socios de negocios que firman un documento en una reunión.

Cómo negociar tu salario: 10 consejos para mejorar la oferta

¿Te preguntas cómo negociar el salario de un nuevo empleo o cómo pedir un aumento? Sigue leyendo y descubre nuestros 10 consejos para conseguir el salario que te mereces.

6 min de lectura

Es importante que sepas cómo negociar el sueldo en una entrevista de trabajo. También es muy útil cuando ya trabajas para una empresa y quieres un aumento salarial. Sabemos que pedir una subida de sueldo o ventajas adicionales a una empresa puede intimidar un poco, pero si no preguntas, es posible que no recibas la remuneración que mereces.

El mercado laboral actual es más dinámico que años atrás, lo que significa que las empresas compiten por conseguir los candidatos que reúnen las competencias idóneas. Para quienes buscan trabajo, supone una ventaja a la hora de pedir una subida de sueldo o un paquete retributivo más amplio. Si te acaban de ofrecer un trabajo y no te contenta del todo la propuesta —o si quieres pedir un aumento en tu empleo actual—, no te preocupes, nosotros te ayudamos. 

En nuestros 10 consejos para negociar tu sueldo te contamos desde cómo gestionar tus expectativas salariales hasta qué puedes hacer para ganar confianza llegado el momento.

Nº 1. Conoce tu valía

Empieza por investigar cuánto cobran las personas que desempeñan cargos similares en otras empresas. Te ayudará a tener una visión más clara del mercado laboral y de la competencia, lo que te dará ventaja a la hora de negociar tu . Los responsables de contratación son una estupenda fuente de información, al igual que plataformas como LinkedIn y Glassdoor. También puedes contactar con familiares o amigos que ocupen puestos de trabajo similares para obtener la información que necesitas de primera mano. Es buena idea hablar con compañeros de trabajo con los que tengas confianza para conocer su opinión.

Nº 2. Habla con concreción 

Lo mejor es que tengas una cifra concreta en mente antes de iniciar la negociación del sueldo, pues le darás a entender al empleador que has investigado y que confías en tu valía como empleado. Como poco, quedará impresionado al ver que tomas la iniciativa. Recuerda que siempre puedes empezar a negociar con un salario más alto del que esperas, y luego acordar una cantidad inferior en caso necesario. 

¡Olvídate de las comisiones con N26 Estándar!

Descubre la cuenta 100 % móvil sin comisiones ni condiciones. Ábrela en 8 minutos desde tu móvil.
Cuenta sin comisiones
Aplicación N26 en smartphone.

Nº 3. Prepara argumentos a tu favor antes de la negociación

Antes de negociar tu sueldo, conviene que recopiles ejemplos contundentes que respalden tus argumentos y demuestren por qué mereces más dinero o un aumento salarial. Dedica tiempo a pensar en tus logros laborales y en las destrezas que puedan beneficiarte en tu nuevo puesto. O quizás tu cargo ha evolucionado en los últimos 12 meses y has asumido nuevas responsabilidades. Intenta poner ejemplos tangibles que demuestren todo lo que aportas. Por ejemplo, puedes mencionar que has conseguido aumentar el volumen de ventas en un 5 % o que recientemente has contribuido al lanzamiento de un nuevo producto. 

Nº 4. Mantén una actitud positiva 

A veces, la clave está en afrontar con confianza las negociaciones de una oferta de trabajo o un aumento salarial. Los empleadores suelen inclinarse por personas simpáticas con las que les gustaría trabajar, así como por quienes demuestran confianza en sus propias habilidades. Durante el proceso de negociación, haz gala de respeto y profesionalidad. A ser posible, intenta no parecer pesimista ni restar importancia a tus expectativas. 

Nº 5. Averigua con quién vas a hablar

Es posible que hables con varias personas durante el proceso de selección o de negociación del sueldo, y que cada una de ellas tenga funciones y prioridades diferentes. Dependerá de la empresa, pero normalmente el equipo de recursos humanos podrá responder a preguntas más detalladas sobre la remuneración total que se te ofrece por el trabajo. Trata de dirigir tus preguntas a las personas competentes; de este modo, obtendrás las respuestas que buscas con mayor rapidez. Si quieres un ascenso en tu trabajo actual, seguramente tendrás que hablar con el jefe. 

Nº 6. Piensa en cómo negociarás tu sueldo

Las negociaciones de salario y de ofertas de empleo pueden hacerse por teléfono, en persona o incluso por email. Siempre que sea posible, aborda el tema del sueldo en persona o por teléfono, para que sea más personal. Si no es posible, o si te sientes más cómodo por email, es importante que prestes atención al estilo y el tono de tus respuestas. Elige palabras que transmitan positividad, empatía y predisposición al diálogo. Es un buen método y demuestra que tienes voluntad de encontrar soluciones. 

¿Estás a gusto con tu trabajo actual, pero te planteas pedir un aumento de sueldo? En ese caso, es mejor empezar las negociaciones de sueldo en persona, sobre todo si tienes buena relación con tu manager y puedes hablarlo sin problemas. Comprueba si tu empresa dispone de evaluaciones periódicas sobre tu desarrollo personal. De no ser así, sería buena idea que solicitaras una.

Nº 7. Habla honestamente sobre otras ofertas

Si has presentado el currículum para otros puestos de trabajo y te han hecho alguna oferta atractiva, habla de ellas honestamente con el responsable de la contratación. El hecho de que otras empresas se interesen por ti aumenta tu poder de negociación y puede dar lugar a una mejor oferta. Hazle saber que es tu opción preferida y explícale qué salario te llevaría a aceptar su oferta en lugar de la ofrecida por la competencia. Ten cuidado si utilizas esta herramienta para negociar el sueldo de tu trabajo actual. Aunque en general es positivo que haya otra empresa interesada en contratarte, no debes planteárselo a tu empresa como un ultimátum. 

Nº 8. Ten en cuenta el paquete retributivo completo

Aunque el salario puede ser el factor más importante para algunas personas, es solo una parte de la mayoría de los paquetes retributivos. Otras ventajas pueden ser, por ejemplo, flexibilidad para trabajar desde casa, un horario flexible, bonificaciones, un seguro médico, vacaciones y descuentos en gimnasios. Según tus circunstancias, estos beneficios pueden ser preferibles a un salario ligeramente más alto; por eso, merece la pena averiguar qué te ofrecen exactamente. También es importante entender tu

Nº 9. Prepárate para responder a preguntas difíciles

No olvides que las negociaciones de sueldo a veces pueden ser algo incómodas. Sin embargo, es mejor asumir que quizá te planteen preguntas difíciles a ir sin prepararte. Podría haber preguntas sobre si estás buscando trabajo en otros sitios y dónde preferirías trabajar en realidad. Responde con honestidad respecto a tu situación, dentro de lo que consideres aceptable y sin sacrificar la privacidad.

Nº 10. Mentalízate de que desistir también es una opción

Si has seguido todos estos consejos para negociar tu salario y la empresa no cede, puedes optar por desistir. Si no te convence la oferta final de la empresa y tus circunstancias actuales te permiten rechazarla, puedes comunicarles amablemente que abandonas el proceso de selección. Aunque sea decepcionante, puedes tomarte la experiencia como ejercicio para negociar tu sueldo en el futuro. 

La situación será diferente si te diriges a tu empleador actual para pedirle una subida de sueldo. Si aún no has empezado a buscar otro trabajo, tal vez te interese quedarte en tu puesto mientras presentas tu candidatura a empleos mejor remunerados. Así tendrás seguridad mientras buscas algo nuevo.

