un autonomo freelance escribiendo ideas en su libreta blanca encima de su escritorio.
Volver al blogLifestyle

Cómo ser freelancer: guía paso a paso

Ya sabes lo qué significa ser freelancer, las ventajas e inconvenientes de trabajar por tu cuenta, y las sorpresas y retos a los que podrías enfrentarte. Ahora que dispones de toda la información sobre el trabajo freelance, ¿tienes todo listo para empezar y hacerte freelancer?

Claro que sí. Hemos incluido todos los puntos importantes que se deben tener en cuenta para empezar a ser freelancer: desde por qué vas a ser freelancer hasta los precios y cómo empezar a crear tu marca. Lee esta guía y conoce los próximos pasos que debes dar para iniciar una exitosa carrera como freelancer.

Plan de éxito

El famoso jugador de béisbol Yogi Berra dijo "si no sabes a dónde vas, es posible que no llegues a ninguna parte", y estamos totalmente de acuerdo. Empezar una carrera como freelancer es emocionante y es fácil dejarse llevar y tirarse de cabeza a la piscina. Sin embargo, dedicar tiempo a la planificación inicial y tomar decisiones sobre cómo se quiere llevar el negocio, puede ser la clave para conseguir el éxito a largo plazo.

Comprende tus razones

Un paso esencial que muchos omiten es reflexionar sobre los motivos personales para hacerse freelancer. ¿Te atrae la idea de ser tu propio jefe? ¿Te has cansado de tener que desplazarte todos los días para ir a trabajar?

Son muchas las razones por las que ser freelancer te resulta atractivo, pero una en concreto es decisiva y te dará el empujón que necesitas para dar el salto.

Encontrar tus motivos personales para hacerte freelancer te marcará el norte cuando las cosas se pongan difíciles. También te ayudará a establecer expectativas y objetivos realistas, y a comprender mejor los esfuerzos que tendrás que hacer para lograr el estilo de vida con el que has soñado.

Define tus objetivos con antelación

Como freelancer, no tendrás mucha disponibilidad (ni oportunidades) para recibir formación oficial, asistir a conferencias o planificar tu carrera. Pero pasarás gran parte de tu jornada laboral aprendiendo de la profesión y de los proyectos en los que participes.

Piensa en los objetivos profesionales y dónde te gustaría estar dentro de cinco o diez años, y escríbelo.

Tu trabajo te definirá. Tu cartera de servicios y tus experiencias pasadas te harán ganar o perder futuros proyectos. Si quieres conseguir ciertos logros como freelance, define una estrategia y planifícala con antelación para evitar trabajos que te desvíen de tus objetivos.

Esto también se aplica a los objetivos económicos. Cuando empieces la aventura freelance, párate a calcular cuánto dinero necesitas para cubrir gastos fijos, seguros médicos, vacaciones, pensiones y otros gastos; te ayudará a establecer las tarifas correctas.

Al principio, es posible que fijes una lista de precios que simplemente te permitirá arrancar, pero sabrás cuándo subir las tarifas para alcanzar los objetivos económicos marcados. Es muy fácil quedarse estancado en la dinámica diaria del trabajo, por lo que es importante reservar algo de tiempo para revisar algunos aspectos, como las tarifas. .

Planifica antes de tirarte a la piscina.

Identifica el nicho de mercado y los precios

En el mundo freelance, la competencia es muy dura. Para tener éxito, tendrás que precisar la propuesta única de venta o USP con antelación y definir el nicho de mercado y el público al que te vas a dirigir. Pregúntate: ¿qué se te da bien? ¿Puedes demostrar que eres bueno en eso? ¿Te pagarían por eso? ¿Quién?

Ir por libre puede ser aterrador. Ahórrate el estrés y haz los deberes con antelación: investiga el mercado y a otros freelancers. Luego compara esta información con el servicio que ofreces e identifica cuál es tu sitio. Si lo haces, irás por el buen camino para alcanzar el éxito.

A la hora de establecer las tarifas, debes tener en cuenta tres factores clave:

  • Sueldo actual: será tu punto de partida para calcular cuánto necesitas para empezar.

