Chica sentada con un ordenador y una taza de café.

Cómo ser influencer de cara a Hacienda: ¿autónomo o sociedad limitada?

Si quieres dar un giro profesional e incorporarte a este sector de reciente creación, sigue leyendo para entender qué es lo que más te conviene a la hora de pagar impuestos.

3 min de lectura

Instagramer, Youtuber o Tiktoker son palabras relativamente nuevas que, hace unos años, no formaban parte de nuestro vocabulario. Y lo mismo sucede con la actividad profesional a la que pertenecen, influencer, algo nuevo tanto para quienes la ejercen y su público como para los que se encargan de enmarcarla dentro de los límites legales. Pese a la reciente creación de esta profesión, la Agencia Tributaria ya lleva tiempo observando a quienes se dedican a ella, ya que se trata de una actividad económica por la que los influencers reciben una remuneración.

Una vez superado el momento en el que la ley obligó a los influencers a especificar cuándo una recomendación es publicidad y cuándo no, usando el término ad para que su audiencia lo identifique, llega el turno de hacer lo propio con sus ingresos y poner orden en sus cuentas. Como decíamos antes, los influencers perciben una remuneración, económica o en especie, en base a su actividad y desde el punto de vista fiscal están obligados a tributar por ella (sí, ese bolso, ese coche, o cualquier producto que se les dé, también se debe declarar). La principal cuestión que crea confusión es que, a día de hoy, no existe una regulación fiscal específica para la publicidad que tiene lugar en las redes sociales. Pese a la falta de norma fiscal, lo que está claro es que, al igual que hacen el resto de trabajadores, los influencers tienen que cumplir con sus obligaciones tanto con Hacienda como con la Seguridad Social.

A continuación, te aclaramos cuál es la forma correcta de pagar tus impuestos si eres influencer.

¿Cómo ser influencer y tributar correctamente?

Para saber cómo ser influencer, lo primero que tienes que saber es que la forma más habitual de declarar los ingresos que se perciben es dándose de alta como autónomo. Esto implica que hay que pagar todos los meses una cantidad en concepto de Seguridad Social, que actualmente es de 50 € durante el primer año de actividad y 286,15 € a partir de ahí. Además de la Seguridad Social, los trabajadores dados de alta como autónomos deben pagar el IRPF en su declaración de la renta y el IVA de sus facturas cada tres meses. Por tanto, si decides darte de alta como autónomo para ejercer tu actividad como influencer, debes registrarte en el epígrafe 751 (profesionales de la publicidad, relaciones públicas y similares).

Pero ser autónomo no es la única forma de tributar si eres influencer. Supongamos que la cosa se te da bien y empiezas a generar más ingresos de los esperados, algo acompañado inevitablemente de mayores impuestos. Si se da esta situación, entonces puede que lo que más te convenga sea constituir tu propia sociedad, momento a partir del que todos tus beneficios estarán sujetos al impuesto de sociedades, con un tipo efectivo del 25 %. Durante los dos primeros años podrías beneficiarte de un tipo del 15 %, ya que Hacienda aplica este gravamen a las empresas de nueva constitución. 

Sea cual sea la forma que elijas de empezar tu camino profesional en las redes sociales, esperamos haber resuelto tus dudas y que esta información te haya sido de ayuda.

Cuenta N26 Autónomos

La cuenta para freelancers y autónomos con un 0,1 % de reembolso en tus compras.
Abrir Cuenta Autónomos (pestaña nueva)
Mano sosteniendo una tarjeta de débito N26 para autónomos.

Cuentas autónomos N26

En N26 tenemos tres tipos de cuentas autónomos remuneradas, desde la gratuita N26 Business Estándar, pasando por N26 Business Smart, hasta las cuentas más premium N26 Business You y N26 Business Metal. Todas ellas incluyen un reembolso de entre el 0,1 y el 0,5 % de todas las compras realizadas con tarjeta. Y como somos el primer neobanco que se convierte en entidad colaboradora con la Seguridad Social en España, puedes cobrar tus prestaciones en tu cuenta de N26 y también pagar tu cuota de autónomo y realizar otros pagos a la administración a través de tu cuenta N26.

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

Enamórate de tu banco

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
un autonomo freelance escribiendo ideas en su libreta blanca encima de su escritorio.

Deducción de gastos, ¿cuáles son las diferencias tributarias para los teletrabajadores en los países europeos?

La pandemia ha provocado reducciones fiscales para telebrajadores. Descubre cómo puedes beneficiarte, cuáles son las condiciones y dónde aplican.

Símbolo del euro.

Pagar impuestos de autónomos en España con la cuenta autónomos N26

Descubre qué se necesita para pagar impuestos de autónomos o cobrar ayudas del Estado, y si es posible hacerlo con la cuenta autónomos N26.

Hombre que toma notas de trabajo con una calculadora y un ordenador portátil.

Cómo hacer la declaración de la renta si eres autónomo

¿Sabías que los gastos de la web de tu empresa o lo que inviertas en publicidad y marketing se puede desgravar al hacer la declaración de la renta como autónomo?