Análisis científico del estrés financiero y las diferencias entre sexos

En este análisis científico del estrés financiero, estudiamos su efecto en hombres y mujeres y revelamos cómo gestionarlo mejor. ¿Necesitas consejos para reducir tu estrés? Sigue leyendo.

4 min de lectura

Es un hecho indiscutible: todo el mundo se estresa en algún momento. Independientemente del género, la mayoría de personas tenemos una preocupación en común: nuestra economía. Dependiendo de tu nivel de independencia financiera, las preocupaciones económicas pueden causar auténticos quebraderos de cabeza. Por eso, en el Día Internacional de la Mujer, queremos compartir un análisis científico del estrés financiero y por qué los hombres y las mujeres gestionan el estrés de forma distinta.

En enero, dentro de nuestra investigación Mind Over Money con el doctor Jack, nuestro neurólogo particular, analizamos cuáles eran las mayores presiones económicas en todo el mundo y te dimos consejos científicamente probados para gestionarlas con eficacia. Aprendimos que los hombres y las mujeres responden al estrés de forma distinta y las preocupaciones económicas les afectan más o menos dependiendo de su situación financiera.

 Esto es lo que descubrimos:

Desde que comenzó la pandemia, muchas mujeres han asumido responsabilidades adicionales, como, por ejemplo, cuidar de sus hijos, educarlos en casa y muchas cosas más. Sin embargo, también descubrimos que las mujeres de todo el mundo han adelantado a los hombres en cuanto a la percepción de su propia independencia financiera, ya que el 59 % de las mujeres se sienten financieramente independientes frente al 58 % de los hombres. De los países encuestados, el único país en el que había más hombres que mujeres que se sentían financieramente independientes, fue Alemania.

 Sin embargo, aunque las mujeres se sienten con más independencia financiera que los hombres, siguen teniendo una probabilidad de sufrir estrés un 40 % mayor que el sexo opuesto. Además, las mujeres experimentan el estrés de distinta forma y, por ende, responden a él de otra manera.

¿Cómo afecta el estrés financiero a los hombres y las mujeres?

 El doctor Jack, nuestro neurólogo, nos desgranó la ciencia que explica las diferencias entre hombres y mujeres a la hora de combatir el estrés en nuestra investigación Mind Over Money. Esto es lo que nos contó:

 «Los hombres y las mujeres responden de forma distinta a un nivel elevado de estrés, sobre todo a la hora de tomar decisiones. Las circunstancias estresantes suelen aumentar la atracción al riesgo en los hombres. Sin embargo, cuando las mujeres sufren niveles de estrés elevados, evitan tomar decisiones arriesgadas. En ocasiones, las decisiones arriesgadas son las más acertadas, pero solo cuando los riesgos se han sopesado meticulosamente y la magnitud de las recompensas compensa las desventajas de un posible fracaso.»

El doctor Jack explica que la disparidad del enfoque masculino frente al estrés parece contradecir el principio del «efecto marco», que detalla cómo las personas encaran una decisión y cuál es su reacción posterior. Por ejemplo, una decisión puede enmarcarse como recompensa o castigo (como la diferencia entre comerse un yogur 90 % desnatado y uno 10 % con grasa).

«Lo fascinante es que, en situaciones de estrés, los hombres prefieren las decisiones arriesgadas más de lo normal, independientemente de que la decisión se enmarque en una posible recompensa o un posible castigo. Por el otro lado, las mujeres suelen rehuir las decisiones arriesgadas independientemente del enmarque de la decisión. Esta coherencia es inusual en la ciencia del estrés, un campo repleto de incertezas». 

Esta respuesta dispar al estrés puede ser uno de los factores que influyen en la brecha salarial. Los datos globales demuestran claramente que, de media, los hombres ganan más dinero que las mujeres. Obviamente, esta disparidad tiene muchas causas, pero uno de los motivos podría ser que los hombres suelen sentirse más cómodos que las mujeres frente al riesgo de pedirle un aumento de sueldo a su jefe. Según nuestra investigación, en algunos mercados, como Alemania, el estrés de pedir un aumento casi se duplica en las mujeres (21 %) en comparación con los hombres (12 %).

Pero, ¿cuál es el secreto para vivir con menos estrés?

 Por suerte, el doctor Jack nos desveló sus secretos clave para lidiar con el estrés:

  1. Lo mejor que puedes hacer para reducir el nivel de estrés es indagar más. Párate, reflexiona y pregúntate: ¿Qué hice la última vez?

  2. Toma las decisiones importantes cuando tengas la mente despejada. Date un paseo y permite que tu inconsciente pueda reflexionar y tomar la decisión cuando vuelvas a casa. Cuando tu mente está en calma, puedes tomar decisiones más claras y racionales, por lo que sufrirás menos estrés a largo plazo.

  3. Si lo necesitas, pídeles ayuda a tus amigos, compañeros, vecinos... o a cualquier persona. Pedir consejo a los demás es un remedio infalible contra el estrés y te ayudará a tomar las decisiones más complicadas.

Cómo puede ayudarte tu banco

En N26, hemos visto cómo nuestra cartera de clientas crece por encima de nuestra cartera de clientes masculinos por segundo año consecutivo en nuestros 24 mercados europeos. Nuestra misión es simplificar los servicios bancarios y hacerlos más transparentes y flexibles para ayudar a nuestros clientes a desestresarse. Con N26, la banca se integra plenamente en tu ajetreada vida moderna para que siempre estés al tanto de tus finanzas y puedas prepararte para cualquier imprevisto.

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen