¿Qué es la economía circular?

¿Sabías que en España cada habitante genera una media de 462 kilos de residuos al año? Descubre las 7 erres (7Rs) de la economía circular para empezar a reducir nuestra huella ecológica.

6 min de lectura

De la misma forma que ocurre en la naturaleza, donde todo se reutiliza y nada se desperdicia, la economía circular busca seguir ese ejemplo: reutilizar los recursos para alargar su vida útil y reducir los residuos que generamos.

Reciclar puede que sea uno de esos hábitos que ya has incorporado en tu rutina y que ayuda a reducir el impacto medioambiental de nuestro consumo. Sin embargo, es solo uno de ellos, hay muchos más.

Sigue leyendo para conocer en detalle qué es la economía circular y cómo ponerla en práctica en tu día a día con los principios de las siete erres (7Rs).

Economía circular: definición

La economía circular es un sistema de producción y consumo que se basa en reutilizar al máximo los productos, materiales y recursos disponibles para reducir los residuos generados. El objetivo es alargar el ciclo de vida de los productos y convertir los residuos en nuevas materias primas.

Según la Fundación para la Economía Circular, se define como “la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía”.

A diferencia de lo que ocurre en la economía lineal en la que un producto se fabrica, después lo compramos, lo usamos y finalmente, lo tiramos, en la economía circular el ciclo de vida del producto se alarga lo máximo posible. De esta forma se reduce el impacto de los procesos de fabricación sobre el medio ambiente y se optimiza el uso de los recursos reduciendo los residuos que producimos.

En pocas palabras, si quieres adoptar poco a poco un sistema de consumo sostenible tendrás que olvidarte de los productos de “usar y tirar”.

Sin embargo, la economía circular abarca un espectro mucho mayor que el de los envases y el consumo. Otros sectores como los de la gestión del agua, la construcción o los transportes también están incluidos bajo el paraguas de la sostenibilidad que promueve la economía circular.

Estrategia Española de Economía Circular (EEEC)

A estas alturas te estarás preguntando, ¿se está haciendo algo en España para promover la economía circular? La respuesta es sí. 

Recientemente, el Consejo de Ministros ha aprobado la Estrategia Española de Economía Circular (EEEC), también denominada como “España Circular 2030”. Se trata de un plan que permitirá reducir 30% el consumo nacional de materiales, mejorar un 10% la eficiencia en el uso del agua y recortar un 15% la generación de residuos respecto al año 2010. 

Aunque el proyecto esté impulsado por la Administración Pública, tiene un carácter transversal y requiere la colaboración de la ciudadanía y los sectores económicos. Concretamente hay seis sectores en los que la EEEC pondrá su foco: construcción, agroalimentario, pesquero y forestal, industrial, bienes de consumo, turismo y sector textil y confección.

Según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, se calcula que nuestro país necesita más de dos veces y media su superficie para poder abastecer las necesidades de la economía española.

Si quieres conocer en detalle en qué consiste la agenda de la Estrategia Española de Economía Circular, en la página del Ministerio tienes .

Quiénes están involucrados en la economía circular

Todos. Sector público, empresas y consumidores.

Desde el Estado se deben impulsar regulaciones, como la de “España Circular 2030”, que favorezcan un modelo de producción y consumo que nos permita extender al máximo el valor de los productos, materiales y recursos dentro de nuestra economía.

Nosotros como ciudadanos, deberíamos pararnos a reflexionar sobre qué podemos cambiar en nuestro día a día para promover un modelo de producción y consumo respetuoso con el medioambiente.

Las siete erres (7Rs) de la economía circular te servirán como punto de partida para empezar a cambiar pequeños hábitos.

Las 7Rs de la economía circular

1. Rediseñar

Poder cambiar de una economía lineal a una economía circular requiere de una profunda transformación. Es necesario que se rediseñen los productos desde el primer paso de producción: qué materiales se van a usar, qué envases, qué residuos se generar al producirlos, etc.

Aunque este punto está más enfocado hacia las empresas, también puedes aplicarlo en tu día a día. Rediseña la forma que tienes de consumir. Opta por productos hechos con materiales reciclados, evita los artículos de un solo uso, infórmate sobre cómo son los sistemas de producción y distribución de las marcas que consumes…

¡Cada pequeño gesto cuenta!

2. Renovar

Los artículos vintage son cada día más populares. Aprovecha esta moda sostenible para renovar objetos antiguos y darles una segunda vida. Desde ropa, hasta muebles o incluso productos tecnológicos, como los tocadiscos.

3. Reducir

Intenta reducir la cantidad de productos que consumes, y así, reducirás también los residuos que generas.

4. Reutilizar

Dales una segunda, tercera y cuarta vida a tus productos, utilizándolos de la misma manera o con nuevo uso diferente. ¡Ideal para los más creativos!

5. Reparar

Vivimos en un mundo que nos dice que cuando algo se ha roto sale más barato comprarlo nuevo otra vez que repararlo. Seguro que habrás oído hablar de la “obsolescencia programada”, un sistema mediante el cual las empresas fabrican productos que están diseñados para dejar de funcionar después de un tiempo determinado. Como la batería de un móvil, por ejemplo. 

¡Revélate contra eso! Intenta arreglarlo antes de comprar algo nuevo. Aunque a corto plazo salga más barato comprar otra vez, los costes de producción y los residuos que generamos, los acaba pagando nuestro planeta.

6. Reciclar

La R que seguro ya llevas a cabo pero nunca está de más recordar. Cuando un producto ya se ha usado hasta el máximo posible, recíclalo para que sirva de materia prima para fabricar uno nuevo.

7. Recuperar

Recupera materiales ya utilizados para reintroducirlos en el sistema productivo. Por ejemplo, aparta los residuos orgánicos (compost) y utilízalos después como abono natural. 

Compra y vende artículos de segunda mano en Wallapop con tu tarjeta N26

Vender lo que ya no utilizas o comprar artículos de segunda mano es una forma ideal de alargar la vida útil de los productos. Reutilizar ropa o muebles en lugar de adquirirlos nuevos puede ser un primer paso para que las 7Rs de la economía circular pasen a formar parte de tu día a día.

En N26 nos hemos asociado con Wallapop, la plataforma de compraventa de productos de segunda mano líder en España para que disfrutes de una oferta muy especial: ¡pagando con tu tarjeta N26 tendrás 3 envíos de hasta 5 kg gratis!

Si ya eres cliente de N26, solo tienes que abrir la app de Wallapop y añadir tu tarjeta N26 como método de pago. ¡Nada más! Los gastos de envío se deducirán automáticamente cuando utilices tu Mastercard N26 para pagar tus próximos pedidos.

N26 Smart: Ahorra y gasta a tu manera

Descubre N26 Smart, el nuevo plan premium con todas las herramientas que necesitas para tener hasta el último céntimo de tu cuenta bajo control.
Abrir cuenta bancaria
Smart Hero (ALL EU) Text/Media Intro.

Echa un vistazo a este para conocer todos los detalles de esta promoción. ¡No te la pierdas, es por tiempo limitado!

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen