Volver al blogBanking Basics

La guía de acrónimos para operar en la UE

El mundo bancario puede ser, en ocasiones, muy complicado. Nació para hacerte la vida más fácil, pero con frecuencia acaba convirtiéndose en algo un tanto… incomprensible.

Y es cierto que todos esos acrónimos no lo ponen nada fácil. SEPA, IBAN, SWIFT, BIC… Si no entiendes estos términos (ya de por sí poco claros) probablemente no te sientas capaz de tomar las decisiones acertadas en lo que a tus operaciones bancarias se refiere.

Pero... ¡que no cunda el pánico! En cuanto te pongas manos a la obra, verás que en el fondo son muy fáciles de entender. Te presentamos una guía de acrónimos clave para operaciones bancarias europeas, para entender cómo funcionan y cuál es su significado.


IBAN

¿Qué es el IBAN?

El IBAN, acrónimo de International Bank Account Number, es el código de identificación internacional de una cuenta bancaria. Puesto que cada país cuenta con un sistema bancario propio, en su momento se creó un sistema internacional estandarizado que permitiera hacer transferencias de dinero entre países más fácilmente: el IBAN. En un principio, el sistema se diseñó para los países de la Unión Europea, aunque en la actualidad países como Brasil y Qatar también lo utilizan.

Si tienes una cuenta bancaria en algún país de la UE, tienes un IBAN, lo utilices o no. Esta compuesto por lo siguiente:

  • Los dos primeros son letras e identifican el país de procedencia del banco.
  • Les sigue una serie de números, que se corresponde con un banco y número de cuenta específicos.

Por ejemplo, el IBAN de las cuentas de N26 en España puede empezar por "DE", si abriste tu cuenta antes del 17 de abril de 2019, o “ES”, si la abriste después de esa fecha. Después de los dígitos de control, todos los IBAN van seguidos del código bancario de N26. Los dígitos que aparecen a continuación se corresponden con el número de cuenta bancaria.

Cómo encontrar el IBAN

En ciertos países, como en Alemania, el IBAN normalmente se encuentra impreso en las tarjetas bancarias. Si no aparece en tu tarjeta, como suele ser el caso en países como España, lo encontrarás en cualquiera de tus extractos bancarios. También podrás encontrar el IBAN en tu banca online. Si tienes una cuenta en N26, lo encontrarás en la app en Mi cuenta.


SWIFT y BIC

¿Qué es el código SWIFT?

El SWIFT, acrónimo de Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication, es un código que facilita la realización de transferencias internacionales entre entidades bancarias. La mayoría de transferencias internacionales (de fuera de Europa) se realizan dentro de la denominada «red SWIFT».

Esta se encarga de registrar los códigos BIC, razón por la que a menudo los términos SWIFT y BIC aparecen juntos.

¿Qué es el BIC?

El BIC o Bank Identifier Code es el código identificador de un banco. A diferencia del IBAN, el BIC sirve para identificar una entidad bancaria, no al titular de una cuenta.

Un código BIC suele estar formado por 8 u 11 dígitos. Estos dígitos actúan como identificadores de la entidad bancaria, el país y la ubicación dentro del país en cuestión. En un BIC de 11 dígitos, los tres últimos se utilizan para designar una oficina concreta.

¿Es lo mismo el código SWIFT que el BIC?

Sí, es lo mismo. Es posible que lo encuentres como SWIFT/BIC, SWIFT-BIC, BIC/SWIFT o denominaciones similares. El código SWIFT hace referencia a la organización encargada de regular esos códigos, mientras que el BIC hace referencia al código en sí. En la práctica, significan exactamente lo mismo.

¿Cómo encuentro el código BIC/SWIFT?

El BIC debería estar en el mismo sitio que el IBAN, o bien en la tarjeta bancaria, o bien en un extracto bancario. Encontrarás el código BIC/SWIFT de N26 en cualquiera de tus extractos bancarios o en Mi cuenta tanto en la app móvil como la app web.


SEPA

¿Qué es SEPA?

SEPA, del inglés Single Euro Payments Area, es la zona única de pagos en Europa. Los países de la zona SEPA pueden enviarse dinero a través de un sistema que ha sido creado para superar en eficiencia a la red internacional SWIFT. El objetivo es que realizar pagos dentro de la zona SEPA sea igual de sencillo que realizar pagos a nivel nacional.

¿Qué países forman parte de la zona SEPA?

Todos los países de la Unión Europea forman parte de la zona SEPA, utilicen el euro como moneda o no. Los países restantes de la zona SEPA son Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza, Andorra, Mónaco y San Marino.

En la actualidad, mientras el Reino Unido siga siendo estado miembro de la Unión Europea, permanecerá en la zona SEPA.

¿Qué son las transferencias SEPA?

Las transferencias SEPA son las transferencias de fondos realizadas dentro de la zona SEPA. Están sujetas al sistema SEPA en lugar de al SWIFT, lo que debería traducirse en tarifas transparentes y plazos de recepción de transferencias reducidos.

Para realizar una transferencia SEPA, necesitarás el nombre del destinatario, así como su IBAN. Es posible que también te pidan el BIC.

¿Cuánto tarda en llegar una transferencia SEPA?

Las transferencias SEPA suelen llegar relativamente rápido, aunque pueden tardar algo más de tiempo si se trata de transferencias que requieren conversión de divisas. Por regla general, N26 completa las transferencias SEPA en euros en el plazo de un día hábil.

¿Son gratuitos los pagos SEPA?

Depende. Los bancos pueden cobrar comisiones por las transferencias realizadas en euros siempre y cuando se aplique la misma comisión a las transferencias realizadas en todos los países de la zona (esto también incluye las transferencias nacionales). N26 no cobra comisiones por los pagos SEPA realizados en euros, pero puede que otros bancos sí, así que deberías verificarlo antes. Es posible que te cobren una comisión por el cambio de divisa. Por ejemplo, si haces una transferencia desde el Reino Unido a un país de la Eurozona, puede que tengas que pagar una comisión por la conversión de libras a euros.

Las comisiones que se aplican a los pagos SEPA han de ser transparentes, de modo que siempre deberías poder saber cuánto dinero recibirá el destinatario y cuánto te costará a ti realizar la transferencia.


Puede que, a primera vista, IBAN, SWIFT, BIC y SEPA parezcan un simple popurrí de letras aleatorias, pero todos ellos han sido creados para que sea más sencillo realizar operaciones bancarias. No dejes que un sinfín de acrónimos te desanimen.

Estamos aquí para desmitificar el mundo de la banca. No te pierdas nuestros próximos artículos: en ellos explicaremos y analizaremos conceptos básicos relacionados con la banca (que a menudo son mucho más fáciles de entender de lo que parece).

Artículos relacionados

Creemos que estos te pueden interesar...