  • Precios vigentes de tus servicios: suele haber un rango de precios con tarifas para profesionales principiantes, con cierta experiencia y con mucha experiencia. Investiga el sector al que te vas a dedicar para hacerte una idea de la media de precios.

  • Objetivos económicos: ser freelancer es un negocio. En cuanto estés a gusto negociando, podrás empezar a cobrar a los clientes por el valor percibido de tu trabajo y no por el tiempo dedicado. Por ejemplo, un buen redactor creativo puede cobrar una tarifa alta por hora cuando trabaja en una página web porque sabe que, en poco tiempo, esta página de ventas generará muchas ganancias para el cliente.

un freelance negociando para conseguir su primer cliente y explicando sus ideas sobre la mesa.

¿Dónde encontrar los primeros clientes?

La mayoría de los freelancers con éxito piensan como empresarios (básicamente es lo que son). Si estás pensando en hacerte freelancer a largo plazo, para crear una cartera de clientes y encontrar los primeros, primero deberías definir al cliente ideal.

Seguramente no lo conseguirás el primer día, pero todos los proyectos que aceptes como freelancer deberían estar orientados estratégicamente para acercarte a tu objetivo.

Explora el mercado freelance

Entrar en las grandes comunidades de freelancers parece la forma perfecta de lograr los primeros clientes. De hecho, hay muchos artículos que aconsejan hacerlo. No hagas caso. En estas plataformas, si no tienes una cartera sólida y una buena puntuación de reputación, te resultará complicado participar en proyectos grandes, incluso cuando los encuentres. Si decides ofrecer tus servicios en plataformas de este tipo, lo mejor es adoptar un enfoque a largo plazo. Para ello, consigue unos cuantos proyectos pequeños y ve definiendo un perfil y obteniendo comentarios de clientes. A la larga, es posible que te lleven a participar en proyectos más grandes y complejos.

Recurre a tu red de contactos actual

Es más, recurre a ella primero. Habla con familiares, amigos, compañeros de la universidad o de profesión, o con el camarero de la cafetería de siempre. Es muy probable que alguien conozca a alguien que necesite algo y, a menudo, eso es todo lo que necesitas para meter la cabeza.

Los primeros clientes no pagarán mucho, pero esos proyectos te enseñarán todo lo que aún no habías contemplado sobre gestionar una pequeña empresa: establecer expectativas, administrar el tiempo, aceptar críticas y entregar un trabajo de calidad.

un freelance explicando su idea a un cliente que tiene un ordenador portatil.

Cómo desarrollar y crear la cartera de servicios freelance

En el mundo freelance, muy pocos clientes te pedirán el currículum antes de ver tu cartera de servicios. La mayoría ni se molestarán en ver el CV si tu trabajo no les parece el adecuado. Crear una cartera de servicios sólida es una necesidad absoluta para cualquier tipo de freelancer. Pero, ¿por dónde se empieza?

Tanto si eres programador, escritor o diseñador freelance, necesitarás una colección de muestras de trabajo o logros conseguidos para demostrar a los posibles clientes que eres capaz de realizar la tarea en cuestión. Eso es básicamente una cartera de servicios.

Evalúa tus trabajos anteriores

Cuando evalúes tu trabajo, debes hacerlo de manera muy objetiva. Comienza por los proyectos más importantes (o por los logros, depende del ámbito de trabajo) y preséntalos adecuadamente.

  • Incluye explicaciones: ¿qué es lo que muestras aquí?
  • Destaca lo que has aportado a ese proyecto o logro.
  • ¿Qué impacto tuvo el proyecto en el negocio del cliente? ¿Generó beneficios, transacciones o compromiso de clientes? ¿Cuánto?
  • ¿Recibió buenas críticas por parte del cliente? ¿Puedes incluir una recomendación?
  • ¿Tuviste dificultades, como limitaciones creativas, de presupuesto o plazos durante el proceso y las superaste?
  • ¿Te publicaron o mencionaron en los medios de comunicación o recibiste algún premio?

Cuando se trate de convencer a un cliente nuevo, asegúrate de que el trabajo más relevante se muestre en primer lugar. Si esperas que el cliente examine tu cartera de servicios al detalle hasta encontrar algo que se ajuste a lo que busca, eso no sucederá. Nunca.

Crea tu historia

Prepárate para presentar tu trabajo y relacionarlo con el proyecto que pretendes conseguir. Contar historias es siempre la mejor estrategia para enganchar al oyente. Una de las técnicas de presentación más conocidas sigue una estructura simple:

  • El problema o reto al que me enfrenté...
  • Para superar el reto, yo...
  • Como resultado...

Si estás empezando, la sinceridad es la mejor política. No exageres tus habilidades ni tu experiencia, no acabará bien. Piensa en la salud de tu negocio freelance a largo plazo y asume trabajos acordes con tus competencias.

portfolio de diseño de un freelancer - libro de colores con ipad en la mesa.

Define y crea tu marca personal

Puede parecer que crear una marca personal es lo que hacen los influencers de Instagram, pero no es así. Una marca personal es solo un sinónimo sofisticado de reputación. Si te paras a pensarlo, todo el mundo tiene una reputación.

Como freelancer, quieres crear una marca personal que venda tus servicios por ti. El mejor indicador de la fuerza de tu marca es la cantidad de trabajo que conseguirás a través de las referencias boca a boca de los clientes. Una vez que empieces a recibir propuestas sin haber hecho nada, sabrás que vas por el buen camino.

Añade un toque personal

¿Cómo vas a definir y crear una marca personal? Empieza por destacar tus valores personales y profesionales. ¿Por qué méritos o cualidades quieres que te conozcan? ¿Te dedicas a resolver problemas o lo tuyo es la creatividad excéntrica? ¿Cuál es tu estilo de trabajo?

Responder a estas y a otras preguntas similares te guiará por el proceso de consolidación de la marca y te ayudará a tomar muchas decisiones de forma coherente. Para tener una presencia online importante, tendrás que crear un sitio web propio y asignar la marca personal a tus cuentas en redes sociales. Cosas tan simples como preparar una foto de perfil profesional, crear una cuenta de correo electrónico y una firma de correo electrónico profesionales, y elegir una combinación de colores para tu sitio web influirán en tu marca personal.

De nuevo, piensa en tu plan a largo plazo, lo que hagas hoy tendrá un gran impacto en tu éxito futuro.


En conclusión...

Si tienes que quedarte con algo de este artículo, que sea con esto: no hay estrategias de posicionamiento para los freelancers.

En lugar de invertir tu energía en ganancias rápidas y quedarte estancado buscando atajos, piensa a largo plazo y haz movimientos estratégicos. Deja que tus razones personales determinen tus decisiones y no te adentres en el mundo freelance sin un plan. Si puedes empezar haciendo pequeños trabajos y crear tu negocio poco a poco, perfecto. Pero si esto no es una opción, concéntrate en establecer relaciones a largo plazo y crear una reputación sólida. Cada proyecto que aceptes y cada cliente con el que colabores te acercarán un poco más al cliente ideal y a la carrera profesional con la que has soñado.

Una buena planificación y la alta calidad constante de tu trabajo es lo que harán que destaques entre la multitud del trabajo de corta duración. Ser freelancer requiere compromiso, capacidad de recuperación y una planificación estratégica, pero un día echarás la vista atrás para ver todo el esfuerzo realizado y te alegrarás de haber dado el salto.


Tu dinero en N26

Si tienes dudas para crear tu propio negocio, N26 puede ayudarte con tu cuenta para freelancers y autónomos. Con la cuenta N26 Business, recibes un 0,1 % en todas las compras que realices y te permite disfrutar de pagos con tarjeta sin comisiones en todo el mundo. Además si lo que quieres es no perder tiempo haciendo colas en la sucursal, con N26 solo necesitas unos minutos para abrir tu cuenta desde el móvil. Así de fácil.

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen