Cuando necesitas algo más complejo que ingresar o retirar dinero de tu cuenta, sueles posponerlo o dejarlo para el último momento. ¿Por qué? Porque te da pereza y sabes que probablemente este proceso te va a ocupar la mitad del día: ir a la sucursal, esperar a que te atiendan, reunir los documentos que necesitas... Demasiado tiempo para un trámite que debería ser sencillo y ágil.

Pero eso era antes de que internet lo cambiara todo. Por suerte, hoy por hoy hemos avanzado mucho y creemos que los servicios bancarios modernos deben ser tan flexibles como cualquier otro servicio digital. Deben adaptarse a tu vida y estar a tu disposición cuando los necesites, no pedirte que dediques todo un día a resolver cualquier trámite.

¿En qué se diferencia N26?

La promesa que le hacemos a nuestros clientes es muy fácil de cumplir: estés donde estés, siempre puedes contar con N26. Durante la campaña Hablemos de Money hemos comprobado que las pequeñas cosas pueden marcar la diferencia, y nuestra prioridad es ofrecerlas con una calidad inigualable.

No somos como los bancos tradicionales: no utilizamos tecnicismos indescifrables ni jergas arcaicas para intentar ocultar información. Y no cobramos comisiones ocultas por servicios bancarios básicos, ni sacamos tajada de tus transacciones en el extranjero. Nuestro objetivo es que tengas la mejor experiencia estés donde estés.

Hacemos que ahorrar sea fácil

Y eso es solo el principio: nuestro banco ha sido concebido con el único propósito de estar a tu disposición. Y lo hacemos, por ejemplo, consiguiendo que ahorrar sea fácil gracias a la función Espacios: subcuentas separadas de tu cuenta principal que puedes crear de manera sencilla y utilizarlas para ahorrar y cumplir tus objetivos. Solo tienes que pulsar un botón o deslizar la pantalla para mover dinero de un espacio a otro. Además gracias a las Reglas automáticas puedes automatizar el traspaso de dinero. Tú decides cómo y cuándo quieres que se transfiera dinero a un espacio, y puedes eliminar o modificar en cualquier momento las reglas que hayas creado.

Además de ponértelo fácil para ahorrar, clasificamos de forma automática cada unos de tus pagos para que siempre sepas exactamente adónde va a parar tu dinero. Así te resultará más fácil administrarte, ya que puedes ver dónde tienes que apretarte el cinturón y cuánto estás gastando en cosas básicas.

Y lo mejor de todo es que al ser un banco 100 % móvil puedes utilizar tu cuenta estés donde estés: en la playa, en el autobús o mientras ves tu serie favorita de Netflix. Y si tienes alguna pregunta, estamos a tu disposición: los expertos de nuestro Servicio de Atención al Cliente están disponibles para atender tus preguntas y ayudarte a tomar las mejores decisiones financieras.

¿Cambiamos las cosas?

Registrarte en N26 es rápido y sencillo: solo necesitas un par de minutos, tu móvil y un documento de identidad válido. ¿A qué estás esperando? ¡El cambio empieza aquí!

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen