Mind over money: no dejes que el dinero te controle

Repasamos las principales presiones financieras que sufren las personas de todo el mundo para que sepas cómo gestionarlas.

4 min de lectura

Todo el mundo tiene preocupaciones económicas en algún momento de su vida. Teniendo en cuenta los factores externos que contribuyen a tu ansiedad general, a veces es difícil controlar los niveles de estrés.

El primer paso para gestionar el estrés es entender las causas que se ocultan tras él. Por ello, para desgranar los factores que contribuyen al estrés económico, hemos colaborado con el reputado doctor en neurología Jack Lewis, y hemos creado un estudio global que profundiza en esos sentimientos de estrés y ansiedad. 

¿Por qué y cómo hemos diseñado nuestro estudio?

Con este estudio, pretendemos proporcionarte las herramientas y conocimientos necesarios para ayudarte a sentir que tienes el control de tu dinero. Una vez que entiendas mejor el funcionamiento del cerebro gracias a las últimas investigaciones neurológicas, tendrás la información necesaria para saber cómo actuar para mejorar tu vida. 

Esta investigación, llevada a cabo con la colaboración de 1.000 personas en Europa y EE. UU., ha consistido en un experimento implícito para determinar la jerarquía del estrés y la ansiedad frente a una serie de situaciones financieras y cotidianas. En otras palabras, profundizamos en sus cerebros para ver qué les motiva y, sobre todo, qué les preocupa.

¿Qué descubrimos en nuestra investigación?

Lo que descubrimos es que mucha gente cree que el estrés económico es tan grave como otras situaciones traumáticas, como perder el empleo (90 %), divorciarse o romper con su pareja (91 %) y tener una discusión importante (92 %).

También descubrimos que, a escala global, aunque las mujeres son más propensas a estresarse en términos generales, los hombres son más propensos a sufrir estrés por asuntos de dinero. Por otra parte, también descubrimos cosas muy interesantes a nivel regional. Por ejemplo, a las mujeres francesas les estresa menos amortizar sus deudas que a los hombres, mientras que los hombres de EE. UU. consideran que un restaurante caro es más estresante que un divorcio o una ruptura.

Por lo general, de los países incluidos en la encuesta, los italianos son los que más se estresan, seguidos de los españoles. Un dato curioso es que los participantes de EE. UU. son los que menos se estresan.

Con respecto a Europa, los franceses son más propensos a estresarse al consultar su saldo bancario que los alemanes, que son los más tranquilos en este aspecto, ya que solo un 44 % afirma estresarse al consultar su saldo. Por otra parte, los estadounidenses son un 20 % más propensos a estresarse por superar el límite de su descubierto que los franceses. Los italianos son más propensos a estresarse por no pagar una cuota de la hipoteca que la mayoría de países y, a la hora de estresarse por solicitar reembolsos, los alemanes se llevan la palma. Es evidente que las preocupaciones económicas son importantes independientemente del país, pero ¡ya va siendo hora de recuperar el control!

Cómo ganarle la partida al estrés

Cuando nos estresamos por cosas que nos preocupan, lo que no queremos es perder el control. Muchas veces, incluso cuando intentamos tranquilizarnos, nos irrita que las cosas que hacemos para calmarnos actúen únicamente como un bálsamo temporal. Nunca dejamos de ser conscientes de que el estrés sigue en nuestra cabeza, por lo que nos resulta imposible tranquilizarnos. 

Todo esto forma parte del problema del estrés crónico y solo puede solucionarse priorizando un enfoque proactivo en la gestión del estrés en tu vida, para que se convierta en una práctica diaria. 

Hay varias técnicas de gestión del estrés o actividades antiestrés, como dar un paseo largo o escuchar música relajante, que puedes practicar varias veces al día y que aumentarán su eficacia con el tiempo. Solo practicándolo a diario, a lo largo de muchas semanas, hará que las rutas neuronales que provocan el estrés crónico se fortalezcan y sean más eficaces a la hora de suscitar las ventajas antiestrés que todos sentimos cuando nos relajamos. 

Es ahí donde nosotros entramos en juego; queremos enseñarte todo lo que puedes hacer para tomar las riendas y hacer frente al estrés. Contamos con datos científicos que te ayudarán a que el dinero no controle tu mente, y eso es lo que vamos a hacer a través de nuestra nueva serie del blog, Mind Over Money, durante las próximas semanas.

¿Cómo podemos ayudarte?

En N26, tenemos la clave para la independencia y libertad financieras. Puedes utilizar los Espacios para ahorrar por si se tuercen las cosas, vigilar de cerca tus hábitos de gasto con Estadísticas o controlar tus gastos con los límites de pago: tenemos todo lo que necesitas. Deshazte del estrés económico gracias a la ayuda y los consejos específicos de N26, para que administrar tu dinero sea lo más sencillo y lo menos estresante posible.

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen