión económica

Cómo encontrar el equilibrio entre familia y finanzas, y estrechar vuestra relación.

7 min de lectura

Resolver las encrucijadas que se dan por el dinero y las dinámicas familiares no es tarea fácil. Cuando las finanzas y la familia van de la mano, ciertas emociones, valores y aspiraciones pueden salir a la superficie, lo que puede acabar en una conversación difícil. No obstante, encontrar el equilibrio entre familia y finanzas no solo consiste en tomar buenas decisiones económicas. También hay que cuidar de nuestras relaciones y apoyar a los demás y sus objetivos. 

Cuando surgen las dificultades, como familia, siempre podréis salir adelante si abordáis las cuestiones económicas con empatía, comprensión y con un compromiso mutuo por encontrar puntos en común. ¿Y cuál es el objetivo final? Hacer que el dinero trabaje para vosotros mientras también estrecháis esa relación que tanto os une.

El conflicto entre familia y dinero

Las familias suelen tener ciertos encontronazos cuando hablan de dinero, pero el motivo real suele ser mucho más profundo de lo que aparenta. El dinero simboliza muchas cosas que podrían estar escondidas bajo la superficie: inseguridades que se intensifican, luchas de poder complejas e incluso cuestiones de autoestima. En general, las discusiones familiares casi nunca son por el dinero en sí, siempre suele haber mucho más detrás.

El dinero que tienes no define tu valía

Las discusiones pueden subir de tono cuando el dinero toma el control y empieza a definir la valía de alguien. Si relacionas la valía de un familiar directamente con su fortuna, podrías tener una visión distorsionada de su identidad personal. Esto hace que las conversaciones sobre dinero sean mucho más emocionales. En ciertas situaciones, el dinero también puede representar la falta de conexión emocional entre los miembros de la familia, convirtiéndose en un sustituto del afecto y el cariño. Así, cualquier discusión sobre dinero llega cargada de fuertes emociones.

Dinero, poder y resentimiento

Los asuntos de poder y control no resueltos también podrían causar una discusión sobre dinero. Los desequilibrios económicos dentro de la familia pueden llevar a luchas de poder. Por ejemplo, cuando una persona gana más que otra y solo por eso es la que toma todas las decisiones económicas. Estas disputas de poder suelen pasar cuando la persona más autoritaria ignora la opinión y las necesidades del resto. Las desigualdades de este tipo pueden hacer daño a la confianza y generar resentimiento. Es la receta perfecta para que la tensión aumente hasta que explote y, como consecuencia, ocasiona más que una simple discusión sobre dinero.

Normas y expectativas incompatibles

Las discrepancias interpersonales e intergeneracionales por dinero en una familia están bastante arraigadas en las normas de la sociedad y en las expectativas culturales. Existen ciertas creencias y valores sobre la riqueza, el éxito y las responsabilidades que pueden generar tensión, por ejemplo, la presión por mantener los roles de género tradicionales. Cuando las expectativas chocan con una realidad diferente dentro de la misma familia, esto puede llevar a situaciones de bastante estrés y ansiedad.

Sin preocupaciones - Mi banco, como yo quiero

¿Has perdido tu tarjeta bancaria? Bloquéala y desbloquéala en segundos en tu app N26.
Seguridad en N26
Persona mirando el teléfono.

Heredar dinero... y dramas

Se calcula que probablemente al menos un 75 % de personas vivirá una situación de conflicto por la herencia al menos una vez en su vida. Parece que el número de discusiones con motivo del testamento está en aumento. La realidad es que la herencia es uno de los temas más tensos a los que una familia debe hacer frente. La forma de repartir la riqueza cuando un miembro de la familia fallece puede desencadenar emociones intensas; durante el momento de hacer el testamento, pero también tras la muerte del familiar. Por este motivo, al hacer un testamento, es fundamental reflejar quién se verá afectado por el mismo y, dentro de lo posible, cómo deberán gestionar sus sentimientos y necesidades. 

Hay dos cosas que pueden ayudar con el drama de la herencia: sinceridad y comunicación. Al principio, ser totalmente honesto podría causar tensión o un conflicto pero, al final, será lo mejor para que todo el mundo pueda encontrar una solución razonable. Ocultar información o engañar a otros miembros de la familia puede avivar las emociones y tensar la relación, especialmente tras la muerte de un familiar. En su lugar, es mejor hablar del tema mientras dicho familiar siga vivo. Así, todos podrán compartir sus pensamientos e intenciones abiertamente. Es una forma de evitar suposiciones y malentendidos más adelante.

