Yolo y Fomo.

Cómo afectan el YOLO y el FOMO a tus finanzas

El YOLO y el FOMO pueden vaciar tu cuenta más rápido de lo que te gustaría. Sigue estos los consejos para evitarlo

4 min de lectura

La expresión “carpe diem” en labios del profesor John Keating interpretado por el inefable Robin Williams en El club de los poetas muertos, ha quedado sin duda anticuada con la aparición de YOLO, palabra de moda entre los millenials para referirse a la necesidad de aprovechar el momento presente. Esta mentalidad o el más moderno FOMO, o miedo a perderse experiencias, pueden acabar teniendo un impacto en nuestras finanzas, como podrás ver en el artículo de hoy.

Qué significa YOLO y cómo puede afectar a mis ahorros

YOLO es un acrónimo de la expresión inglesa you only live once o, lo que es lo mismo, solo se vive una vez. Se trata por lo tanto de una filosofía de vida según la cual se debe disfrutar de la vida como si no hubiera un mañana, lo que puede llevar a conductas excesivas si se lleva al extremo.

No importa que disfrutar la vida al máximo signifique para ti hacer puenting o buceo sin caja con tiburones blancos, tatuarte las iniciales de tu pareja en la muñeca o simplemente optar por comerte un menú del día en lugar de comprar una ensalada del súper; el estilo de vida YOLO suele traer consecuencias negativas en los ahorros de quien lo practica. 

FOMO, qué es y en qué se diferencia del YOLO

De la misma manera que YOLO, FOMO es un acrónimo de una expresión inglesa: fear of missing out, lo que significa miedo a perderse algo. Este concepto relativamente nombra sin embargo una realidad mucho menos idílica que la del YOLO, ya que en la actualidad es considerado como una patología.

Aunque a finales del siglo XX se consideraba que las personas que padecían FOMO sufrían ansiedad por perderse planes y experiencias, con el desarrollo tecnológico y la intensificación del uso de smartphones, tablets u ordenadores portátiles, la definición ha ido cambiando para acabar designando la ansiedad que sienten las personas cuando no pueden estar continuamente en contacto con sus amigos a través de las redes sociales.

Cómo evitar que el YOLO y el FOMO afecten a tus finanzas

Con una realidad cada vez más turbulenta, es perfectamente comprensible que las generaciones más jóvenes quieran disfrutar al máximo del momento presente, aunque la realidad debería también contribuir a que intentemos actuar pensando en el futuro. A continuación te dejamos una serie de consejos con los que podrás cuidar de tus ahorros sin dejar de disfrutar de la vida:

  • Hábitos de consumo: trata de identificar las emociones por las que quieres comprar algo y pregúntate si realmente lo necesitas. Introduce nuevos hábitos en tu vida cotidiana como el ejercicio o la lectura y recurre a ellos cuando sientas la necesidad de hacer compras innecesarias.
  • Control de gastos: si haces presupuestos mensuales, te resultará más fácil identificar qué tipos de gastos son necesarios y cuáles no lo son. También puedes hacer listas de la compra para tu comida, ropa o accesorios electrónicos para gastar dinero en cosas que realmente necesites.
  • Ocio: no pasa nada si no puedes ir a todos los planes y eventos que te propongan tus amigos. Pregúntate si realmente te apetece ir o cómo puede afectar a tus finanzas si no te pierdes ni los conciertos de Paquirrín.
  • Trabajo: con la explosión del teletrabajo impulsada por la pandemia, cada vez más gente opta por estilos de vida nómadas o más alejados de las normas. Nadie dice que recorrer el mundo en una furgoneta camper o que producir queso de cabra en un pueblo de Soria sean malas ideas, pero lo que sí te recomendamos es que intentes comprobar primero la viabilidad del proyecto que tengas, usando por ejemplo un business plan o preguntando a gente con experiencia en el tema.
  • Redes sociales: numerosos estudios confirman que el FOMO no solo puede generar ansiedad, ya que las redes sociales como Facebook o Instagram pueden además modificar nuestros hábitos de consumo. Para evitar que las redes sociales puedan empujarte a hacer gastos superfluos, basta con desinstalarlas del móvil o emplear mecanismos para utilizarlas menos.
  • Relaciones sociales: no hay nada más saludable que pasar un buen momento con los amigos al aire libre. Relacionarte con tus amigos y familiares sin conectarte a un dispositivo cada vez que puedas te ayudará a reducir tus niveles de estrés y a mejorar tu bienestar físico y mental. Existen además muchos planes y posibilidades con los que disfrutar del momento al máximo sin necesidad de gastar cientos de euros.

La vida a tu manera con N26 

Cada uno puede gastar su dinero en lo que le apetezca, pero con N26 contarás con prácticas herramientas que te permitirán no perder nunca de vista tus finanzas.

Controla tus gastos y vigila los movimientos de tu cuenta sin salir de tu app N26. Gestiona tu cuenta bancaria desde cualquier lugar en tiempo real, o aparta dinero para tus vacaciones o para reformar el baño con Espacios. Además, las herramientas de administración de la app te permiten fijar límites de gasto diario y realizar un seguimiento de tus pagos de forma automática.

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
un espacio coworking con muchos freelancer trabajando en mesas.

El auge de la gig economy ha cambiado nuestra forma de trabajar para siempre

Esta nueva forma de trabajar está transformando nuestro estilo de vida.

notas de las compras pegadas en una nevera.

Consejos para hacer la lista de la compra online

Te aconsejamos cómo hacer listas de la compra de todo tipo para ahorrar tiempo y dinero.

mujer que toma notas en un cuaderno.

6 propósitos financieros de año nuevo para 2021

Sienta las bases de tus finanzas para el próximo año con estos consejos de ahorro.