Lo bueno de prepararte para una negociación de sueldo es que puede ser una experiencia positiva que aumente tanto tu nivel de confianza como las cifras de tu cuenta bancaria. Recuerda que siempre debes tener en cuenta el paquete retributivo completo y sopesar su adecuación a tu estilo de vida. ¿Quieres gestionar tu salario de forma fácil y segura? Nuestra está diseñada para que tú lleves las riendas y apoyarte allá donde vayas. Recibir el sueldo directamente en tu cuenta de N26 te ofrece numerosas ventajas, como acceso a la función , la cual te permite llevar un seguimiento de tus gastos y administrarte mejor.

Cuenta sin comisiones N26

Descubre N26 y gestiona tu cuenta en tiempo real directamente desde el móvil.
Cuenta sin comisiones
Una mano elevada que sostiene una tarjeta estándar N26 transparente.

¿Se puede perder una oferta de trabajo por negociar el salario?

Es posible, aunque poco probable. Aunque debes ser prudente y no pedir una cantidad de dinero poco realista, negociar forma parte del proceso. Trata de mantener una actitud positiva y buscar soluciones si recibes un no por respuesta. Además, recuerda tener en cuenta la retribución total, no solo el salario. En general, si lo que pides es razonable, es bastante improbable que una empresa retire la oferta a causa de la negociación salarial.

¿Cómo puedo negociar mi sueldo por teléfono?

Aborda la negociación salarial de forma coherente: muéstrate como una persona positiva, abierta y honesta. No respondas con demasiada rapidez, y deja que sea la empresa la que inicie la conversación. Así te asegurarás de tener una visión completa antes de dar una respuesta, y también tendrás más tiempo para pensar en lo que quieres decir. Recuerda que no tienes que acordar la cifra del salario por teléfono. Haz todas las preguntas que quieras, habla con un tono de voz natural y date tiempo para reflexionar sobre las posibilidades antes de contestar.

¿Es mejor llamar o enviar un email para negociar un salario?

A veces, una llamada telefónica puede ayudarte a formarte una idea clara de la persona con la que negocias y del modo de responder adecuadamente. Sin embargo, en un email puedes enviar una respuesta meditada, por lo que algunas personas se sienten más seguras de esta manera. Tanto si negocias por teléfono como por email, una vez que hayas acordado la retribución, es importante que quede por escrito.

¿Puedo negociar mejores ventajas, además de un sueldo más elevado?

Nunca está de más negociar los paquetes retributivos en su conjunto, más que elementos sueltos o la mera cifra salarial. Piensa en las ventajas y la estructura del trabajo que podrían complementar la oferta salarial. En la negociación del salario, las ventajas variarán en función de tu experiencia, la empresa, el nivel y la función. También tendrás una mejor idea de qué ventajas serían atractivas para ti si ya trabajas para la empresa. Piensa en temas como más vacaciones, primas, un cambio de denominación de tu cargo o reembolsos por gastos de viaje o teletrabajo.

¿Qué debería hacer si la negociación de salario no prospera?

Es importante que valores la opción de rechazar una oferta de trabajo si la retribución total no se adapta a tus necesidades. Si no hay acuerdo sobre el salario, tendrás que decidir si el paquete propuesto corresponde a tu valía. Si, una vez concluida la negociación, no estás conforme con la oferta, busca otra empresa que se ajuste mejor a tus circunstancias. Por otra parte, si crees que la empresa para la que trabajas no reconoce tu dedicación, trata de buscar un puesto más adecuado mientras sigues trabajando, ya que así tendrás la seguridad de disponer de ingresos periódicos hasta que no encuentres un empleo mejor.

Por N26

El banco móvil que se adapta a ti

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen

¿Acabas de llegar a Alemania? Te explicamos en qué consiste la puntuación crediticia y te ayudamos a conseguirla.

Declara por tus inversiones criptomonedas, por el minado de monedas virtuales y por las transacciones con NFTs en tu IRPF sin despeinarte gracias a este post

N26 revela que los clientes españoles ahorran de forma más eficiente que otros europeos, y que las mujeres son más ahorradoras que los hombres. Sigue leyendo para saber más sobre ahorros y gastos.