Hablemos de Money: es hora de acabar con el tabú del dinero

La nueva campaña de N26 viene dispuesta a derribar todos los mitos y tabúes sobre el dinero.

3 min de lectura

Ha llegado el momento de romper el hielo y hablar sobre cómo gestionamos nuestras finanzas. Sí, en 2020 la conversación sobre dinero y banca sigue siendo un gran tabú. Y no nos referimos solo al tema con más estigma social: cuánto cobramos al mes; también a qué decisiones tomamos respecto a nuestro dinero, qué hacen los bancos con él cuando lo depositamos en una cuenta y qué comisiones pagamos, a veces sin enterarnos, cuando queremos acceder a él o moverlo de un sitio a otro.

Este silencio en torno al dinero no solo se debe a esa vergüenza o miedo a desvelar nuestro salario. La culpa de que no nos atrevamos a hablar de dinero en público la tiene en gran parte ese amplio repertorio de terminología y jerga bancaria compleja, alejada del lenguaje que usamos día a día y, la mayoría de las veces innecesaria. Reconozcámoslo, nos da miedo meter la pata o parecer algo tontos cuando hablamos de dinero. ¡Pero es muy común! Muchos de nosotros también nos quedamos a cuadros al leer un email o una carta de nuestro banco.

Y estas inseguridades no solo hacen que no toquemos el tema con nuestros amigos, también nos alejan de la posibilidad de hacerlo con nuestro banco. Solo un 27 % de nosotros solicita asesoramiento financiero a su banco, un porcentaje ligeramente superior al de los que prefieren pedir consejo a sus padres y amigos. Pero, ¿de dónde viene esta aversión a hablar con nuestros bancos? Tenemos la respuesta: en la última conversación que tuvimos con nuestro banco, un 17 % nos pusimos nerviosos, un 14 % acabamos enfadados y un 12 % no entendimos casi nada.

Somos un banco diferente, y por eso queremos que te sientas a gusto cada vez que tengas que tratar con el tuyo (sea el que sea). También nos gustaría que te sintieses con la confianza de acudir a nosotros cuando busques sinceridad y transparencia sobre lo que es mejor para ti y para tu dinero. Y esto tiene un origen muy sencillo: entender los productos financieros, su utilidad y qué ventajas tienen para ti.

Todo el mundo debería entender el lenguaje que los bancos utilizan, cómo ganan dinero y cada uno de los servicios que ofrecen. Y a día de hoy hay dos aspectos que dificultan esta comprensión: la gran cantidad de términos técnicos que emplean al comunicarse y la falta de voluntad a la hora de explicar en detalle cómo funciona su negocio. Esto es precisamente con lo que Hablemos de Money quiere acabar.

Queremos proporcionarte las herramientas que necesitas para entender qué hace tu banco y que así tengas el conocimiento y la seguridad necesarias para ayudar a tus amigos cuando estén en tu misma situación.

Vamos a acabar con la jerga imposible. A poner las cartas sobre la mesa. Y a conseguir que ni una sola palabra se te resista la próxima vez que leas unos términos y condiciones. Porque a todos nos gusta tener la situación bajo control: la cuarta parte de los consumidores afirma que lo que más les gustaría cambiar de su banco es su nivel de transparencia, mientras que el 18 % se desharía de toda la terminología y los acrónimos confusos.

Toda buena conversación necesita un punto de partida: algo que analizar y debatir. Para romper el hielo, hemos pedido a gente de toda Europa que nos diga qué es lo que le frustra de los bancos y cómo lo cambiarían.

Descubre lo que nos han contado en Hablemos de Money.

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen