Seguro de coche de alquiler

Un seguro de coche de alquiler es esa línea que separa el viaje de tus sueños de un estresante calvario económico. Es importante estar preparado para hacer frente a cualquier imprevisto, especialmente cuando se conduce un coche que no es tuyo por caminos desconocidos.

Dar con la póliza adecuada puede convertirse en una tarea complicada, ya que hay demasiadas opciones y proveedores diferentes. Lee nuestra guía sobre seguros de coches de alquiler y asegúrate de elegir la cobertura adecuada.

Hombre joven vestido casual con una maleta con ruedas en un estacionamiento del aeropuerto.

¿Qué es un seguro de coche de alquiler?

Es una cobertura que te protege si hay costes por daños derivados del alquiler de un vehículo. Hay tres tipos de cobertura básica: por daños materiales, robo y daños a terceros.

  • La cobertura por daños materiales limita los costes de la agencia de alquiler para realizar las reparaciones.
  • La cobertura por robo protege si te roban el vehículo o si le causan daños en un intento de robo.
  • La de daños a terceros te ampara si se provocan lesiones a una persona o a sus bienes con el coche de alquiler.

¿Cómo funciona un seguro de coche de alquiler?

La mayoría de los coches de alquiler tiene algún tipo de seguro, aunque sea básico. En caso de siniestro, tú pagas la cantidad pactada y la aseguradora paga el resto. Por una pequeña subida en el precio inicial de la póliza, se puede reducir el importe sobrante que deberías pagar.

Lee siempre la letra pequeña para saber qué cubre el seguro. Así, una exención de responsabilidad por colisión podría cubrir los costes de los daños en la carrocería, pero no los de la reparación de los cristales.

cristal delantero roto de un coche.
hombre en un estacionamiento con varios coches.

¿Cuándo se necesita un seguro de coche de alquiler?

Como nunca se sabe cuándo se puede necesitar, conviene contratarlo cada vez que se alquila un coche, que suele ser para las vacaciones o algún viaje. Si combinamos lo anterior con las nuevas leyes de tráfico y los caminos desconocidos, la probabilidad de sufrir un accidente es mayor.

Quizá no necesites cobertura adicional para tu seguro de coche de alquiler si la póliza de tu coche propio cubre también el alquiler de vehículos. Revisa tu póliza actual antes de solicitar nuevas prestaciones.

Consejos para asegurar tu coche de alquiler

Antes de alquilar un vehículo, ponte en contacto con la agencia de alquiler para saber la cobertura que tendrás durante el viaje: los requisitos pueden ser diferentes en función de las normas locales y nacionales, así que las condiciones podrían variar con cada alquiler.

Pregunta si aceptan pagos con tarjeta de débito en el momento de efectuar la reserva y recogida del vehículo, y si la tarjeta debe tener los números en relieve (algunas agencias aún calcan el número de la tarjeta).

hombre de pie cerca de un coche y la comprobación de su teléfono inteligente.
Una mano sosteniendo una tarjeta de crédito.

La cobertura de los seguros de coche de alquiler con N26

Las cuentas premium de N26 incluyen una amplia gama de paquetes de viajes y estilo de vida, como la cobertura por daños al compartir coche y al alquilar bicis y patinetes eléctricos. Abre una cuenta bancaria premium hoy mismo para tener acceso a estas ventajas de movilidad.

Cada vez más agencias de alquiler aceptan tarjetas de débito para el alquiler de coches. Regístrate en N26 en cuestión de minutos y recibe tu tarjeta MasterCard, disponible para todas las cuentas.

N26 Metal - Negro Carbón.
Tarjeta N26 You, Petrol.

La cuenta premium de N26 incluye cobertura de movilidad

Con las cuentas premium N26 You y N26 Metal podrás viajar con toda confianza. Compara ambos planes ahora y elige el que mejor se adapte a ti. Tu cuenta bancaria dispondrá automáticamente de un seguro de Allianz con una cobertura de hasta 20.000 euros en caso de producirse daños al utilizar un coche, un patinete eléctrico o una bicicleta eléctrica. N26 Metal va un paso más allá, ya que te cubre con un seguro para coches de alquiler cuando estás en el extranjero.

¿Qué son los seguros para coches de alquiler?

Un seguro de coche de alquiler es una póliza que te protege en caso de incidencia al hacer uso de un coche de alquiler. Dependiendo de la póliza que elijas, por ejemplo, un seguro de franquicia para coches de alquiler, tendrás cobertura por daños, robo u otros imprevistos que puedan surgir durante el periodo de alquiler.

¿Necesito un seguro para el coche de alquiler?

La cobertura estándar de todos los vehículos de alquiler debería incluir un seguro a terceros y de exención de daños para que no te veas en la obligación de pagar el coste total de los daños ocasionados al vehículo. No obstante, también puedes optar por añadir un seguro adicional dependiendo de tus necesidades.

¿Cuándo puedo necesitar un seguro de coche de alquiler?

Al alquilar un coche es necesario tener un seguro. Si pasa algo cuando tienes un coche alquilado y hay que pagar daños u otros gastos, solo podrás presentar una reclamación si en el momento del incidente tenías contratado un seguro para coches de alquiler. No es posible contratar un seguro que cubra los daños que ya se han producido.

¿Cómo funciona el seguro para coches de alquiler con N26?

Los clientes que dispongan de una cuenta bancaria con N26 pueden utilizar su tarjeta de débito para alquilar un coche en determinadas agencias de alquiler. Los titulares de cuentas premium de N26 reciben automáticamente un seguro de movilidad que forma parte de las ventajas que les ofrece el banco. Los titulares de las cuentas N26 Metal reciben automáticamente un seguro para coches de alquiler cada vez que alquilan un coche en el extranjero y tienen una cobertura por daños de hasta 20.000 euros.

¿Cubre el seguro a otra persona si esta conduce el coche?

Un buen punto de partida es suponer que la persona que figura en la póliza de seguro es la única que puede conducir el coche de alquiler. Es posible que tus amigos o familiares tengan un seguro a todo riesgo para sus vehículos personales, pero eso no significa que tengan cobertura para un coche alquilado y, desde luego que no para los casos en los que no figuran en la póliza de seguro.