how to save money in university image with a mirror ball and pink background.
Volver al blogEstudiantes

Los mejores consejos para ahorrar durante la universidad

La vida estudiantil está llena de altibajos, y uno de los retos más difíciles es ahorrar dinero durante la universidad. ¿No sabes por dónde empezar? Esta guía te muestra unas cuantas técnicas para ayudarte salir adelante con poco dinero. Spoiler: hay formas mucho más efectivas que comer pasta con tomate frito todas las noches.

1. Ahorra dinero reduciendo tus gastos diarios

Reducir drásticamente tus gastos del día a día es una forma muy efectiva para ahorrar dinero en la universidad. Si quieres aumentar tus fondos, es importante que reconozcas la necesidad de prescindir de lujos. La comida es esencial para la supervivencia, pero cenar en restaurantes con estrellas Michelin una vez por semana o pedir comida a domicilio todas las noches puede dejarte en números rojos sin que te des cuenta. En cambio, si eres prudente al hacer la compra en el supermercado y te prepararas tu comida en casa, podrás reducir mucho tus gastos semanales. Si prestas atención al dinero que gastas, podrás desarrollar unos buenos hábitos financieros que te beneficiarán de cara al futuro:

Compra en grandes cantidades en supermercados baratos

Es habitual que los supermercados convencionales, los establecimientos de compra a granel y las tiendas sin desperdicios ofrezcan descuentos al comprar grandes cantidades. Esto es muy útil si vives solo, ya que podrás preparar tu comida en casa y tendrás de sobra para unos cuantos días.

Busca recetas baratas para estudiantes y cocina grandes porciones

Olvídate de comer fuera a todas horas. Prepara tu propia comida y divide las porciones en tápers que te durarán varios días en la nevera, o incluso más si los congelas. Así, siempre tendrás comida lista cuando te entre el hambre y no caerás en la tentación de gastarte más de la cuenta pidiendo comida para llevar. Por ejemplo, en la mayoría de los países de la UE, con 2,50 € puedes preparar cinco porciones de chili básico, pero sabroso, con los siguientes ingredientes:

  • 500 g de alubias rojas
  • 1 kg de zanahorias
  • 1 kg de cebollas
  • 500 g de salsa de tomate
  • 500 g de arroz

Compra marcas blancas para ahorrar dinero

En la actualidad, la calidad de los productos de marca blanca es tan alta como la de las grandes marcas. De hecho, ahora las marcas propias de los supermercados representan el 41% de las ventas en el Reino Unido, el 36% en Alemania, el 42% en España y entre el 27 y el 32% en otros países de la UE.

Si comes fuera, aprovecha los descuentos para estudiantes

Muchos restaurantes y cadenas populares ofrecen descuentos en determinados días de la semana. Invierte en una tarjeta de estudiante y presta atención a las ofertas. Por ejemplo, ¿sabías que el restaurante del Hard Rock Café ofrece un 20% de descuento para estudiantes en la mayoría de ciudades de la UE?

Ahorra dinero recortando pequeños gastos diarios

Los granos de arena hacen montañas. Por ejemplo, el precio medio de un café en Starbucks son 3,75 €. A priori, tomarse un café al día no parece excesivo. Sin embargo, si te lo saltas y te lo preparas en casa ahorrarías 26,25 € a la semana, 105 € al mes ¡o 1260 € al año!

Ahorrar dinero recortando tus gastos en comida y bebida es un buen comienzo. Pero no te limites a esto y aplica la misma filosofía a otros ámbitos.

Reduce tu gasto en transporte público

¿Usas el transporte público a menudo? Solicita un descuento para estudiantes. Si estás estudiando en la universidad en una de estas ciudades, tu condición de estudiante te permite viajar con las siguientes tarifas:

  • Londres: 172 £ al mes
  • Ámsterdam: 97,50 € al mes
  • Berlín: 63,42 € al mes o 180 € por un abono semestral
  • París: 75,20 € al mes
  • Roma: 53 € al mes
  • Madrid: 20 € al mes hasta los 25 años.

Si quieres reducir tus gastos a cero, puedes establecer una nueva rutina e ir a la universidad andando o en bicicleta (si no te queda demasiado lejos, claro).

Compra ropa de segunda mano

  • Una tarjeta de estudiante está muy bien para conseguir descuentos, pero si estás tratando de ahorrar dinero, vas a tener que conformarte con marcas más baratas.
  • Compra en tiendas vintage y de segunda mano.
  • Vende regularmente las prendas que ya no uses y ahorra el dinero que saques, o utilízalo para comprarte nuevas prendas.

Deja el gimnasio y haz ejercicio al aire libre

Si te apuntas a un gimnasio, busca opciones fuera del campus hasta encontrar una opción más barata. Si puedes, lo mejor es que hagas ejercicio en un parque local y te ahorres la cuota del gimnasio por completo. Además, hay muchos clubs deportivos a los que puedes unirte gratis y que son una oportunidad estupenda para hacer nuevos amigos.

2. Ahorra dinero en el alojamiento y las facturas

La forma más fácil de ahorrar una gran cantidad de dinero durante la universidad es vivir en un piso compartido de estudiantes en lugar de en un apartamento privado. Puede que eches de menos tener tu propio espacio y que tengas que ponerte tapones en los oídos algunas noches ruidosas. Sin embargo, compartir piso no solo te permite relacionarte con tus compañeros, sino que también podréis cocinar juntos y dividir los gastos de Internet, electricidad y calefacción.

Otro aspecto a tener en cuenta es la ubicación de la universidad en sí. Por lo general, en las principales ciudades de la UE una habitación en un piso compartido cuesta un tercio de lo que costaría un apartamento privado, pero los precios varían según la ubicación. Estos son algunos promedios:

  • Lisboa: 306 € al mes
  • Madrid: 428 € al mes
  • Barcelona: 405 € al mes
  • París: 607 € al mes
  • Berlín: 463 € al mes
  • Roma: 475 € al mes
  • Londres: 680 € al mes
  • Ámsterdam: 522 € al mes

3. Ahorra dinero reduciendo la factura de tu móvil

Mantener el contacto con tus amigos y familiares de tu ciudad natal, organizar reuniones, gestionar tus finanzas, revisar las redes sociales… en la era digital, los teléfonos móviles son esenciales. En eso estamos de acuerdo todos los millenials. No obstante, si pretendes ahorrar dinero durante la universidad, recortar lo que te gastas en móvil es una buena opción.

Los contratos de telefonía móvil no suelen ser baratos. Canadá tiene la tarifa media más alta de todo el mundo (50 € al mes). Sin embargo, algunos países de la UE no se quedan atrás, incluidos Suiza (<(42 €), Francia (40 €), Holanda (35 €) y España (30 €.) Selecciona el plan más básico que haya disponible y adopta los siguientes hábitos para reducir el uso de datos:

  • Elige apps que usen wifi para hacer videollamadas y enviar mensajes, como WhatsApp.
  • Evita llamar o enviar mensajes de texto a números extranjeros.
  • Aprovecha para descargarte podcasts, música o vídeos mientras estés conectado al wifi.
  • Trata de no ver contenido en streaming mientras estés usando los datos móviles.
  • Benefíciate de las ofertas para estudiantes que ofrecen la mayoría de proveedores.
  • Cómprate un teléfono de segunda mano y apúntate a una tarifa barata con solo SIM.

4. Márcate un presupuesto para sacar mayor partido a tu dinero

A veces, nuestras emociones nos llevan a hacer compras impulsivas, pero los números no mienten. Un presupuesto básico te permitirá controlar tus ingresos y gastos, teniendo en cuenta el alquiler, los gastos diarios y otras categorías. Así podrás tener más claro cuánto te puedes gastar cada semana, verás qué artículos son esenciales y de cuáles puedes prescindir y te darás cuenta de qué actividades sociales merecen la pena.

¿La idea de mantener actualizada una hoja de cálculo con tus transacciones te da escalofríos? ¡No te preocupes! La cuenta bancaria gratuita de N26 también puede ayudarte a organizar tus fondos, todo en una misma app. Además, con Espacios dispones de una función que te permite crear subcuentas para establecer objetivos de ahorro y fomentar unos mejores hábitos financieros.


Tu dinero en N26

Queremos que todo el mundo entienda cómo gestionar sus finanzas de la mejor forma. Por eso te ofrecemos una serie de artículos que aclaran los conceptos básicos del dinero, la vida estudiantil y otros aspectos relacionados con las operaciones bancarias. Ser un pro de las finanzas es más fácil de lo que parece ;)

Artículos relacionados

Puede que estos artículos también te interesen