Furgoneta camper en la playa.

4 prácticos consejos para comprar una furgoneta de segunda mano a precio razonable

6 min de lectura

Si te gusta tener libertad cuando viajas pero las playas abarrotadas o la perspectiva de dejarte los ahorros en el alojamiento no coinciden con tu definición de vacaciones de ensueño, es posible que ya se te haya pasado por la cabeza la idea de comprarte una camper. 

Una rápida ojeada por el mercado de furgonetas y campers nuevas basta para empezar a barajar seriamente la posibilidad de comprar una furgoneta de segunda mano. Esta alternativa, mucho más económica, puede darnos sorpresas desagradables si no tenemos en cuenta una serie de consejos como los que te desvelamos a continuación.

Espacios de N26

Organiza tu dinero en subcuentas y establece objetivos de ahorro, además de protegerlo.
Descubre cómo ahorrar con subcuentas
Diferentes espacios N26 para ahorrar dinero.

Encuentra la furgoneta que mejor se ajuste a tus necesidades

No es lo mismo usar la furgoneta para ir con los amigos al Primavera Sound que recorrer en pareja los fiordos noruegos en plena temporada de auroras boreales. Como el uso que quieras darle a tu furgo es uno de los factores más importantes para tomar una decisión acertada, te hemos preparado una lista con los principales tipos de furgoneta para ponértelo más fácil:  

  • Vehículos camperizados: con un poco de creatividad, es posible camperizar casi todo tipo de vehículo. Desde monovolúmenes y camionetas hasta camiones o todoterrenos pasando por remolques o autobuses, las posibilidades son ilimitadas. Si te interesa esta opción más personalizada, tendrás que tener en cuenta factores como el precio, la frecuencia de uso, el tamaño o el consumo de carburante antes de tomar la decisión final. Ten en cuenta que es necesario tener el carné de conducir tipo C para los vehículos que superen los 3.500 kg. 
  • Minicampers: si buscas ser libre como el viento y tienes un presupuesto limitado, esta es tu mejor opción. Además de consumir poca gasolina, con este tipo de furgoneta podrás aparcar prácticamente en cualquier lado. Cuando quieras ducharte o cocinar, tendrás que apañártelas fuera. Entre los modelos más conocidos de minicamper están Volkswagen Caddy, Peugeot Traveller, Citroën Berlingo o Nissan BV200.
  • Campers medianas: a mayor tamaño, mayores lujos. Este tipo de furgonetas suelen contar con espacio suficiente para una mini cocina con fregadero, una cama plegable, un baño o una ducha. Otro factor a tener en cuenta, sobre todo en las circunstancias actuales, es su consumo de carburante relativamente bajo ya que se sitúa además alrededor de los 10 litros por cada 100 kilómetros. Si este es el tipo de furgoneta que andas buscando, tendrás que decidir entre modelos como Fiat Talento, Opel Vivaro, Volkswagen Multivan o Renault Trafic.
  • Furgonetas grandes: si lo que realmente quieres es poder hacer vida en tu camper, necesitarás espacio. Aunque tendrás que invertir más dinero en comparación con los otros tipos de camper a la hora de comprar y repostar, con estas casas sobre ruedas podrás viajar con más gente y disfrutar de comodidades como una cocina, baño con ducha o incluso cuarto de estar. Los modelos de campers grandes más populares del mercado son por ejemplo la furgoneta Ford Transit, Mercedes Sprinter, Fiat Ducato o Volkswagen Grand California.

Familiarízate con el mercado 

Una vez tengas más o menos claro el tipo de furgoneta que estás buscando, deberás empezar a filtrar en función de tu presupuesto. Aunque los concesionarios ofrecen más garantías que la compra a un particular, existen una gran cantidad de páginas web con las que podrás conocer el precio medio de las marcas y modelos que más te interesen.

Basándote en características como la marca y el modelo, la potencia en CV y la cilindrada, el tipo de combustible, el año de fabricación, el kilometraje o el tipo de caja de cambios podrás tasar un vehículo y hacerte una idea de si la camper que te interesa tiene un precio razonable.

Procura no tomar decisiones rápidas, si encuentras una furgoneta muy barata, comprueba su estado y échale un vistazo a los papeles para asegurarte de que no hay gato encerrado.

Comprueba el estado del vehículo antes de comprarlo

Por mucho que te hayas encaprichado de una furgoneta, es importante mantener la calma en todo momento y asegurarse de que se encuentra en buen estado antes de comprar haciendo un par de comprobaciones:

  • Informe de la DGT: si solicitas a la Dirección General de Tráfico un informe sobre el estado del vehículo, podrás averiguar el número de titulares anteriores, si está autorizado para circular, la fecha de caducidad de la ITV o si el IVTM ( Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica) está todavía por pagar.
  • Prueba de conducción: por mucho que te puedas imaginar con las manos al volante y la brisa mediterránea llenando tus pulmones solo con ver las fotos, es importante ver la furgoneta en persona y darte una vuelta con ella para comprobar el estado de los neumáticos, del embrague, de la amortiguación o de los frenos.
  • Kilometraje: si estás buscando un vehículo de segunda mano, es poco probable que vayas a comprar una furgoneta km 0. Lo cierto es que aunque muchas campers alcancen el millón de kilómetros sin apenas rechistar, cuantos más kilómetros tengan, más frecuentes serán las averías y más cerca estarán del desguace.
  • Chasis: a pesar de los golpes y abolladuras que delatan la vida agitada de muchos vehículos, es especialmente importante prestarle atención al óxido ya que puede acabar afectando a la estructura y a la seguridad del vehículo.

Presta atención al detalle

Si ya has tomado una decisión, hay unos cuantos cabos sueltos de los que tendrás que ocuparte antes de formalizar la compra.

Por mucho que la persona que vaya a venderte el vehículo te inspire una confianza absoluta, nunca adelantes dinero. Si decides hacerlo de todas maneras, con una transferencia con contrato, estarás curándote en salud. 

También es de vital importancia comprobar que los papeles de la furgo están en regla, que el kilometraje coincide con el de la última ITV y que el número de bastidor coincide con el de la documentación para asegurarte de estar comprando el vehículo a su legítimo propietario.

Da igual que tengas un presupuesto ajustado o no, es importante calcular todos los gastos asociados a la compra: revisión en el taller, ITP (Impuesto de Transmisiones de Patrimonio), cambio de titularidad del vehículo o certificado de vehículo.

Cuenta sin comisiones N26

La cuenta bancaria 100 % móvil, gratis, sin papeleos y llena de ventajas.
Abrir mi cuenta (pestaña nueva)
Una mano elevada que sostiene una tarjeta estándar N26 transparente.

Gestiona los gastos de tu nueva furgoneta con N26 

Entre impuestos, carburante, revisiones e imprevistos cualquiera puede acabar haciéndose un lío con tanto gasto.

Para evitarlo, controla todos los gastos de tu furgoneta sin salir de tu app N26/n26.com/es-es. Gestiona tu cuenta bancaria desde cualquier lugar en tiempo real, o aparta dinero para camperizar tu furgoneta fácilmente con Espaciosn26.com/es-es/espacios. Además, las herramientas de administración te permiten fijar límites de gasto diario y realizar un seguimiento de tus pagos de forma automática. Toda ayuda es poca para conseguir la furgoneta de tus sueños.

Por N26

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
Bandera de los Países Bajos y código de barras.

Prepara tu viaje a los Países Bajos: encuentra toda la información que necesitas en esta guía

Organiza tu viaje a los Países Bajos con una guía tan completa que parece escrita por un holandés.

Bandera de Portugal y código de barras.

Viajar a Portugal: guía para disfrutar del país vecino

Planea tu viaje a Portugal con esta guía y déjate sorprender por la belleza del país vecino.

Un cliente usando el móvil para pagar en un terminal de venta.

¿Estás dejando la cantidad correcta? Guía sobre las propinas en Europa

¿Te has preguntado alguna vez cómo funcionan las propinas en Europa? Sírvete de esta guía para saber si estás dejando la cantidad correcta de propina.