Audiencia en un festival de musica.

Prepara tu presupuesto para la temporada de festivales

Ir a un festival suele costar mucho más que el precio de la entrada.

7 min de lectura

La llegada del verano implica planes de playa, noches de relax y, por supuesto, festivales de música. Si lo comparas con el precio de un concierto individual, una entrada de día o de fin de semana para ver a muchos de tus cantantes favoritos puede parecer un chollo. No obstante, más allá del coste de la entrada, ir a un festival suele conllevar muchos más gastos de los que cabría esperar. 

Dónde quedarte a dormir, cómo llegar hasta allí, qué vas a comer y beber... Estos son algunos de los gastos con los que contar cuando hagas tu presupuesto para ir a pasártelo de miedo a un festival.

El coste de la entrada del festival puede variar

El primer gasto que te vendrá a la mente será la entrada del festival. El precio de las entradas puede variar en función del cartel, de la popularidad del evento y de la duración del festival. Por ejemplo, la entrada de fin de semana de Coachella en Estados Unidos cuesta unos 500 €, pero estar en el VIP casi 990 €. Lo mismo ocurre con el famoso festival de Bélgica, Tomorrowland, la entrada anticipada de fin de semana cuesta 295 €, la normal 355 €. Además, en la mayoría de los casos, comprar una entrada de día en vez de la de fin de semana suele ser mucho más barato. Potencialmente, también ahorrarás en gastos de alojamiento y de comida y bebida.

Antes de que compres nada, es importante que investigues y compares los precios de la entrada de cada festival y los distintos escalones de precios, y que tengas en cuenta los descuentos de compra anticipada y los posibles gastos adicionales, como las tasas de servicio. Además, en algunos festivales hay descuentos para grupos o programas de voluntarios en los que puedes conseguir una entrada gratis a cambio de ayudar en el festival. Esto puede ser una forma distinta y divertida de ahorrar dinero a la vez que conoces a otros amantes de la música.

El precio del alojamiento

Si vas a ir a un festival de varios días, el alojamiento será uno de los gastos más importantes. Algunos festivales cuentan con zonas de acampada dentro del recinto, a veces hay incluso zonas VIP de glamping. Si el festival no ofrece este servicio, tendrás que buscar el alojamiento por tu cuenta. Cada una de las opciones tiene su precio, así que considéralo bien antes de comprar la entrada.

Dormir en un camping

Muchos festivales tienen zonas de acampada en el recinto donde los asistentes pueden montar sus tiendas. Esta puede ser una opción muy económica, ya que no tendrás que gastarte dinero en un alojamiento fuera del festival. No obstante, ten en cuenta que puede que tengas que pagar por el alquiler de la tienda de campaña, el saco de dormir y esterillas. Si tienes el sueño ligero, ¡hazte también con unos tapones! Estas compras adicionales se van acumulando rápidamente, así que no estaría nada mal que preguntases a algún amigo o familiar si tienen material de acampada para dejarte. 

Dormir en un glamping 

Glamping es la abreviatura de camping glamuroso. Se trata de una experiencia de acampada más lujosa para los festivaleros que prefieran estar más cómodos. Las entradas de festival con glamping suelen incluir una tienda premontada o estructura temporal con comodidades, como camas, electricidad, baño privado y, a veces, incluso servicio de desayuno. Sin embargo, los precios del glamping tienden a ser mucho más elevados que los de un camping convencional. El precio de las entradas puede variar desde unos cientos de euros hasta superar los mil por persona, en función del festival y la exclusividad del alojamiento.

Dormir en autocaravana o en una cámper 

Muchos festivales también tienen zonas para furgonetas cámper y autocaravanas dentro del recinto. Hay zonas para autocaravanas que disponen de tomas de agua y luz que suelen ser algo más caras que las zonas de acampada básicas. Por otro lado, también hay festivales que exigen que los asistentes lleven sus propias provisiones o que utilicen las instalaciones del lugar. ¿Pero sabes cuál es la mejor ventaja de quedarte en una cámper o una autocaravana? Son un espacio acogedor y familiar y, además, son perfectas para esconderte cuando necesitas un descanso de la atmósfera festivalera. 

Sin embargo, el precio varía dependiendo de si la autocaravana es de alquiler o si tienes una propia. Un alquiler de corta duración de una autocaravana puede costar varios cientos de euros, incluso hasta algunos miles. Todo depende del tipo de vehículo y la duración del alquiler.

Alojamiento fuera del festival 

No todos los festivales tienen zona de acampada y, aunque la tuvieran, algunos festivaleros prefieren dormir fuera del recinto para tomarse un descanso de tanto ajetreo. Los precios del alojamiento fuera del recinto varían considerablemente en función de su proximidad al festival, de la ubicación y del tipo de alojamiento. Mientras que los campings más cercanos serán probablemente la opción más barata, los precios de un hostal, hotel y Airbnb varían dependiendo de su tamaño y de las comodidades que ofrecen.

Cómo llegar: los costes de transporte

El transporte es otro de los gastos más importantes que debes tener en cuenta en tu presupuesto para el festival, especialmente si se trata de un viaje largo. Sin embargo, si puedes ir al festival en coche, puedes considerar compartir coche con amigos o conocidos para ahorrar en combustible y aparcamiento. Otra alternativa son las aplicaciones de ridesharing, estas pueden ser una gran opción para compartir gastos de viaje con otras personas que vayan al festival. 

Si puedes ir al festival usando el transporte público, seguramente merezca la pena consultar los precios de los trenes y autobuses. También hay festivales que ofrecen su propio servicio de transporte, como autobuses desde ciertos puntos de recogida. Estos suelen tener un horario fijo y pueden ser una forma práctica y económica de llegar al festival. Echa un vistazo a la página web oficial del festival o contacta con los organizadores para descubrir si cuentan con servicio de autobús y conocer sus rutas y precios.

Ahorra dinero en comida y bebida

Antes de ponerte en camino al festival, te recomendamos que hagas un presupuesto para comida y bebida. Muchos festivales tienen una gran variedad de puestos de comida, tiendecitas y demás negocios, que suelen ser algo caros. Si quieres evitar gastar de más, consulta de antemano la web del festival o sus redes sociales e infórmate sobre las opciones de comida y sus precios. Una vez hecho esto, puedes hacer una estimación de tu gasto diario y multiplicarlo por el número de días que estarás en el festival. De esta forma, tendrás un presupuesto aproximado para comida y bebida.

También te recomendamos que planees algunas comidas y te las lleves de casa, ya que podrías ahorrarte un buen pellizco. Además, hay ciertos snacks que no ocupan nada y que te ayudarán a mantener el hambre a raya como, por ejemplo, sándwiches, frutos secos, barritas de cereales y fruta. Así no dependerás únicamente de los puestos de comida del festival. Y una cosa más: hidratarse durante el festival es crucial. Mira si ofrecen agua gratuita y si está permitido entrar al recinto con botellas rellenables. Si es así, tráete tu propia botella y asegúrate de beber mucha agua. 


Tu dinero en N26

N26 te ofrece una forma de gestionar tu dinero simplificada y sin estrés. Con Espacios, puedes crear varias subcuentas de ahorro, cada una vinculada a uno de tus objetivos de ahorro, por lo que te resultará más fácil alcanzar tus objetivos financieros. Además, gracias a las notificaciones push instantáneas, estar al tanto de tus finanzas es muy sencillo, ya que recibirás un mensaje cada vez que entre o salga dinero de tu cuenta. Por otra parte, la funcionalidad de Estadísticas te ayudará a entender mucho mejor tus hábitos de gasto, y siempre podrás consultar un resumen mensual donde podrás comprobar el estado de tu cuenta bancaria en un pispás. Encuentra la cuenta más adecuada para ti hoy mismo.

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

Enamórate de tu banco

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
Una novia y un novio rodeados de asistentes a la boda.

Cómo disfrutar de la temporada de bodas sin caer en bancarota

El outfit, el regalo, el transporte, el alojamiento, la recena... Las bodas nos dejan con resaca emocional y económica. Hoy te explicamos cómo recortar sin perderte nada.

Una persona con un gato en un sofá rosa.

En solitario, con amigos o con mascotas: vive San Valentín a tu manera

Sea cual sea tu situación sentimental, te explicamos cómo puedes celebrar el amor este San Valentín.

Un grupo de amigos sentados afuera al lado de flores.

Cómo empezar a ahorrar en grupo

Ahorrar para algo nuevo puede ser difícil, pero tener un objetivo de ahorro compartido puede aumentar la motivación... ¡y ser más divertido!