Ilustración del seguro de salud.

Cómo conseguir el seguro médico en Alemania

Resolvemos las principales dudas sobre el seguro médico: privado o público, para autónomos y como estudiante.

6 min de lectura

El sistema sanitario de Alemania es conocido por ser muy solvente y tener un número muy alto de personas aseguradas. De hecho, el seguro médico es obligatorio para todos los residentes, incluyendo trabajadores autónomos y estudiantes. Por eso, esta será una de las primeras gestiones que tendrás que realizar nada más llegar a Alemania. Aquí te explicamos qué seguros médicos existen en Alemania y cómo funcionan.

Seguro médico público

El seguro médico público del Estado alemán, llamado Gesetzliche Krankenkasse, es el que cubre a la gran mayoría de los residentes del país. Si tus ingresos brutos son menos de 62.550 € anuales (es decir, menos de 5.212,50 € al mes), es obligatorio estar cubierto por el seguro público; solo tienes que elegir a la empresa proveedora. Las tres aseguradoras más populares son la TK (Techniker Krankenkasse), AOK y Barmer GEK. Los beneficios de las tres son prácticamente idénticos, pero la TK tiene soporte en inglés y se recomienda especialmente para expatriados. 

Sea cual sea la aseguradora que elijas, te proporcionará una tarjeta sanitaria (Gesundheitskarte) con un chip, parecida a una tarjeta de crédito, que tendrás que presentar cada vez que vayas al médico. 

Cada aseguradora cubre una lista básica de cuidados médicos en los que se incluyen el médico de familia, visitas, certificados de baja, inmunización, recetas, tratamiento en hospital y diagnósticos, entre otros muchos más servicios. Como norma general todos los tratamientos son gratuitos, pero algunos servicios adicionales pueden ser de pago. Por ejemplo, puedes acudir al dentista de forma gratuita por temas de salud dental, pero si quieres hacerte una limpieza tendrás que pagártela tú. Este tipo de copago se está convirtiendo cada vez más común en un intento de sostener esta gran red sanitaria mientras se mantienen los costes bajos.

El precio que tendrás que pagar por tu seguro médico dependerá de tu salario bruto y el coste se suele dividir entre tu empresa y tú, quedándose a pagar una media del 8 %. Además, tu seguro médico cubre también a tu familia directa (pareja e hijos hasta cierta edad). Esta es la solución más simple que funciona para la mayoría de la gente, especialmente para quienes trabajan para una empresa que les gestiona todo el papeleo.

La cuenta bancaria que te ayuda a controlar mejor tu dinero

Gasta y ahorra a tu manera con una cuenta bancaria que se adapta a ti. Descubre una forma fácil y segura de gestionar tu dinero directamente desde tu smartphone.
Conseguir cuenta Smart (pestaña nueva)
Smart Hero (ALL EU) Text/Media Intro.

Seguro médico privado

El seguro privado, llamado Private Krankenversicherung, solo es una opción para quienes tengan un ingreso bruto mayor de lo mencionado antes: 62.550 € anuales (o más de 5.212,50 € al mes). También puedes solicitarlo si eres freelancer, autónomo residente o si trabajas a tiempo parcial cobrando menos de 450 € al mes.

Por lo general, no vale la pena optar por un seguro médico privado si realmente no lo necesitas, porque luego será más complicado si quieres solicitar el seguro público en el futuro. Además, el seguro privado es más caro que el público y no se basa en tus ingresos sino en tu perfil de riesgo. Por ejemplo, una persona mayor normalmente pagará más por su seguro que una persona joven.

Las ventajas de un seguro privado son tener una mayor cobertura, poder ir a clínicas privadas o concertadas, y la cobertura de tratamientos alternativos, gafas y lentillas, entre otras cosas (dependiendo de la aseguradora). Los médicos y los hospitales reciben un pago extra por dar servicio a pacientes con un seguro médico privado, con lo que aumentan las posibilidades de encontrar un médico que hable tu idioma en estas clínicas. También puedes elegir un plan mucho más flexible que con un seguro público, donde se incluyan los servicios que buscas y se ajuste a tu presupuesto.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los contratos de estos seguros casi siempre están escritos en alemán. Además, muchos de los servicios tienes que pagarlos de tu bolsillo y después pedir un reembolso con un formulario que, con toda seguridad, estará también en alemán.

Seguro privado suplementario

Este seguro es un punto medio entre los dos anteriores. Si ya tienes un seguro público de salud, puedes sumarle un seguro adicional llamado Krankenzusatzversicherung, que cubre hospitalización, atención ambulatoria y tratamientos dentales.

Por ejemplo, tu seguro médico público incluye revisiones dentales, pero no tratamientos de higiene o estética; si le añades un seguro adicional, lo tienes todo. Y lo mismo aplicaría si prefieres tener una habitación privada en caso de que tuvieran que hospitalizarte.

Hay seguros médicos adicionales para casi todo: salud, viaje, accidentes, discapacidad, etc. Y existen miles de empresas que se dedican a esto por toda Alemania.

