Por qué el sueño de la vivienda en propiedad es inalcanzable para muchas personas

Antes, se trataba de un momento clave al hacerse adulto; pero hoy en día, muchos jóvenes se ven expulsados del mercado inmobiliario o deciden evitarlo.
6 min de lectura
Sumado a casarse y tener hijos, antes comprar una vivienda se consideraba un momento clave al alcanzar la madurez. Sin embargo, debido a un cambio en la actitud de las personas y del panorama económico, la vivienda en propiedad ya no es tan atractiva. Con los precios inmobiliarios por las nubes, los salarios estancados, la inflación en aumento y una crisis del poder adquisitivo, a nadie le extraña que los jóvenes tiendan a comprar una vivienda un 30 % menos que sus padres.Pero no poder incorporarse al mercado inmobiliario quizás no sea tan malo como muchas veces se pinta. Alquilar una propiedad en lugar de comprarla puede ser lo más sensato para algunas personas, y los inquilinos están hallando alternativas para crear seguridad financiera más allá de la vivienda en propiedad. 

La vivienda en propiedad moderna: así están las cosas

Los porcentajes de vivienda en propiedad llevan seis décadas a la baja. Actualmente, el 47,9 % de los jóvenes adultos poseen una vivienda, en contraste con un 77,8 % en los años 60. Como consecuencia, las personas adultas de entre 35 y 45 años tienden a alquilar el triple que hace 20 años. Esta disparidad se debe a varios motivos. Mientras que las personas nacidas en los años 60 se incorporaron al mercado inmobiliario cuando los precios estaban cíclicamente bajos y los salarios altos en términos relativos, quienes nacieron en los 80 han vivido una situación diametralmente opuesta. Las nuevas generaciones no solo se han enfrentado a un mercado inmobiliario menos asequible, sino que, además, se hicieron adultas durante la crisis del 2008. Del mismo modo, las personas que iniciaron sus estudios universitarios o su carrera profesional durante la pandemia de COVID-19 podrían encontrarse en una desventaja similar en el futuro, cuando traten de incorporarse al mercado de la vivienda.

Por qué la vivienda en propiedad es un sueño inalcanzable para muchas personas

Mientras que el 74 % de los estadounidenses considera que comprar una vivienda es uno de los elementos fundamentales del «sueño americano», casi el 75 % de los jóvenes afirman que la vivienda en propiedad les resulta inasequible. Al otro lado del charco, el 73 % de los británicos también declara que la vivienda en propiedad es esencial para tener una vida plena, pero se estima que el 33 % de los jóvenes británicos nunca cumplirán este sueño. Asimismo, el 66 % de los belgas de entre 21 y 35 años que no poseen una vivienda afirman que comprar una propiedad es imposible tal y como están las cosas, y el 10 % no cree que vayan a ser capaces de hacerlo nunca. Desde los años 60, el precio medio de una vivienda ha aumentado de forma gradual en comparación con los ingresos promedio. Esta disparidad de la relación salario-precio de la vivienda ha retrasado de forma significativa la incorporación de los jóvenes al mercado inmobiliario o los ha expulsado totalmente del mismo. Debido al estancamiento de los salarios y las consecuencias a largo plazo de la crisis financiera de 2008, se calcula que los jóvenes de hoy poseen una riqueza un 35 % inferior que las generaciones anteriores. Si añadimos a la ecuación el incremento de la inflación (más el hecho de que prefieren vivir en zonas metropolitanas demandadas, que resultan más caras), salta a la vista que la juventud se enfrenta a muchas barreras que dificultan la compra de una vivienda.

El sueño de la vivienda en propiedad es algo cultural 

Cuando hablamos de la vivienda en propiedad, cabe destacar que el sueño de adquirir una vivienda no está presente en todas las culturas. Algunos de los países con los mayores porcentajes de vivienda en propiedad del mundo son Rumanía (95 %), Hungría (92 %), Croacia (91 %) y Lituania (89 %). Esto se debe a que pertenecían al antiguo bloque del Este, donde las viviendas que eran propiedad del Estado se vendieron a bajo precio o se regalaron a sus inquilinos tras la disolución de la Unión Soviética. Aunque el porcentaje de propietarios supera con creces al de inquilinos en Portugal, España, Italia y Bélgica, los inquilinos superan a los propietarios en Alemania, donde un 51 % de los ciudadanos alquilan y un 49 % poseen viviendas en propiedad. Esto se debe, principalmente, a las estrictas leyes de protección del alquiler de Alemania, que favorecen a los inquilinos. Por ejemplo, los caseros tienen prohibido subir la renta del alquiler más de un 10 % por encima del precio comparativo local, lo cual convierte el alquiler en una opción más atractiva.

Ventajas de alquilar en lugar de comprar

Para muchas personas, comprar una vivienda aporta una sensación de seguridad y control de sus vidas. Sin embargo, cada vez más personas (el 34 % según un reciente sondeo británico) deciden de forma activa no comprar una vivienda. Estas declaran que el principal motivo de no convertirse en propietarias es su reticencia a «atarse» a una vivienda, seguido del elevado coste de la entrada. Pero estos no son los únicos motivos por los que algunas personas prefieren alquilar en vez de comprar.

Menor riesgo financiero

Como cualquier inversión financiera, comprar una vivienda supone un determinado riesgo. Y, al igual que la bolsa, el mercado inmobiliario está a merced de fluctuaciones impredecibles. Durante la crisis financiera de 2008, los precios de la vivienda cayeron un 20 %, por lo que muchos propietarios siguieron amortizando hipotecas mucho más caras que el valor de sus viviendas. Aunque esta crisis también perjudicó a las rentas del alquiler, los inquilinos están mejor posicionados que los propietarios durante largos periodos de incertidumbre económica.

Menos costes adicionales

Desde los honorarios legales y el impuesto sobre bienes inmuebles, hasta las inspecciones, los honorarios de tasación y las pólizas de seguro, comprar una vivienda conlleva un montón de costes adicionales. Si a eso le añadimos los gastos de la mudanza y las posibles reformas, los costes aumentan bastante. Los inquilinos evitan la mayoría de estos pagos.

Menos responsabilidad

Las viviendas requieren un mantenimiento constante para conservarse en buenas condiciones. Mientras que los inquilinos pueden transferirles a sus caseros los fallos de la instalación eléctrica, el moho o las humedades, los propietarios deben arreglar todos estos problemas por su cuenta y hacer frente a los gastos que acarrean. Además, si quieres trasladarte a otro país, ciudad o incluso cambiar de barrio, es mucho más difícil de planificar y supone un mayor esfuerzo cuando tienes una vivienda en propiedad. Esta flexibilidad permite a los inquilinos aprovechar nuevas oportunidades más fácilmente, por ejemplo, un empleo más lucrativo o un proyecto creativo interesante.

Tu dinero en N26

N26 te ofrece una forma de gestionar tu dinero simplificada y sin estrés. Con Espacios puedes crear varias subcuentas, cada una vinculada a uno de tus objetivos de ahorro, por lo que te resultará más fácil alcanzar tus objetivos financieros. Además, gracias a las notificaciones push instantáneas, estar al tanto de tus finanzas es muy sencillo, ya que recibirás un mensaje cada vez que entre o salga dinero de tu cuenta. Por otra parte, la funcionalidad Estadísticas te ayudará a entender mucho mejor tus hábitos de gasto, y siempre podrás consultar un resumen mensual donde podrás comprobar el estado de tu cuenta bancaria en un pispás. Encuentra la cuenta más adecuada para ti hoy mismo.

Artículos que coinciden con la temática


POR N26Enamórate de tu banco

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
Cómo disfrutar de la temporada de bodas sin caer en bancarota.
Lifestyle

Cómo disfrutar de la temporada de bodas sin caer en bancarota

El outfit, el regalo, el transporte, el alojamiento, la recena... Las bodas nos dejan con resaca emocional y económica. Hoy te explicamos cómo recortar sin perderte nada.

9 min de lectura
Cómo administran sus finanzas las parejas hoy en día.
Lifestyle

Cómo administran sus finanzas las parejas hoy en día

Tanto si practicas el poliamor o la monogamia, estás casad con hijos o con mascotas, el dinero es importante en toda relación. Pero la forma de organizar las finanzas varía mucho en cada pareja.

7 min de lectura
Cuenta conjunta vs. Espacios compartidos de N26: descubre cómo sacarles partido.
Lifestyle

Cuenta conjunta vs. Espacios compartidos de N26: descubre cómo sacarles partido

¿Quieres dar un paso importante con tu pareja y administrar vuestro dinero juntos? Sigue leyendo para ver una comparativa de las opciones y funciones, para que decidáis qué es lo mejor para vosotros.

10 min de lectura