¿Qué es la pobreza menstrual y cómo afecta en España?

La pobreza menstrual amenaza a millones de mujeres. Descubre qué es y cómo puede perjudicar la salud física y mental de quienes la padecen.

5 min de lectura

La inflación galopante que afecta a Europa y a todo el mundo ha llevado los precios de productos básicos como la cesta de la compra, la gasolina o el gas natural a niveles difícilmente soportables para muchas familias. Existen sin embargo otros productos igualmente indispensables para la mitad de la población cuyos precios ya eran prohibitivos antes de que la inflación copara los titulares. Hoy te contamos qué es la pobreza menstrual, cómo afecta a la sociedad y cuál es su impacto en España con respecto a otros países.

Qué es la pobreza menstrual

Aunque sea un término relativamente nuevo, la pobreza menstrual sirve para denominar una realidad tan antigua como injusta. Este tipo de pobreza afecta a las mujeres que experimentan dificultades o a aquellas a las que les resulta incluso imposible comprar productos básicos de higiene menstrual. 

Entre los tampones, las compresas, los salvaslips, las braguitas menstruales o los ibuprofenos, los gastos se van apilando hasta llegar a suponer una cantidad a veces inasumible para muchas mujeres. Además de estos artículos de higiene femenina, la falta de productos todavía más esenciales como el jabón o el agua potable es también un factor determinante para considerar que una mujer está en riesgo de padecer pobreza menstrual.

Todas estas privaciones suelen acarrear además consecuencias nefastas en quienes las sufren, ya que la búsqueda de alternativas más asequibles pero menos recomendables puede llegar incluso a ser perjudicial para la salud.

N26 Smart: Ahorra y gasta a tu manera

Descubre N26 Smart, el nuevo plan premium con todas las herramientas que necesitas para tener hasta el último céntimo de tu cuenta bajo control.
Descubrir cuenta bancaria
Smart Hero (ALL EU) Text/Media Intro.

La pobreza menstrual en el mundo

Como seguramente puedas imaginar, la menstruación no goza de buena reputación en ningún país del mundo. Mientras que en los países en vía de desarrollo los productos de higiene feminina no están en ocasiones ni siquiera disponibles para amplios sectores de la población, en países como Japón, México o incluso en España, la aplicación de leyes que permiten cogerse de media tres días de baja menstrual puede dar la falsa impresión de que la regla ha dejado de ser un tabú.

En Asia la percepción del periodo varía considerablemente de un país a otro. En Nepal y en algunas regiones de la India, las mujeres deben aislarse del resto de la sociedad durante los días que tengan la regla para luego darse un baño purificador antes de reincorporarse a su vida cotidiana. Esta costumbre cruel perjudica lógicamente desde un punto de vista psicológico a las mujeres que se ven sometidas a ella y puede incluso poner en peligro su salud, ya que durante su aislamiento las mujeres se ven completamente abandonadas a su suerte.

En África occidental, la etnia fang considera que la menstruación es una enfermedad de la sangre, lo que genera en las mujeres un sentimiento de culpabilidad y la sensación de estar enfermas cada vez que tienen la regla. Todas estas prácticas contribuyen a crear un tabú alrededor de este fenómeno biológico en numerosas culturas. Si a ello añadimos las dificultades económicas en las que se encuentran millones de mujeres a lo largo y ancho del planeta, las posibilidades de sufrir pobreza menstrual se multiplican.

Existen sin embargo algunas honrosas excepciones. Por citar aunque sea un ejemplo, en la República Democrática del Congo, la tribu Mbuti considera que la menstruación es un fenómeno fortalecedor bendecido por la luna. Cuando una mujer joven tiene el periodo por primera vez, se realiza una ceremonia con otras mujeres de edad similar o de la misma familia en la construcción más grande de la población, la choza menstrual.

La pobreza menstrual en España

Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), el 20 % de las mujeres que viven en España se encuentra bajo el umbral de la pobreza. Teniendo en cuenta que media España está sangrando cada mes, se puede decir que millones de mujeres experimentan dificultades económicas para tener una higiene íntima adecuada. 

Si menstruas y vives en España, los expertos calculan que te gastarás entre 5.000 y 10.000 € en productos menstruales a lo largo de los 8 años que durarán todas tus menstruaciones acumuladas a lo largo de tu vida. 

El estudio “Equidad y salud menstrual” realizado por el Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol i Gurina con el soporte de DIM PROTECT, sacó a la luz ciertas cifras con las que hacerse una idea de cómo afecta la pobreza menstrual a las mujeres en España:

  • Alrededor del 22 % de las participantes en el estudio afirmó no haberse podido permitir la compra de determinados productos menstruales en algún momento de su vida. 
  • Entre las mujeres que participaron en la encuesta, un 39,9 % declaró tener que haber optado en algún momento por alternativas más asequibles que los productos menstruales que suelen comprar.
  • Aunque no se trate de una cuestión exclusivamente económica, el 74 % de las encuestadas reconocieron haber sobreutilizado productos menstruales por no haber podido acceder a un lugar adecuado para cambiarse. Este tipo de situación afecta especialmente a las mujeres jóvenes, a aquellas que trabajan a tiempo completo o a aquellas que experimentan dificultades económicas. 

La cuenta bancaria que te ayuda a controlar mejor tu dinero

Gasta y ahorra a tu manera con una cuenta bancaria que se adapta a ti. Descubre una forma fácil y segura de gestionar tu dinero directamente desde tu smartphone.
Conseguir cuenta Smart (pestaña nueva)
Smart Hero (ALL EU) Text/Media Intro.

Toma el control tus finanzas con N26

No podemos cambiar la visión anticuada que tiene la sociedad de algo tan natural como la menstruación, pero sí podemos ayudarte a gestionar tus ahorros en todo momento y estés donde estés. Si además te pasas a la cuenta bancaria N26 Smart, podrás usar la funcionalidad Espacios para crear hasta 10 subcuentas con las que organizar tu dinero y alcanzar fácilmente tus objetivos de ahorro. 

Utiliza las Reglas para establecer transferencias automáticas a un espacio y ahorra de forma conjunta con tu pareja, familiares o amigos usando los Espacios Compartidos, otra herramienta que permite a los clientes de N26 compartir una subcuenta conjunta para gestionar su dinero en común.

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

Enamórate de tu banco

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
Un snowboarder en una montaña mira hacia el horizonte.

Cómo hacer el viaje de tus sueños a la nieve sin arruinarte

Irte a esquiar sin tirar la casa por la ventana no es misión imposible.

Una persona con un gato en un sofá rosa.

En solitario, con amigos o con mascotas: vive San Valentín a tu manera

Sea cual sea tu situación sentimental, te explicamos cómo puedes celebrar el amor este San Valentín.

Audiencia en un festival de musica.

Prepara tu presupuesto para la temporada de festivales

Ir a un festival suele costar mucho más que el precio de la entrada.