Gestiona tu presupuesto

Tenemos las mejores funcionalidades para ayudarte a recuperar el control de tu dinero.
Descubre como ahorrar

Conseguir el seguro médico para empleados de una empresa

Esta es la forma más fácil de estar asegurado. Si ganas menos de 62.550 € anuales, estarás automáticamente inscrito en el sistema público de salud alemán. Tu empresa completará todo el papeleo con tu ayuda, y ese será el momento en el que tengas que elegir a tu empresa aseguradora.

El importe de tu seguro médico se descontará cada mes directamente de tu nómina. Incluso si ganas más de 62.550 € anuales y decides optar por un seguro privado, tu empresa también se encargará de solicitarlo.

Cómo solicitarlo para freelancers y autónomos

Si eres freelancer o trabajas por cuenta propia, tienes que realizar los siguientes pasos:

1. Decidir si quieres un seguro público o privado (en función de tus opciones).

2. Elegir una aseguradora y rellenar el formulario adecuado en su página web con la siguiente información:

  • Nombre, dirección y nacionalidad;
  • nombre del puesto de trabajo y fecha de comienzo;
  • datos sobre tu anterior aseguradora (en caso de haber tenido ya una en Alemania).

3. Envía el formulario relleno a la dirección que te indiquen (suele estar escrita en el propio formulario).

4. Envía una foto reciente de tamaño carnet (la que estará en tu tarjeta sanitaria).

5. Gestiona la domiciliación para que se cobre automáticamente de tu cuenta bancaria.

Si eliges un seguro privado tendrás que elegir un plan particular, cuyo coste puede variar según su cobertura y tu salud. Solo se recomienda elegir un seguro privado si eres joven, saludable y no tienes pensado vivir permanentemente en Alemania.

Envía 💸 al extranjero

Haz transferencias internacionales desde tu cuenta de N26 de forma fácil, rápida y segura.
Transferencias internacionales con N26

Solicitar el seguro médico como estudiante

El proceso para solicitarlo como estudiante es similar al de freelancers o autónomos, la diferencia está en el formulario que tienes que rellenar y en que las cuotas para estudiantes son considerablemente más bajas. Consulta en la secretaría o en la oficina de estudiantes internacionales de tu universidad antes de proceder:

1. Decidir si quieres un seguro público o privado (en función de tus opciones).

2. Elegir una aseguradora y rellenar el formulario adecuado en su página web con la siguiente información:

  • Nombre, dirección y nacionalidad;
  • nombre del puesto de trabajo y fecha de comienzo;
  • datos sobre tu anterior aseguradora (en caso de haber tenido ya una en Alemania);
  • información sobre tu universidad (estudios en los que te has matriculado y la fecha prevista de tu graduación);
  • información sobre si tienes previsto trabajar durante tus estudios, o quién financiará tus estudios.

3. Envía el formulario relleno a la dirección que te indiquen (suele estar escrita en el propio formulario).

4. Envía una foto reciente de tamaño carnet (la que estará en tu tarjeta sanitaria).

5. Gestiona la domiciliación para que se cobre automáticamente de tu cuenta bancaria.

Si eliges un seguro privado tendrás que elegir un plan particular, cuyo coste puede variar según su cobertura y tu salud. Solo se recomienda elegir un seguro privado si eres joven, saludable y no tienes pensado vivir permanentemente en Alemania.


Mudarse a Alemania supone tener que lidiar con un montón de papeleo y burocracia; pero, por suerte, abrirse una cuenta bancaria no tiene por qué ser otro obstáculo. Con N26 puedes abrir una cuenta bancaria alemana en pocos minutos y desde el móvil. Solo necesitas tu móvil, conexión a internet y una dirección en Alemania; sin Anmeldung. Y al obtener un IBAN alemán, no tendrás que preocuparte a la hora de pagar tus facturas o domiciliar recibos pagos. Además, con N26 no hay comisiones ocultas ni tampoco necesitas hablar alemán, ya que tenemos Atención al Cliente en 5 idiomas, entre ellos el español, igual que en la app.

Artículos que coinciden con la temática

Por N26

Enamórate de tu banco

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen
El skyline de Munich.

Ser expatriado en Múnich: Todo lo que debes saber antes de vivir en la ciudad bávara

Irse a vivir a Múnich puede ser toda una aventura. Sírvete de esta guía para empezar con buen pie tu nueva vida en la capital Bávara.

Vista del ayuntamiento de Hamburgo.

Ser expatriado en Hamburgo: Guía con todo lo esencial para mudarte en la ciudad hanseática

Irse a vivir a Hamburgo puede ser toda una aventura. Sírvete de esta guía para empezar con buen pie tu nueva vida en la ciudad hanseática.

Skyline de Frankfurt.

Ser expatriado en Frankfurt: Guía con todo lo esencial para vivir en la metrópoli financiera

Irse a vivir a Frankfurt puede ser toda una aventura. Sírvete de esta guía para empezar con buen pie tu nueva vida en la metrópoli financiera.