Mezclar la familia y los negocios

Mezclar la familia y los negocios supone un choque directo de tu vida personal con la laboral. Pese a ello, hay un 75 % de emprendedores y un 81 % de empresarios ya establecidos que son copropietarios o que gestionan un negocio con alguien de su familia. Esta fusión de trabajo y vida privada es el día a día de muchas personas. Aun así, solo un 19 % de los negocios familiares cuenta con un plan de resolución de conflictos, por lo que las tensiones suelen ser inevitables. 

A veces hay conflictos familiares pendientes y, cuando estos empiezan a aflorar, pueden afectar rápidamente a las decisiones empresariales. En los negocios multigeneracionales, la organización que llevó la empresa al éxito en su momento, ahora podría estar anticuada y ser poco eficaz. En estos casos, pedir ayuda a profesionales con experiencia en gestión y resolución de conflictos puede ser muy útil. Al final, vuestra prioridad debe ser mantener ambas cosas intactas: el negocio y la relación familiar.

A pesar de los desafíos, trabajar juntos como familia tiene un gran potencial. Es una oportunidad única para conoceros aún más, al tiempo que trabajáis juntos por un objetivo en común. Además, el negocio familiar puede ser la forma perfecta de educar a la próxima generación y transmitirles la importancia de una buena gestión económica, las relaciones estrechas y el valor de la colaboración.

Pedir dinero prestado a tu familia

Pedir dinero prestado a un familiar siempre es un tema delicado. Si te ves en esta situación, es importante que tengas en cuenta los factores económicos y los personales. Puede que quieras ayudar, pero es fundamental que medites las circunstancias de manera objetiva antes de prestarle dinero a alguien.

Las investigaciones demuestran que prestar dinero a familiares puede derivar en resultados diversos. Una encuesta de Bankrate de 2019 concluyó que alrededor de un 60 % de americanos ha prestado dinero alguna vez a un familiar o amigo. Sin embargo, un 37 % acabó perdiendo dinero y el 21 % afirmó que el préstamo afectó negativamente a la relación. Por lo tanto, si alguien de tu familia te pide un préstamo, es importante tener un plan claro de cómo se te devolverá la totalidad del dinero. De lo contrario, la situación podría perjudicar la relación y tus finanzas.

A veces, cuando un familiar te pide dinero, lo mejor es decir que no. Es una forma de proteger tus finanzas y vuestra relación al mismo tiempo. En lugar de hacer una transferencia sin pensarlo, a veces es mejor sugerir alguna alternativa o poner a la persona en contacto con una institución financiera que esté mejor preparada para ayudar.

Cómo gestionar mejor los asuntos de dinero y familia

¿Te preocupa el equilibrio entre la dinámica familiar y el dinero? No tiene por qué ser estresante, pero tendréis que comunicaros con sinceridad, tener valores compartidos y centraros en el futuro. Empieza fomentando una atmósfera segura y sin prejuicios en la que tu familia pueda dar su opinión y hablar sobre el valor que le dan al dinero. Esto implica hablar de cómo usáis el dinero, cómo ahorráis y cómo compartís con la familia, y entender cómo se entrelazan vuestros valores, objetivos y hábitos. Comparad los distintos puntos de vista y buscad puntos en común, así conseguiréis una base sólida para tomar decisiones económicas juntos.

Para resolver conflictos, escuchar a los demás siempre es de gran ayuda. Intentar entender todas las opiniones —así como las emociones y dinámicas subyacentes— os ayudará a rebajar la tensión. La empatía, la comprensión y tener un compromiso común son clave para tener una relación familiar sólida. Estos ingredientes son la receta perfecta para propiciar un ambiente positivo y reconfortante donde todos se sientan escuchados y valorados.


N26 - Mi banco, como yo quiero

Independientemente de cómo gestiones tu dinero, N26 te permite hacerlo con confianza. Como banco con licencia completa, nos regimos por las mismas normas de seguridad que cualquier otro banco, y además vamos un paso más allá, permitiéndote añadir medidas adicionales. Establece límites de gasto diarios, bloquea o desbloquea tu tarjeta cuando quieras, y restablece tu PIN en cualquier parte del mundo, 24/7 y directamente desde tu app N26. Después de todo, tu dinero siempre tiene que estar en las mejores manos: ¡las tuyas! Configura tu cuenta N26 en minutos y recupera el control total de tus finanzas directamente en tu móvil.

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

Enamórate de tu banco

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
Un snowboarder en una montaña mira hacia el horizonte.

Cómo hacer el viaje de tus sueños a la nieve sin arruinarte

Irte a esquiar sin tirar la casa por la ventana no es misión imposible.

Una persona con un gato en un sofá rosa.

En solitario, con amigos o con mascotas: vive San Valentín a tu manera

Sea cual sea tu situación sentimental, te explicamos cómo puedes celebrar el amor este San Valentín.

Audiencia en un festival de musica.

Prepara tu presupuesto para la temporada de festivales

Ir a un festival suele costar mucho más que el precio de la entrada.