Ordenador de un freelance, con una libreta, una taza de cafe y un movil, todo encima de una mesa.
Volver al blogLifestyle

¿Cuándo debería empezar a trabajar como freelancer?

Los motivos para ser freelancer son siempre una cuestión personal. Aunque algunos simplemente dan el paso, otras personas necesitan un plan bien diseñado. Ten en cuenta los siguientes aspectos...

Muy pocas personas piensan que ser freelancer es como dirigir una pequeña empresa. Lograr el éxito en los negocios requiere tiempo, y lo mismo se aplica al trabajo como freelancer. Para convertir un trabajo como freelancer en un negocio rentable necesitas tiempo y una dedicación completa. Así que, antes de poder empezar a determinar los "motivos para ser freelancer", tendrás que plantearte varias cuestiones.

Para poder trabajar como freelancer a tiempo completo, hay que preparar ciertas cosas. Tu situación financiera puede influir considerablemente en el momento en que puedes dejar tu trabajo para ser tu propio jefe, pero el dinero no es el único factor. Es muy importante llevar a cabo todas las tareas administrativas pertinentes: crear tu empresa, hacer el papeleo y asegurarte de que tienes un seguro adecuado. La preparación es la clave: no te arriesgues a sufrir problemas mayores en el futuro.

A continuación te ofrecemos una lista de comprobación rápida a fin de ayudarte a prepararte para un empezar con buen pie.

escritorio de un trabajador freelance, con un ordenador, una taza de cafe y plantas.

1. Estabilidad financiera

Pasar de un trabajo a tiempo completo a un negocio freelance completo puede resultar caótico e incluso abrumador, especialmente en lo que a dinero se refiere. Sin una sólida lista de clientes y una red de contactos, puedes encontrarte con periodos prolongados entre proyectos y menos dinero a final del mes del que tenías antes. Uno de los consejos que dan todos los que llevan un buen tiempo trabajando como freelancer es crear un presupuesto para el comienzo de la aventura. La estabilidad financiera al principio es vital para que puedas concentrarte íntegramente en aprender todo lo necesario para ser freelancer. Considéralo una inversión en tu negocio.

2. Cantidad y calidad de los clientes

Utiliza tu red personal para empezar a promocionar tus servicios de freelance antes de dejar tu trabajo. Este es el tipo de actividad que requiere poco esfuerzo y que puede proporcionarte grandes beneficios. En vez de pasar semanas buscando clientes como freelancer, acepta encargos complementarios y contacta con posibles clientes antes de dejar tu trabajo anterior. Nunca habrá un momento perfecto para dejar tu trabajo, pero planificar con antelación puede ayudarte a tomar la decisión con mayor comodidad.

3. Nivel de habilidades

¿Hay algún curso de formación o cualificación que podría mejorar considerablemente tus posibilidades de conseguir más clientes? ¿Tienes alguna carencia de conocimientos que podría suponerte algún problema dos meses más adelante? No lo pospongas; emplea tu tiempo libre para leer, aprender y practicar, de forma que puedas iniciar tu negocio freelance con buen pie.

un espacio coworking con muchos freelancer trabajando en mesas.

4. Creación de la empresa

Plantéate la estructura jurídica de tu negocio. ¿Quieres ser autónomo o registrar una empresa? ¿Tienes pensado trabajar siempre por tu cuenta, o si las cosas van bien, contratar a más personas? Es importante investigar estas cuestiones y tomar una decisión antes de presentar tu dimisión. ¿Para qué desperdiciar tu valioso tiempo en tareas administrativas?

5. Software de contabilidad

Hacer un seguimiento de tus finanzas, supervisar tus facturas y registrar los gastos son tareas imprescindibles, independientemente de la estructura jurídica de tu negocio. Y un software de contabilidad hará que la experiencia sea mucho más llevadera. Además, mantener los registros perfectamente almacenados en la nube y accesibles desde cualquier lugar, en cualquier momento, os facilitará la vida tanto a ti como a tu contable.

6. Impuestos

Hazte un favor y abre una cuenta de ahorros independiente antes de empezar a trabajar como freelancer. Así, cuando cobres por un proyecto, puedes transferir un porcentaje a la cuenta y dejarlo a buen recaudo hasta que llegue el momento de pagar a Hacienda.

un freelancer con un asesor de seguros.

7. Seguro

Como sucede con cualquier tipo de negocio, se recomienda encarecidamente contratar un seguro para freelancer. Si tienes que ir detrás de clientes que no te pagan o te ves envuelto en una reclamación de responsabilidad jurídica, un buen seguro puede evitarte quebraderos de cabeza.

8. Herramientas necesarias

¿Vas a disponer del equipo y el software necesarios para hacer bien tu trabajo? Ten en cuenta que el hecho de trabajar para ti mismo significa que debes pagarlo todo; se acabó el cargar los gastos a la empresa.

Así pues, ¿cuáles serían los motivos para ser freelancer? Puedes empezar a trabajar como freelancer mientras estudias o trabajas. Puedes empezar a trabajar como freelancer mientras viajas, o después de dejar tu trabajo y antes de comenzar con otro. Y puedes empezar a trabajar como freelancer cuando te sientas preparado para dejar tu trabajo y dedicarte plenamente a sacar tu negocio adelante. Pero recuerda que iniciar un negocio freelance requiere preparación, así que no des el paso a ciegas.


Tu dinero en N26

Hacerte freelancer es una decisión emocionante, y elegir banco ahora también puede serlo. Con la cuenta gratuita N26 Business, recibes un 0,1 % en todas las compras que realices y te permite disfrutar de pagos con tarjeta sin comisiones en todo el mundo. Además si lo que quieres es no perder tiempo haciendo colas en la sucursal, con N26 solo necesitas unos minutos para abrir tu cuenta desde el móvil.

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen