N26 ahorrar para la universidad.
Volver al blogEstudiantes

Ahorrar para la universidad: 10 consejos para poner en marcha tu plan de ahorro en 2019

Que no te asusten los números. Ahorrar para la universidad es cuestión de astucia y un mínimo de previsión. Basta con calcular el dinero que vas a necesitar para pagar tus estudios y seguir unos sencillos consejos para llenar tu hucha sin apenas esfuerzo y en un santiamén.

Antes de empezar, es importante que tengas claras algunas cuestiones, desde cuánto necesitas ahorrar realmente o cuándo debes empezar a hacerlo, hasta cuál es la manera más rápida de ir sumando cifras al saldo de tu cuenta corriente.

¿Cuánto cuesta realmente ir a la universidad?

El importe que necesites dependerá del país donde decidas estudiar. Toma nota del gasto medio por país en Europa:

Reino Unido:

  • Gastos para vivir: alrededor de 1000 libras/mes
  • Matrícula: alrededor de 9250 libras/año para estudiantes de la UE

Francia:

  • Gastos para vivir: alrededor de 800 euros/mes
  • Matrícula: alrededor de 170 euros/año

Alemania:

  • Gastos para vivir: alrededor de 900 euros/mes
  • Matrícula: gratis, con unos gastos administrativos de alrededor de 900 euros/año

Italia:

  • Gastos para vivir: alrededor de 500 euros/mes
  • Matrícula: alrededor de 1000 euros/año

España:

  • Gastos para vivir: alrededor de 500 euros/mes
  • Matrícula: alrededor de 1000 euros/año

¿Cuándo debería empezar a ahorrar para mis estudios?

La respuesta es sencilla: cuanto antes empieces a ahorrar para la universidad, mejor. La culpa la tiene lo que se conoce como interés compuesto. Básicamente, se trata de que tus ahorros vayan creciendo gracias a la reinversión del interés que vas ganando. Es una manera de hacer crecer exponencialmente tus ahorros: por ejemplo, si ahorras 100 euros a un tipo de interés del 5%, a final de año tendrás 105 euros. Y, al año siguiente, esta cifra será de 110,25 euros. Al cabo de 10 años, habrás logrado ahorrar 163 euros. Eso sí, antes de empezar a apartar dinero para los estudios, asegúrate de haber liquidado cualquier deuda y de tener un colchón para 6 meses.

Las 10 mejores formas de ahorrar para la universidad

1. Utiliza una calculadora de ahorro gratuita

Busca una calculadora de ahorro online (hay muchas gratuitas). Resultan mucho más prácticas que la de tu móvil. Además, las hay específicas para ahorrar para la universidad, como “Fidelity”, que te permite apuntar por adelantado tus gastos fijos y tus ahorros actuales para ver si vas por buen camino, o “Saving for college” que tiene en cuenta hasta las becas.

2. Créate una cuenta que puedas gestionar desde tu móvil

Las aplicaciones bancarias ofrecen una manera sencilla y rápida de seguir de cerca tus ahorros sin tener que ir al banco o abrir tu portátil. N26 te da incluso la opción de poder abrir tu cuenta online, sin imprimir nada y desde donde quieras. Solo necesitas registrarte con tu móvil y mandarnos una foto para confirmar tu identidad ¡y ya puedes empezar a ahorrar!

3. Ábrete una cuenta de ahorro

Cada banco tiene su propia cuenta de ahorro. En N26 tienes la opción de crear Espacios o subcuentas dentro de tu cuenta corriente habitual. Así te resultará más fácil gestionar tu dinero y dedicar una cantidad determinada para tus ahorros de la universidad, por ejemplo. Y, para motivarte, puedes ver en todo momento cómo progresa tu hucha online.

4. Sé previsor

En algunos casos, como el de las universidades de EE.UU. y Canadá, además de ahorrar, puedes reducir el gasto futuro apuntándote a lo que ellos llaman las clases Advanced Placement (AP) con las que vas sumando créditos para completar tu futura carrera. Es algo bastante habitual allí (unos 2,7 millones de estudiantes lo hacen cada año) y, aunque no existe ningún programa similar en Europa, es una buena manera de ser previsor si tu intención es estudiar al otro lado del charco.

5. Consigue un trabajo

La manera más fácil de ahorrar dinero, es, por supuesto, ¡ganando dinero! Búscate un empleo de tarde o fin de semana con el que rentabilizar tus ratos libres e ir ahorrando para la universidad. Una opción, por ejemplo, es trabajar de camarero/a los fines de semana. En Londres, un sábado por la tarde cualquiera puedes ganar hasta 30 libras por cinco horas, mientras que trabajando de reponedor/a en Berlín un domingo te ganas más de 45 euros… ¡No está nada mal!

6. Solicita becas

Existe la posibilidad de que puedas cubrir los gastos de matrícula (o al menos parte de ella) con una beca. Entérate bien porque, además de los programas de becas propios de cada universidad, hay instituciones como la Comisión Europea que ofrecen servicios de becas a través de sus webs. Echa un vistazo a estas páginas y descubre a cuántas becas puedes optar.

Te sorprenderá saber que, por ejemplo, para hacer un máster en Interpretación de conferencias, hay disponible una beca de hasta 2400 euros. Lo que no encuentre San Google…

7. Crowdfunding

Según una de las plataformas más importantes de crowdfunding, GoFundMe UK, las campañas relacionadas con los estudios suelen recaudar más de 45 millones de libras al año, así que no pierdas ni un minuto y protagoniza una de esas campañas de éxito. Lo único que tienes que hacer es abrirte un perfil en la plataforma que más confianza te otorgue y esperar a que se llene tu hucha.

8. Busca un patrocinador

Conseguir un patrocinador que te costee los estudios es la manera más directa de hacer crowdfunding: encuentra un candidato y hazle tu propuesta. No hace falta que cubra todos tus gastos de una vez. Siempre puedes lograr diferentes patrocinadores a lo largo del curso y así ir pagando tasas y gastos poco a poco.

9. Come siempre en casa

Está claro que, si recortas en comidas fuera de casa, te ahorras un pellizco de tu presupuesto mensual. Hacerte una rica pasta o un bocadillo en casa te ayudará a ir llenando tu querida hucha y te ahorrará alrededor de 12 euros, que es lo que cuesta de media un menú. Comparado con el euro que te cuesta un bocadillo, merece la pena quedarse en casa de vez en cuando.

10. Ahórralo todo sin gastar

Está claro que, para ahorrar, la clave está en gastar menos… Pero ¿y si cada vez que recibes dinero por tu cumpleaños, Navidades o fechas similares lo metes directamente en tu cuenta de ahorro? Te ahorras el gasto y la tentación de gastarlo.

Ahorra para los estudios de tus hijos

No importa si lo que buscas es ahorrar para los estudios de tus hijos y tu plan es más bien a 10-20 años vista; los principios de ahorro siguen siendo los mismos, aunque sí es cierto que las opciones son mayores: tienes también las cuentas de ahorros a largo plazo, que te ayudarán a ahorrar aún más. Toma nota:

En EE.UU.:

  • Aprovecha las ventajas de una cuenta de ahorro para estudios o Education Savings Account (ESA)
  • Podrás ahorrar hasta 2000 dólares exentos de impuestos al año para los estudios de tus hijos.

En Reino Unido:

  • Con una cuenta de ahorros individual o Individual Savings Account (ISA) puedes ahorrar hasta 20 000 libras al año libres de impuestos, ¡casi nada!
  • A pesar de ser una cuenta de ahorros general, se trata de una opción óptima para ahorros a largo plazo como es el de los estudios de tus hijos.

En España:

  • Tienes la opción de abrir una cuenta de ahorro europea ISA exenta de impuestos como su homónima de Reino Unido.
  • Lo bueno es que esta cuenta de ahorros no tiene límite para la cantidad que puedes ahorrar cada año, como ocurre en la británica.

En Francia:

  • Existen numerosas cuentas exentas de impuestos.
  • Entre ellas se encuentra la Livret A, con la que puedes ahorrar hasta 22 950 euros al año libres de impuestos.

Tu dinero en N26

Ya no tienes excusas: con estos 10 sencillos consejos, puedes ir preparando el bolsillo para tus estudios de forma fácil y sin demasiados apuros. En N26 creemos en gestionar las finanzas de manera sencilla. En nuestros artículos te explicamos sin tecnicismos lo que necesitas saber sobre banca, finanzas y todo lo demás. Es mucho más fácil de lo que piensas.

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen