La pareja y el dinero: cómo administrarse los gastos

Gestionar las finanzas en pareja puede resultar abrumador, pero con unos sencillos consejos todo será más fácil. Descubre nuestra guía de planificación financiera para parejas.

5 min de lectura

¡Enhorabuena, habéis decidido dar el gran paso! Tanto si lleváis años conviviendo como si acabáis de empezar a vivir juntos o juntas, un aspecto esencial para cualquier pareja es decidir cómo administrarse el dinero. Sin duda no es el tema más romántico del mundo, pero establecer un plan en común basado en la confianza mutua es muy positivo. ¿El tema de las finanzas en pareja te incomoda? ¡No temas! Hemos recopilado algunos consejos de expertos para ayudarte a optimizar tus cuentas y que puedas dedicarte a disfrutar de lo que verdaderamente importa. 

Las finanzas en pareja y la importancia de la comunicación

Administrar tus finanzas junto con otra persona requiere mucha comunicación y confianza. Incluso en las parejas más estables puede haber actitudes distintas en cuanto al dinero, por eso es importante abordar el tema de forma franca y abierta. Probad a hacer lo siguiente:

  • Un plan personalizado: no existe una regla de oro de gestión financiera para parejas. Algunas personas creen que es mejor compartirlo todo, otras prefieren mantener cuentas separadas. Antes de decidir la forma de gestionar las finanzas en la pareja, conviene que defináis los valores y metas de cada uno respecto al dinero. Si no tenéis claro en qué consiste el bienestar financiero propio, será difícil que os ciñáis a unos objetivos financieros comunes. 

  • Comprobaciones frecuentes: las parejas van evolucionando con el paso del tiempo, y la situación económica también. En esta, seguramente influyan tanto los cambios de empleo como el nacimiento o la adopción de los hijos. Por eso, es importante que habléis de los gastos compartidos y los objetivos financieros cada cierto tiempo, para aseguraros de que compartís la misma opinión. A fin de cuentas, a veces es un asunto estresante, pero es importante que tu pareja y tú tengáis buena relación con el dinero, tanto juntos como por separado. 

  • El compromiso es la clave: compartir tu vida con otra persona supone, en cierta medida, llevar una economía en común. Por eso es importante ser flexible y encontrar un punto intermedio si la percepción económica es distinta. Tal vez tú seas más comedido y tu pareja tienda a despilfarrar. Así quizás tú aprendas a darte un capricho de vez en cuando o tu compañero se anime a ahorrar más. Si la comunicación es eficaz, os aportaréis mucho el uno al otro. 

6 consejos para administrarse el dinero en pareja

1. Definid vuestros objetivos financieros comunes 

Puede que queráis hacer el viaje de vuestra vida, formar una familia o planificar la jubilación anticipada. Sean cuales sean las metas, es importante que defináis vuestros objetivos compartidos y determinéis claramente lo que queréis lograr a largo plazo. Tanto si os acabáis de casar como si estáis rehaciendo el presupuesto familiar, es recomendables que os sentéis y hagáis una lista de vuestras metas financieras. 

2. Enumerad los costes compartidos y los individuales 

Como pareja, es buena idea que anotéis todos los gastos comunes, como la electricidad, el agua y el gas, y los pagos del alquiler o la hipoteca. También podéis incluir las cenas en restaurantes o las vacaciones que lleváis tiempo planeando. Sin embargo, la mayoría tenemos gastos, ya sea en ropa o en encuentros con amigos, que no encajan en el presupuesto en común. Determinar qué gastos son compartidos y cuáles no puede evitar problemas más adelante. 

3. Aportad lo que os parezca adecuado

Cada pareja es un mundo. En algunas, los dos miembros tienen un sueldo similar, mientras que en otras, hay mucha diferencia o puede que uno ni siquiera tenga ingresos. Lo que ganamos depende de nuestra capacidad de trabajo, de si tenemos niños o no, y de otros muchos factores. Por tanto, a la hora de hacer la repartición, tened en cuenta cuánto puede aportar cada uno y qué sería lo justo para ambos en las circunstancias actuales. Es importante recordar que todo esto se puede ir adaptando según sea necesario.

4. Decidid cómo hacer frente a los gastos

Hay tres formas principales de gestionar el dinero en pareja: llevar cuentas separadas, unificar los ingresos en una cuenta compartida o combinar los dos métodos y tener cuentas separadas y compartidas. En esta tabla te presentamos los puntos a favor y en contra de cada opción:

Formas de gestionar el dinero en pareja.

5. Calculad un presupuesto

Una vez que hayáis detallado todos los gastos e ingresos, veréis exactamente cuánto queda para disfrutar o ahorrar a final de mes. Dad prioridad a la forma de aprovechar el dinero sobrante, ya se trate de una cena romántica o de una aportación a los ahorros. Echa un vistazo a este artículo de nuestro blog si necesitas ayuda con los presupuestos.

6. Pedid ayuda en caso necesario

Si tu pareja y tú no sabéis por dónde empezar a hacer cuentas, tal vez sea buena idea pedir consejo a alguien que entienda del tema. Puede tratarse de un familiar o amigo con experiencia, o incluso de un asesor financiero que os indique los pasos que podéis dar juntos para mejorar vuestra economía. Si estáis casados, también es importante poner al día el testamento y otros documentos jurídicos para que reflejen tanto tus deseos como los de tu pareja. Conviene revisar estos documentos cada año o cuando cambien las circunstancias, para ver si es necesario actualizarlos. 


Tu dinero en N26

La pareja y el dinero pueden ser grandes aliados si hay confianza, planificación y buena comunicación. Pero, ¿por qué no contar también con la ayuda de tu banco? Abre una cuenta premium en N26 y crea hasta 10 subcuentas de Espacios. Gestiona tus gastos en común con Espacios compartidos y ponle un nombre a cada espacio para recordar siempre tus metas. Reduce al mínimo las gestiones bancarias gracias a las transferencias automáticas que puedes programar con las Reglas de N26, una forma cómoda y sencilla de apartar un importe concreto cada mes.

¿Por qué cuesta tanto hablar sobre dinero en pareja?

Administrarse el dinero puede suponer un reto para cualquiera, y cuando hay dos personas implicadas las cosas se complican. Pero no te preocupes, con una buena comunicación y un poco de planificación, puede convertirse en un proyecto positivo en común que incluso fortalezca vuestra unión. Recuerda que, a la hora de gestionar el dinero en equipo, no hay fórmulas correctas e incorrectas. Es más, siempre se pueden hacer modificaciones, por lo que es buena idea hablar del tema con regularidad para saber si estáis de acuerdo.

¿Cómo se gestionan las cuentas bancarias de una pareja?

Aunque hay muchas opciones, la mayoría de las parejas gestionan el dinero de una de las siguientes tres formas: con cuentas separadas, con una cuenta compartida o con una combinación de ambas. Las cuentas separadas son una forma ideal de evitar el trabajo que supone abrir cuentas nuevas y mantener la autonomía, pero puede requerir más planificación en lo que respecta a las facturas en común. Agrupar el dinero en una misma cuenta es otra opción, pero puede ser problemático si los hábitos de consumo son distintos. Algunas parejas optan por unificar los gastos comunes en una cuenta y tener otra para los gastos y ahorros individuales.

¿Cómo se hace la división de gastos en pareja?

La forma de repartir los gastos de una pareja es una decisión muy personal que depende de diversos factores, como el empleo, el sueldo, la edad, el cuidado de niños, otras tareas no remuneradas, etc. Recuerda que no hay ninguna fórmula mágica: el objetivo es encontrar una solución que se adapte a la pareja y con la que ambos os sintáis a gusto.

¿Qué herramientas de control de gasto hay para parejas?

Actualmente, las parejas disponen de infinidad de recursos para administrar sus finanzas. Con N26, por ejemplo, puedes configurar transferencias automáticas gracias a las Reglas, recibir notificaciones push inmediatas con cada transacción y categorizar los gastos desde la aplicación mediante las Estadísticas. Si necesitas más ayuda para organizar tus finanzas, echa un vistazo a nuestra lista de las mejores apps de control de gasto.

¿Qué es la regla 50/30/20?

A la hora de crear un presupuesto, la distribución 50/30/20 es un gran punto de partida. Consiste en destinar un 50% a lo esencial, un 30% al ocio y los caprichos y un 20% al ahorro o a un fondo de emergencia. Es una forma excelente de establecer objetivos compartidos en una pareja y garantizar que haya suficiente dinero ahorrado si surge algún contratiempo.

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
Pie Chart.

La regla 50 30 20: cómo ahorrar más y derrochar menos

¿Odias todas esas herramientas de administración tan complejas? Prueba la famosa y sencilla regla de ahorro 50 30 20 para organizar tu dinero y crear un presupuesto.

Piggy bank to symbolize budgeting tips (how to save money).

Cómo administrar tu dinero: finanzas personales para principiantes

Aprende a administrar tu dinero de forma eficiente con estos consejos. ¡Tú mandas en tu cuenta!

mujer con una máscara de compra de frutas en un supermercado.

Cómo ahorrar dinero en el súper: consejos para exprimir cada céntimo en la compra

Un presupuesto fijo para las compras puede ahorrarte miles de euros anuales. A continuación te explicamos cómo.