Nuestra licencia bancaria cumple 2 años. ¡Felicidades! - N26 Blog.
Volver al blogN26, el Banco Móvil

Contra todo pronóstico: el camino para obtener nuestra licencia bancaria

Nunca olvidaré el 8 de abril de 2015. Ese día cerramos nuestra ronda de financiación Serie A por 10 millones de dólares, aquí en N26. Pero hubo algo más, algo crucial, que también ocurrió ese día: los fundadores de N26, Max y Valentin, vieron que el producto encaja muy bien en los mercados en los que estaba presente, y decidieron solicitar la licencia bancaria europea.

Sabíamos que para repensar y cambiar de forma sostenible una industria sería imprescindible tener el control sobre una mayor parte de la cadena de valor. Estaba claro que la licencia sería clave para seguir empujando la innovación, y que nos permitiría desarrollar e implementar las tecnologías más vanguardistas, lanzar nuevos productos de forma ágil y ser mucho más flexibles de cara a la internacionalización. Así que cuando Max y Valentin me preguntaron si quería encargarme de liderar el proyecto para obtener la licencia, recuerdo que no me pudo hacer más ilusión y rápidamente acepté para embarcarme en este reto de construir un banco.

No éramos ni 20 empleados, y estábamos todavía en la primera oficina en el barrio de Mitte de Berlín, en la avenida Unter den Linden (y esta oficina ya se había quedado pequeña para nosotros). En Alemania en los últimos años se habían aprobado solo un puñado de licencias bancarias, así que para nosotros, como os podéis imaginar, este proceso era algo completamente nuevo. En cuanto tuvimos una visión global sobre lo que necesitábamos para llevar a cabo el proyecto, estuvo claro que era imprescindible contar con un equipo de expertos que construyesen y dirigiesen el banco. Markus Gunter, el antiguo CEO de uno de los bancos más grandes de Alemania, fue el primero en unirse a nuestro equipo como Managing Director de lo que después sería N26 Bank.

Markus y un pequeño grupo de expertos y consultores nos ayudaron con la solicitud de la licencia y se encargaron de liderar la primera reunión introductoria con el regulador aleman BaFin. La solicitud tenía unas tres carpetas de grosor, y nunca olvidaré la contrarreloj antes de entregarla. Esos últimos días se caracterizaron por una minuciosa corrección constante, que duró hasta altas horas de la noche. Cada documento debía ser impreso, ordenado y organizado con cuidado, y preparamos varias versiones para enviar a diferentes reguladores alemanes.

Nada más entregar la solicitud recibimos preguntas que requerían mucha profundidad para responder, y que debíamos clarificar por escrito y en reuniones presenciales. Estábamos muy contentos de satisfacer cualquier duda de los reguladores alemanes, y muy felices de estar a punto de dar el siguiente paso: nuestra solicitud había sido enviada al Banco Central Europeo para las comprobaciones finales.

Por aquel entonces crecíamos cada mes a un ritmo de 10.000 nuevos clientes, y queríamos lograr la licencia cuanto antes. Estábamos preparados para aprovechar cualquier oportunidad que se nos presentase para acelerar el proceso. Recuerdo la llamada del Banco Central Europeo un viernes por la tarde. Si queríamos avanzar en el proceso de forma rápida debíamos responder por escrito a una gran cantidad de preguntas antes del lunes por la mañana. Un grupo de compañeros trabajamos todo el fin de semana y, sorprendentemente, unos días después recibimos la licencia bancaria. Llegó primero un PDF por correo electrónico, firmado por Mario Draghi, el presidente del BCE.

Esto fue el día 18 de julio de 2016. Y ese día fue un punto de inflexión en la historia de N26.

Blog2years

Echando la vista atrás, el proyecto refleja la historia de muchas pequeñas empresas y start-ups que han logrado algo grande. Lo primero que escuchas son mensajes de “nunca lo conseguiréis” y “no es posible”. Todo el mundo te explica lo difícil que es e intentan desanimarte de forma activa. Pero, aunque siempre debamos estar abiertos a críticas constructivas, hay opiniones que a veces deben ser ignoradas. El éxito de un proyecto depende en gran medida de quien lo pilote.

En los últimos dos años la licencia bancaria nos ha ayudado a crecer hasta superar el millón de clientes en Europa, y nos ha permitido estar presentes en 17 mercados, siempre mejorando y ampliando nuestra oferta de producto.

Alex Weber, Head of International Markets

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen